Archivo de ‘Sin categoría’ Categoría

De ‘Mi marido me pega’ a ‘Sé que la mataré’

DOCU_IDEAL

1991
‘Mi marido me pega’
Yo estaba ahí.
Aparecía Martes y 13 en uno de sus exitosos números en los que, disfrazados y con imitaciones sin iguales, nos hacían partir a todo el país en Nochevieja. De igual forma nos partimos por el eje cuando se arrancaron con el titulado ‘Mi marido me pega’. Una burla cruel y entonces graciosísima de una víctima de malos tratos.

Años después, en torno a 1998, en Madrid, volví a ver el numerito y me quedé petrificado. Me resultó una burrada inigualable pero pensé que no era más que un fiel reflejo de la conciencia social de un país y de, menos mal, cómo había cambiado. El numero sería entonces, y ahora, directamente impensable.

1987
‘Sé que la mataré’
Yo estaba ahí
La mítica canción de Loquillo y los Trogloditas fue un éxito rabioso. Diez años después, cuando la conciencia empezaba a fraguarse sobre la violencia de género en este país, los movimientos feministas la tacharon de sucia y desapareció hasta que, otros diez años después, ya en 2007, se reivindicó como espejo de una época (leer el link con el debate).

2014
‘Sé que la mataré’
Yo estaba ahí
Febrero y un pabellón de deportes de Granada hasta los topes grita y se desgañita mientras al bajo un jaenero arranca que te mueres. Todo el mundo grita “Sé que la mataré”, pero todos pensamos que es un himno contra la violencia de género y contra los cabrones maltratadores. Es un grito de rabia permanente contra la injusticia y para que no se nos olvide nunca que hay mujeres muertas de miedo a las que tenemos que cuidar y que ayudar.

2014
‘Tengo miedo, Javi’
Yo estaba ahí
(Y seguiré estando siempre)
Abril. Tenía la tez palida en plena primavera. Ojeras y venas verdes asomaban por una piel transparente y al mismo tiempo erizada. Las palpitaciones se notaban desde antes de que llegara a la cita. La tía más bien plantada que conocía era la más delicada, débil y atemorizada, que disimulaba con sus máscaras y sus mentiras. Una última patada en la espalda delante de sus pequeñas hijitas fue la gota que colmó el vaso del dolor, de la rabia, de la impotencia y del fracaso. Y se largó. Cuando llegó solo acertó a decir:
-‘Tengo miedo, Javi’

Hoy se ha conocido que en Granada diez mujeres denunciaron al día durante todo el año 2014 algún episodio de malos tratos y violencia género que, además de lo brutal de la cifra, me lleva a reflexionar con mi compañero Daniel Roldán, lo siguiente: El incremento de las denuncias en 2014 en España se puede estudiar de dos maneras: la positiva, que hay más mujeres que denuncian; la negativa, que hay más casos de violencia de género en España.

En el camino me parece que la educación y la conciencia de la sociedad, junto a todo tipo de recursos en medios materiales, humanos y montones de dinero son necesarios para combatir un mal oculto durante muchos años y también ahora.

Si tienes alguna duda, no quieras convencerte mirando dentro de los ojos de mi amiga una noche como aquella.

CRÉDITOS
La fotografía es del compañero Fran Gavilán de un acto durante la celebración del Día Internacional de la Violencia contra las Mujeres en Almería.

Rueda Jimmy Jazz por el Ayuntamiento

Rueda Jimmy Jazz
Es un 6 de diciembre del año 2005. Fiesta. El retén de guardia de la Policía Local abre las puertas del Consistorio, cerrado a cal y canto. Son de madera noble, elegantemente talladas. También son enormes, espigadas, monumentales. Da un respingo entrar en el Ayuntamiento un día festivo y saber que no hay nadie dentro.

Tres personas traspasamos el umbral y nos dirigimos a uno de los despachos del grupo municipal socialista. Años después volveré a hacerlo en lo que será ya para siempre imagen de mi vida, pero eso, es otra historia.

Caminamos aquel día por el vestíbulo y el patio central estaba tan silencioso este Día de la Constitución que por un instante pareció despertarse al sentirse visitado.

Chema Rueda, son las diez de la mañana, no ha tenido ningún inconveniente en dejarse entrevistar por mí, aunque lloviera, fuera fiesta y el Ayuntamiento estuviera cerrado. El curro es el curro. Y el suyo es la política.

La tercera persona que nos acompaña acaba de cumplir un año y se llama Andrés. Mi hijo, que en su carrito, duerme ajeno a los tratos que mantenemos Chema y yo.

No sé qué imágenes cruzaron por la cabeza de Chema Rueda el día que decidió dejar de volver a ser concejal del Ayuntamiento de Granada al no presentarse en la lista del PSOE de estas próximas elecciones municipales de mayo de 2015, pero quiero pensar que esta, que ocurrió hace diez años, puede ser una de ellas: El propio Chema, el Barrera (como me llama) y mi bebé Andrés en su carrito, entrando en festivo en el Ayuntamiento para currar.

Tres horas y un biberón después, este periodista había entendido el POTA, el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, es decir, un PGOU pero a lo bestia, y se disponía a entrevistar por la tarde al actual subdelegado del Gobierno, Santiago Pérez, entonces concejal en Guadix; y al arquitecto y urbanista Juan Carlos García de los Reyes. Ahora que lo pienso, los tres, Chema, Santi y Juan Carlos, de la comarca accitana.

El resultado de las enseñanzas de Chema y de las declaraciones de Santi y Juan Carlos me permitió escribir una apertura para el diario IDEAL sobre las implicaciones del POTA en la provincia, que lució a cinco columnas en la portada. Gracias.

La anécdota, la rescato ahora, como me enseñó Enrique Meneses, para dar fuerza al relato, credibilidad al texto, para que el lector atraviese con nosotros ese patio del Ayuntamiento.

La anécdota, describe al personaje. Dice de Chema Rueda que es todo pundonor. Es todo honradez. Es todo trabajo. Sin necesitar haber sido bendecido por todo lo superfluo que conlleva el glamour o el carisma, nunca he vuelto a entrar en el grupo municipal socialista y lo he pillado con la cabeza levantada. Siempre, cabeza gacha y al teclado. Puede ser casualidad, pero el caso que nos ocupa es que siempre le he pillado tecleando.

Tenemos entonces Chema y yo nuestras reglas. Y también nuestro saludo:

-Imponiendo los nombres de las listas, ¿compañero?
-Imponiendo las listas, Barrera
-Buenos días, Chema
-Buenos días

Y a seguir currando hasta que el trabajo está terminado.

Una vez quedamos para irnos de cañas. Una en diez años. También tiene su mérito. Tapeamos con fruición y pagamos a medias, como está mandado. Nos bajamos una botella de vino y coronamos el día con un gin tonic. No salimos del Realejo. Me contó de todo, cosas bonitas y feas, sabores dulces y amargos. Proyectos que quería que salieran y compromisos con los suyos. Me puso a parir a unos y abrazó a otros. Meses después, todo lo que me contó se ha revelado cierto, lo que sigue describiendo al personaje.

Diez años de relación profesional dan para cientos de posts. De cuando me pidió ser testigo al haber sido denunciado por insultar a la Policía Local, hasta cuando me explicaba las familias socialistas granadinas, no en vano es el secretario general del PSOE en Granada, algo como lo de antes del POTA, pero en extracomplicadísimo.

Pero, ajeno a la política y al periodismo, lo que más voy a echar de menos en mi día a día es al Chema que piensa Granada como yo la conocí. Chema defiende una Granada diversa y única, lejos, lejísimos, de la cultura oficial que sale del equipo de gobierno del PP. Compartimos la misma generación y vivimos, jóvenes, esa Granada que no cerraba, sin botellón, con música en directo en los bares y barullo por doquier.

Una Granada abierta 24 horas en la que se entraba y se salía y que atesora lo mejor de la cultura española de nuestros días, desde el Pop de Los Planetas hasta el cómic del increíble Guarnido. Una Granada en la que actuaban Lou Reed, Patti Smith y Van Morrison y que cuando todavía no había nacido Internet para el público la MTV recomendaba el Espárrago Rock como el primer festival de música independiente de Europa.

Todo eso pasaba en Granada y por eso Chema se creyó, probablemente, el trabajo del que más orgulloso puedo estar, reconocer la labor de un tipo inglés llamado Joe Strummer en la ciudad de Granada y en sus gentes. Fue Chema quien solicitó oficialmente que una calle o plaza de Granada llevara el nombre del músico de The Clash para recordar lo que había sido hace apenas una década Granada y, lo más importante, lo que es y seguirá siendo gracias al pulso creativo de todo lo que nace y vive en sus calles.

Chema no estará a partir de mayo cruzando con paso ligero y firme ese vestíbulo que cruzáramos hace ya diez largos años un 6 de diciembre, pero muchos sabemos que Rueda el espíritu de Jimmy Jazz por el Ayuntamiento. El que concilia el compromiso político por construir una Granada como siempre ha sido. Y eso está bien.

¡Chop Chop!

CRÉDITOS
10 de julio de 2013. Susana Díaz, candidata a las primarias del PSOE andaluz, es saludada por miembros del partido y simpatizantes en su visita a Granada. En la imagen junto a José María Rueda y Francisco Cuenca. Foto González Molero

Granada: Grafitis a la luz del día

20141213_GM_GRAFITTY_007

La plataforma Granada Design Wall, que reivindica el arte urbano en todas sus disciplinas, ha iniciado este pasado sábado la andadura de su plataforma con la elaboración de un grafiti de 120 metros cuadrados para apostar por nuevos artistas y difundir sus obras.

Una docena de grafiteros nacionales e internacionales decoran desde la mañana del sábado los 120 metros de muros que rodean una piscina de Granada para ofrecer visibilidad al arte más allá de los formatos clásicos.

La iniciativa, organizada por Escuela Arte Granada, cuenta con la colaboración de artistas de proyección como Chapuone, McapMonsta, Sammy Gonza, Besk, Busco, LSKW, Kalama y Sake, con cuyo arte pretenden fomentar nuevas disciplinas y promocionar el talento de jóvenes artistas.

El coordinador de la iniciativa, Daniel Cabezas, ha detallado a Efe que la plataforma arranca con un grafiti al que se sumarán un concierto de pop y nuevos bailes en enero y otras actividades para dar visibilidad a nuevas tendencias como la performance, esculturas ejecutadas con materias alternativos o danzas modernas y dar a conocer a artistas locales.

20141213_GM_GRAFITTY_020

CRÉDITOS
La nota es de la Agencia EFE (Ampliaremos)
Las fotografías son de González Molero

Zona Norte: El rollo que no cesa

Cartuja01

Escribe MIguel Hernández:

¿No cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal más fresco se marchita?

¿No cesará esta terca estalactita
de cultivar sus duras cabelleras
como espadas y rígidas hogueras
hacia mi corazón que muge y grita?

Este rayo ni cesa ni se agota:
de mí mismo tomó su procedencia
y ejercita en mí mismo sus furores.

Esta obstinada piedra de mí brota
y sobre mí dirige la insistencia
de sus lluviosos rayos destructores.

Miguel Hernández, ‘El rayo que no cesa’ (Leer los poemas completos en este link).

Escriben los vecinos de Cartuja, en la Zona Norte, una carta al subdelegado del Gobierno central, Santiago Pérez:

«Puestos en contacto con Endesa, recibimos contestaciones en el sentido de que hay gente que está enganchada a la red de manera ilegal, lo que genera un sobrecalentamiento de la red. Nadie duda de la veracidad de tal afirmación pero lo cierto es que los realmente perjudicados son la mayoría de ciudadanos que pagan religiosamente sus recibos y se ven sometidos a esa tiranía que sufren tan asiduamente centros de mayores, con lo necesarios que son; que deben cerrar sus puertas por el frío, viviendas con menores que no tienen calor, imposibilidad de cocinar en muchos casos, ascensores que no funcionan, mayores con Teleasistencia… Si hay gente enganchada, quien debe actuar contundentemente es Endesa y no perjudicar a los vecinos, los que están muy alterados. Y puede ocurrir cualquier desgracia».

Es el rollo que no cesa.
El rollo de los cortes de electricidad que tienen machacados a vecinos de Granada que pagan sus facturas. A centros de día como el de La Paz hace dos semanas o el de Cartuja, ayer lunes mismo, que cesan sus actividades porque no hay luz.

Cartuja02

Es el problema que atenaza a vecinos y comerciantes día sí y día también. Con casos de desigualdad pavorosos. Donde, como bien dice el Defensor del Ciudadano de Granada, “la luz es un derecho tan básico y elemental como el agua”.

EL Defensor del Ciudadano sopesa seriamente tomar cartas en este asunto y, como ya avisó por carta a Endesa en marzo, “llevar el caso a la autoridad judicial competente”:

Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta, Sandra García, ha hecho “sus deberes” y ha sentado en un mesa de negociación a la propia Junta con representantes del Ayuntamiento y de la Junta.

Este mes de diciembre, que estrenamos este lunes, avisa una reunión para “lograr una solución definitiva que tiene que ser global”. Estarán invitados representantes de: La Junta, Ayuntamiento, Endesa, Vecinos y Gobierno central.

De momento, a las nueve de la mañana de este martes, los vecinos de la Zona Norte se han citado en las puertas de Endesa, entre la plaza del Carmen y la calle Ganivet, para protestar. (Seguiremos informando).

PIDE DE FOTO
En las dos fotografías, las responsables del centro de día de mayores de Cartuja, solas y cerrando el centro por el enésimo corte de electricidad.

Una cita en la rive gauche del Genil

Genil01

A veces me gustar mirar por una ventana. Sí. Es curiosidad, de la que mató al gato pero al mismo tiempo inventó al periodista. Ese tipo que desconfía de su madre cuando le dice que le quiere y que todo lo tiene que confirmar, hasta la cena de Nochebuena. Y ese tipo que cuenta cosas que la gente quiere saber de alguna manera. Acudiendo a las citas, escuchando y mirando.

Acabo de estar por primera vez en la junta municipal de distrito Genil. Y, ciertamente, poco tiene que ver con otras de otros distritos de Granada, como, por citar así a voleo, Albaicín, Chana o Beiro.

-“Esto es una balsa de agua”, me dice una de las vocales aquí en Genil
-“De aceite, mejor”, le respondo.

La margen izquierda es un concepto magnífico acuñado en París. La margen izquierda del Sena marca el barrio burgués y bohemio, cultural y pacífico, bon vivant y educado. Charme es la palabra más que glamour. En famille, en familia, es la expresión francesa que marca el territorio.

Genil es parecido, admite la comparación. Está en la margen izquierda del Genil y, sin ser centro ni falta que hace, vota mayoritariamente al PP y UPyD y su junta de distrito se afana en el medio ambiente y en la organización de veladas culturales y actos para mayores y pequeños.

Genil21

A uno, que le gustan los detalles, se ha fijado entonces en los dos tablones de anuncios de la asociación de vecinos Cervantes. Refleja, describe, las preocupaciones, el ambiente, la atmósfera del distrito, supongo.

Lo comparto con vosotros: Tocan Los Panchos sus boleros. Un curso de danzaterapìa. Un taller de espalda sana. Fin de año en Aguadulce por 160 euros. Concurso de Belenes de Navidad. Premio de Pintura Joven. Viaje al Madrid Iluminado en el puente de diciembre por 155 euros. Exposición de grabados y por destacar algo más, gran gala de clausura de Granajoven en un clip.

 

1 2 3 19