¿Es la gasolina más barata perjudicial para tu coche?

precios-gasolina

Con la expansión de las gasolineras low cost llega también la duda de la calidad del combustible, aunque todo el carburante tiene la misma procedencia

El precio del petróleo ha ocasionado más guerras en el mundo y más tensiones geopolíticas que el hambre en África. Lo que cuesta el barril de Brent es un tema recurrente en cualquier comida navideña que se precie, y también cómo, según tu cuñado, nos engañan con el precio de la gasolina una y otra vez.

A la bajada del barril de Brent se le ha unido una bajada del precio del carburante para los vehículos, que disfrutamos los conductores después de años de subida tras subida y de algunas bajadas que se podrían considerar insignificantes. A este descenso del precio en las gasolineras de siempre hay que unir el florecimiento de las gasolineras low cost en todo el territorio nacional, que sin embargo en Andalucía han entrado de manera tímida, lo que hace que se viva en un auténtica montaña rusa de precios.

Actualmente, el litro de gasolina o diésel puede variar hasta en 15 céntimos dependiendo del establecimiento en el que decidamos repostar, y hay una gran oferta donde elegir. A las gasolineras de las grandes compañías petrolíferas se les han unido los establecimientos de marca blanca, que compiten en precio prescindiendo de servicios como el supermercado, y las más recientes, en las que se puede pagar solo con tarjeta y tienen un solo empleado.

Esas dos últimas modalidades de gasolinera ofrecen un precio muy ajustado por el carburante, muy por debajo que el de las grandes empresas. Pero ¿ese carburante es de peor calidad por ser mucho más barato? La respuesta de la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP) es tajante: No. Y es que, cómo explican fuentes de la asociación, “hay una normativa que regula las características del combustible, por lo que todo el carburante que llega a las gasolineras es de buena calidad”. Además, hay una única empresa, CLH, que se dedica a la logística de carburantes, por lo que en un primer momento no hay ninguna diferencia en el producto.

Otra cuestión es lo que hacen las grandes compañías con ese producto estándar. Empresas como Repsol, BP o Galp incorporan aditivos en el proceso de llenado de sus propios camiones cisterna, lo que según la AOP, “protegen el motor y que hacen que el consumo sea más eficiente”. Las mismas fuentes de la asociación señalan que esta es una de las razones para que exista una diferencia de precio entre unos establecimientos y otros. Además, como señalan desde la AOP, también hay que resaltar las diferencias entre modelos de negocio. “Hay algunos establecimientos que lo han tenido más fácil a la hora de conseguir una licencia, que no han tenido que alquilar o comprar un terreno, o no tienen que hacer frente a varios sueldos porque tienen una máquina para cobrar”, argumentan desde el colectivo.

En otro plano están los que entienden a los vehículos, los mecánicos. Ramón Calatayud, secretario general de la Federación Andaluza de Talleres, Automóviles y Afines (FATA), asegura que “nunca han tenido ninguna reclamación por la utilización de diferentes tipos de carburante”. De los 4500 talleres que están en la asociación, no se tiene constancia de que se hayan dado problemas en motores u otras partes del vehículo por usar carburante más barato o más caro. Para Calatayud, la cuestión de la supuesta diferencia entre la calidad y el precio es una estrategia comercial. “Cada uno quiere vender su producto y lo hace como puede”, asegura el secretario general de FATA.

Los expertos descartan así que un combustible barato pueda dañar un vehículo, aunque algunos estudios sostienen que el combustible con aditivos alarga la vida del motor y además, a la larga compensa económicamente en cuanto a mantenimiento. La última palabra, como siempre, la tiene el consumidor.

6 Comentarios

  1. Buenos dias yo llevo hechandole a mi coche gasoil del “barato” 6 años entre el juncadiesel y asociacion san cristobal y no le a pasado nada ami coche que tampoco es que no lo regalen lo que pasa que de pagarlo a 1.35 a pagarlo a 1.09 se nota la bajada pero que sigue estando caro para lo que cobramos…

  2. Si además de barato el combustible también tiene aditivo, como ocurre en Brin express, entonces la jugada es redonda.

  3. Mi mecánico de confianza me aconsejo que no le pusiera estos tipos de combustibles baratos que carecían de aditivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *