Arquitectura Sostenible. El mito y la realidad

“La Arquitectura Comprometida” (7)

Por Rafael Heredia Moreno. Arquitecto Técnico

“…desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades…”

“… arquitectura sostenible es la que considera el consumo energético y gasto material de una edificación desde su implantación hasta su demolición ya sea por el propio edificio como por sus usuarios…”

Equilibrio, módulo, proporción, estética y ritmo se unen a los parámetros de sostenibilidad./ arqhys.com
Equilibrio, módulo, proporción, estética y ritmo se unen a los parámetros de sostenibilidad./ arqhys.com

Sostenible, ambiental, sostenibilidad, ecológico, impacto, desarrollo, biodegradable, renovable. Todas estas palabras no paran de resonar en nuestros oídos desde hace unos años se comenzaron a adelantar el contenido de lo que más tarde serían las normativas que comenzaban a pensar en el respeto al medio ambiente, conceptos de protección y de consideración al bienestar de las personas en el contexto de la arquitectura y la ingeniería como son el Real Decreto 47/2007 de Certificación Energética de Edificios, la Ley 38/1999, de 5 de noviembre (LOE), el RITE y el C.T.E.

Más allá de las obligaciones a las que nos someten normativas y reglamentos (poco estrictas o difíciles de controlar su aplicación) como técnicos (y como habitantes de éste planeta) nos tenemos que concienciar de la necesidad de un cambio de mentalidad en todos los campos abarcables desde el urbanismo, a los estudios económicos, desde el diseño de soluciones constructivas , a la elección de los materiales, etc.

Se necesita de un cambio de rumbo “brusco”  en los conceptos de trabajo y diseño. Hay que utilizar equipos multidisciplinares capaces de aportar nuevas ideas y de ser capaces de depurar y poner en “buena” practica todas las técnicas.

Y el esfuerzo lo hemos de comenzar desde las bases, con la creación de manuales de buena ejecución nacidos del consenso de técnicos especializados, con la generación de normativa más objetiva y estricta, no solo en la obra nueva, sino en la rehabilitación, y en las grandes obras de ingeniería, con la enseñanza universitaria dirigida hacia los nuevos conceptos de arquitectura sostenible, con la estandarización y consecuente abaratamiento de materiales y sistemas constructivos, y la prohibición de la utilización de materiales no consecuentes con ésta política. También nos hemos de alejar cada vez más de tópicos y de los conceptos mercantilistas; una colector solar no transforma a una vivienda en sostenible de igual manera que tener una calculadora no te hace ingeniero.

Lo cierto es que la sostenibilidad va mucho más allá de un discurso verde, se han de sopesar todo tipo de factores sociales, políticos, medioambientales y económicos.

Hoy día en nuestro país (y en muchísimos otros) la arquitectura sostenible parece más un mito que una realidad, y apenas se encuentran ejemplos de actuaciones integrales que encajen en los conceptos medioambientales que los califiquen de ejemplos. Sin embargo, también son esos pocos los que nos demuestran que son viables, y junto con los espejos de países con más experiencia en éste terreno, tal vez sea una realidad a medio plazo.

5 Comentarios

  1. Con este estupendo articulo iniciamos una serie de reflexiones sobre “la arquitectura comprometida” (y sostenible)….

  2. El problema quizás sea que el esfuerzo ha comenzado a realizarse por la regulación normativa y no por la inversión en los manuales de buena ejecución tan anhelados por los técnicos, con lo que para muchos esta regulación no viene a ser más que otra traba en un proceso ya de por sí bastante complejo.

  3. Actualmente se ha tomado conciencia del daño que podemos estar haciendo al planeta por medio de nuestras actuaciones. Desde el punto de vista arquitectónica el abultado crecimiento constructivo de estos últimos años, asociados a una producción que no reparo en el estudio adecuado del proceso constructivo, no tomo en cuenta el coste energético en su uso, y de la discutible ubicación que ocupan cantidades gigantescas de metros cuadrados en lugares inadecuados, nos llevo a la degradación de nuestro medio ambiente.
    En este momento parece que hay unanimidad respecto a la búsqueda de la sostenibilidad y la eficiencia energética pero existe el peligro de que todo valga si se ampara bajo esa definición, aunque a veces el costo sea excesivo y la repercusión en calidad no lo justifique.

    Por eso hay que actuar con verdadera conciencia incorporando la sensibilidad ambiental desde el inicio del proyecto y siendo consientes de las repercusiones futuras de nuestras actuaciones.
    Sabiendo que el consumo de energía de un edificio tiene múltiples variables, que podemos clasificar principalmente en la energía consumida para construir y la consumida para utilizar, tenemos que tomar en cuenta ambos factores en el momento de la elaboración del proyecto previo a su construcción, de esta manera nos aseguraremos que nuestros edificios cumplan con los requisitos necesarios para una correcta eficiencia energética.

  4. ÍNDICE:

    Comparto vuesteras opiniones y también que el asunto no es nada facil de introducir de manera habitual, sobre todo en los edificios de viviendas, o en el centro de las ciudades, ¿Y en las ciudades historicas?… No es sencillo encontrar por eso edificios sostenibles (O sustentables) que no sean verdderamente singulares por su uso y por su diseño… ¿Como adaptar su fisolofia a la generalidad de las intervenciones?
    En los proximos artculos de la arquitectura comprometda iremos hablando por tanto de cosas tales como:
    INTRODUCCIÓN AL DISEÑO INTELIGENTE
    CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE. LOS MATERIALES Y LOS SISTEMAS
    INTEGRACIÓN DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES EN LA EDIFICACIÓN
    SOSTENIBILIDAD VIABLE. EL PRECIO DEL BIENESTAR.
    ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA
    o REHABILITACIÓN SOSTENIBLE

    Espero que nos sigais y que participeis con vuestros comentarios (O articulos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *