JAUKAANIGAS, LA GENTE DEL AGUA

“El Territorio Comprometido”

Río Paraná.
Río Paraná.

El río Paraná es un gran río de America del Sur y atraviesa Argentina, Brasil y Paraguay. La parte que se encuentra en el nordeste argentino constituye la columna vertebral de esta región. En su trayecto atraviesa importantes ecoregiones como la selva paranaense, para formar al final un extraordinario delta con islas. Este río desde siempre fue un centro de vida, en sus márgenes se asentaron las principales ciudades que se convirtieron en el motor económico de la región. También parece ser el lugar perfecto para  las numerosas especies de aves migratorias.

El río se destaca por importantes valores naturales, históricos, económicos y culturales. Pese a esto no ha sido posible evitar a su deterioro que actualmente se refleja en sobrepesca, contaminación y una intensa deforestación de los bosques y selvas de ribera influyendo a su diversidad biológica y sociocultural.

Jaaukanigás, en lengua abipona significa “gente del agua”.
Jaaukanigás, en lengua abipona significa “gente del agua”.

Frente a estas dificultades hay que reconocer la necesidad e importancia de llevar a cabo una buena actuación que permitiría mantener el valioso aspecto del río. No es una tarea fácil, ya que el área de afección es muy grande y por eso requiere el esfuerzo y participación de varios países. En la provincia de Santa Fe, en Argentina encontramos un buen ejemplo de estas prácticas. Aquí, en el  valle de inundación del río Paraná que se encuentra entre la ciudad de Reconquista, al Sur y el límite entre las provincias de Santa Fe y Chaco, al Norte encontramos un lugar fascinante  formado por un mosaico de humedales. Se llama Jaukaanigás, y significa ´Gente del agua´, que refleja la fuerte unión entre la naturaleza y el hombre. El lugar no esta reconocido por Unesco como el paisaje cultural pero tiene toda la razón para denominarlo así. Suma unas 500.000 hectáreas, donde se desarrollaron las culturas nativas junto a unas 700 especies de animales vertebrados y 880 especies de plantas. Además fue considerado un área importante para la conservación de las aves por la Asociación Ornitológica del Plata Aves Argentinas.

Hay que resaltar el gran esfuerzo de la gente que siempre ha luchado por conseguir a que Jaukaanigas sea conocido y adecuadamente valorado. Ya estamos viendo los frutos de este trabajo. Hace poco fue declarado sitio de Ramsar, una figura que reconoce los humedales de gran interés al nivel internacional. Su gestión y manejo se organizaron con un esquema multisectorial, en que participan los organismos académicos, científicos-tecnológicos y organizaciones gubernamentales (Municipalidad de Reconquista y la Secretaría de Medio Ambiente) y no gubernamentales. Todos están desarrollando un trabajo importante por medio de cursos, charlas, folletos, pósters, cortos radiales y un documental televisivo para señalar la importancia de Jaukaanigas que ya es de interés internacional. Sin duda se ha dado un gran paso delante hacía la conservación de este valioso espacio.

Por Miguel Ángel Sánchez del Árbol. Geógrafo y Urbanista. Colaborador de GRarquitectos & Gosia Janusz. Paisajista de GRarquitectos

5 Comentarios

  1. En el pasado mes de marzo he tenido la oportunidad de compartir unos días con la buena gente de Reconquista (Argentina) con motivo de una asistencia técnica de carácter urbanístico que he tenido el honor y el placer de realizar por encargo de la UIM y de la Agencia Espagnola de Cooperacion… Así que le debía este pequeño homenaje a toda esa buena gente… Y que mejor que cantar al mundo lo mejor de su paisaje, de su territorio y de su cultura.
    Gracias Reconquista!

  2. Las gracias para ti. Quiero que sepas que nos encanta recibir el aliento que nos envías desde Medellín (Colombia)

  3. Vivo en este precioso lugar, y con gran dolor asisto todos los días al espectáculo más vil y ambicioso de los “poderosos”, que creen que el mundo les pertenece, pues como lo señalas en el artículo, hacen abuso de nuestra naturaleza, contaminando nuestro ambiente (agua, suelo y aire), con deshechos industriales y agroquímicos; y depredando lo que encuentran a su paso. El día que acaben con nuestras reservas naturales ¿se comerán el dinero?.Ah! me olvidaba mi hijo y yo somos “exiliados ambientales” de una de las ciudades más contaminadas del norte santafesino.A propósito hay un libro titulado “Humo rosado, la contaminación que mata en la provincia de Santa Fe” de Serruya, vale la pena leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *