ADECUACIÓN DE LAS TERRAZAS DEL REY CHICO HASTA LA FUENTE DEL AVELLANO

“La Ciudad Comprometida”

Por Sandra Álvarez. Geógrafa de GRarquitectos

Fuente del Avellano.
Fuente del Avellano.

He elegido este proyecto como ejemplo de buenas prácticas en el paisaje, porque me siento cercana y profundamente vinculada al espacio intersticio entre el Albaicín y el Conjunto Monumental de la Alhambra. Pocos paseos, en tan corto trayecto, ofrecen una monumentalidad  y complejidad paisajística de tan alto valor.

Buenas prácticas.
Buenas prácticas.

Es en la ribera izquierda del río Darro, en la ladera del cerro del Generalife, donde se ubica esta intervención paisajística, que se inicia en el edificio del Rey Chico y que continúa hasta la Fuente del Avellano.

Este lugar está envuelto de un romanticismo volátil, conferido por las voces literarias que, allí, se reunían al frescor de la fuente, para realizar tertulias y lecturas promovidas por el escritor granadino Ángel Ganivet. En conmemoración de este hecho, a lo largo de todo el paseo, el proyecto se enriquece con lugares habilitados para el descanso, en puntos privilegiados paisajísticamente, sobre  los que descansan poemas abiertos a l lectura del paseante . La recuperación del camino hacia la fuente del Avellano para convertirlo en paseo literario, era objetivo fundamental de la intervención.

3
Ejemplo paisajístico.

Paisajísticamente poco hay que decir, que no se haya dicho ya de mil maneras, sobre una escena en la que el bosque de la Alhambra llega a los pies del río, junto a las terrazas agrícolas ganadas al cauce, muchas de ellas ya en proceso de abandono y, por tanto, ahora recuperadas por  la vegetación natural. El frescor del lugar, el aroma, el sonido y el sentimiento de tranquilidad de este paisaje fuertemente humanizado y ganado al Darro contrasta con la proximidad de la ciudad. La accesibilidad del lugar es fácil y controlada, más si cabe tras la intervención contenida en este proyecto, que contemplaba una zona de aparcamiento estudiada conforme a  parámetros de bajo impacto visual.

A través de la adecuación de las terrazas, hemos asistido a una revalorización patrimonial y medioambiental del conjunto del paisaje histórico, compatible con el diseño de un espacio funcional, en el cual el análisis de las circulaciones e itinerarios ha sido fundamental para la restricción del acceso de vehículos  a la fuente del Avellano. Con este espacio recuperado, ganamos todos; todos los que disfrutamos de un buen paseo a pie, quienes gozamos de la riqueza visual del paisaje y, por supuesto, quienes entendemos que hay que ser realmente celosos de un entorno que es Patrimonio de la Humanidad.

6 Comentarios

  1. “…. Con este espacio recuperado, ganamos todos…” que bonito ejemplo y que bonito texto. Gracias Sandra

  2. Muy interesante. La búsqueda de lal revalorización de un paisaje tan bello como el de el rio Darro a pies de la Alhambra demuestra que simpre lo puede mejorar lo inmejorable. Poco a poco los peatones ganamos el espacio que un día se nos quitó.

  3. Me parece magnífico que una opinión cualificada hable en positivo; la crítica bien entendida que no siempre es sinónimo de censura; me viene a la cabeza el título de la novela de Jane Austen: “Juicio y sentimiento”

  4. Raquel, Rafa y Juan Carlos, agradezco vuestros comentarios y aprovecho para invitaros a hacer este recorrido y que veamos la intervención in situ. Seguro que se nos ocurren un montón de propuestas viables para continuar mejorando este entorno.

  5. Sandra,me ha parecido un texto muy bonito y de una exquisita literatura. Creo que haré ese recorrido en breve, para recordar.

  6. Sandra !!! Enhorabuna¡¡¡¡¡ Que articulo mas elegante y lleno de sentimiento.Cuando lo lees da la sensación de estar paseando y disfrutando del entorno. Gracias por hacernos participes de tus conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *