8 Comentarios

  1. Releyendo el texto, se me ocurre que en los próximos días podríamos ir desarrollando cada una de las 10 ideas del decálogo… Que os parece?

  2. Estaremos encantados de ir recibiendo nuevas noticias de eso que suena tan bien como son las ecociudades y los ecobarrios; yo creo que a los políticos se les ha dado una lección desde la ciudadanía que si ellos apuestan con medios, los demás aprendemos pronto.

  3. Interesantes ideas Jose Carlos, todo lo que sea para la mejora del mundo es necesario y bienvenido. Me imagino que habrá oido hablar del trabajo de Jacque Fresco del Proyecto Venus en Venus, Florida. Por si acaso:
    http://www.thevenusproject.com
    Tiene propuestas no solo para ciudades sostenibles, pero para un cambio completo de la sociedad, incluyendo un cambio en los valores y educación, la eliminación del sistema monetario que es la raiz de los problemas actuales que sufrimos actualmente a nivel global, y la utilización de la tecnología para elevar el nivel de vida de todo ser humano en el planeta.
    Espero que lo encuentra interesante.
    Un saludo.

  4. Hola de nuevo Jose Carlos, me preguntaba si ya habias visto el enlace que te pasé? Me interesa mucho las ideas que puedes tener sobre ello.
    Un saludo.

  5. SALVEMOS AL MUNDO, ¡PERO DE VERDAD!
    Saludos amigo Juan carlos.
    Lamentablemente no basta con diseñar ciudades en las que priven los materiales y las tecnologías amistosas con el medio ambiente.
    Los grandes males de nuestra “civilización”, a saber, guerras, hambrunas, explotación del hombre por el hombre, y destrucción del ecosistema, son producto de la ignorancia del verdadero sentido de la existencia humana, el cual no es otro que la búsqueda del bienestar.
    Un futuro sostenible, y por ende venturoso, no es posible aplicando simples paliativos sociales y ambientales dentro de un sistema de cosas esencialmente malo.
    Es por ello que hacemos el presente llamado, exclusivo para aquellas personas ya convencidas de que el mundo va camino a su destrucción y que la única forma de detener la misma es darle un vuelco radical a la forma en que nuestras sociedades tratan a las personas y al medio ambiente.
    La idea consiste en diseñar un modelo de sociedad ideal realista y factible, que sería presentado de manera tangible en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas y parques temáticos y a partir de allí, mediante una campaña educativa no violenta, comenzar a proponer cambios en el orden mundial establecido hasta que se logre la instauración en todo el planeta de un estado de bienestar generalizado.
    Las bases conceptuales de esta propuesta, entre otras, son las siguientes: Uso prioritario de materiales y tecnologías amistosos con el medio ambiente; limitación del crecimiento económico y poblacional; supresión de la manipulación proveniente de factores de poder económicos, religiosos y políticos; desaparición de toda forma de reverencia entre seres humanos; eliminación del dinero en efectivo; verdadero respeto a las libertades; y democracia real.
    Si estás interesado en conocer el marco teórico y los detalles de esta iniciativa, y posiblemente participar en ella, quedas invitado a visitar el sitio web
    https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/
    Atentamente, César Emilio Valdivieso París

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *