Los lavaderos

“La Arquitectura Comprometida”  

En este siglo, relacionados con las fuentes y cursos de agua que discurren por los núcleos urbanos, se construyeron los lavaderos, que permitieron facilitar y dar cobijo a esta actividad. Se trata de lugares de gran interés etnológico por convertirse en ámbitos de sociabilidad femenina. Aún se siguen utilizando, aunque para actividades marginales, como lavar lana, sacos, etc.

Lavadero en Ferreirola, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)
Lavadero en Ferreirola, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)

Están construidos con las mismas técnicas constructivas que el resto de construcciones de la zona (muros de mampostería de lajas de pizarra y techos a base de forjados de rollizos de madera de castaño y lajas de pizarra cubiertos de launa), destacando las pilas de piedra como elementos de mayor interés constructivo.

Lavadero con las pilas de piedra en Laroles, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)
Lavadero con las pilas de piedra en Laroles, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)

Su posición en la trama urbana tiene también gran interés por ubicarse siempre relacionados con la red de acequias y de drenaje que recorren todos los municipios de la Alpujarra, integrándose armoniosamente en los mismos, y suponiendo uno de los elementos que cualifican singularmente el ambiente urbano.

Lavadero en Murtas, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)
Lavadero en Murtas, Granada./ Javier Callejas (Archivo GR)

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *