LA ACCESIBILIDAD UNIVERSAL, UN RETO POR CONSEGUIR

“La Ciudad Comprometida”

La televisión local “UNA TV” de Guadix dedicaba una de las emisiones del programa “Pueblo XXI” al problema de la  accesibilidad de las calles de la ciudad y a la percepción del ciudadano de a pie.  La reportera se pone por un día en  la piel de un discapacitado que se desplaza en silla de ruedas, realizando un recorrido por diversos barrios accitanos. La experiencia vivida es extrapolable a muchas de nuestras ciudades, con una gran parte de su superficie urbanizada en los últimos años.

A lo largo de su travesía, se va encontrando con obstáculos que dificultan o impiden totalmente su movilidad. De este modo,  farolas que estrechan la acera y no permiten una distancia minina para el paso, pendientes excesivas, escalones en planos inclinados para salvar desniveles o en pasos de peatones, entradas a comercios con resaltos que impiden el acceso, bordillos altos…

La opinión generalizada en la encuesta realizada a los viandantes es que se está mejorando en la accesibilidad urbana, pero que todavía queda mucho por hacer en la eliminación de barreras arquitectónicas.  Más aún en obras de urbanización recientes, donde el ciudadano no entiende esta falta de concienciación a la hora de facilitar la movilidad a personas con discapacidad o con movilidad reducida. Pues no hay que olvidar que no solo las personas en silla de ruedas tienen problemas para desplazarse: niños, ancianos, carritos de bebé o carros de la compra…todos en algún momento vamos a encontrarnos en alguna situación de dificultad en relación con nuestra movilidad.

Captura del programa. FUENTE: youtube.com
Captura del programa. FUENTE: youtube.com

En este sentido GRarquitectos se comprometió a estudiar con especial dedicación las cuestiones de accesibilidad y de supresión de barreras urbanísticas y arquitectónicas en todos sus trabajos de planificación urbanística, y para ello está incorporando en los mismos un apartado específico denominado “Ciudades para todos” dedicado a diagnosticar las cuestiones de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas y urbanísticas de ese barrio o de esa ciudad, así como a la programación de aquellas medidas correctoras que se entiendan necesarias.

En un país donde se contabilizan más de 3,8 millones de personas con discapacidad, La supresión o atenuación de las barreras arquitectónicas, supera la obligación legal existente para ser, antes que nada, una responsabilidad social de todo aquel profesional que interviene en el urbanismo y en el diseño de la ciudad.

Para ver la 1ª parte del programa, PINCHA AQUÍ.

Para ver la 2ª parte del programa, PINCHA AQUÍ.