LA LUCHA CONTRA EL EXCESO DE LUZ SALTA A LOS ESPACIOS NATURALES

“El Territorio Comprometido”

Cerca del 30% de la superficie de la comunidad andaluza tendrá la máxima protección contra la contaminación lumínica. La Consejería de Medio Ambiente ya ha elaborado su propuesta para declarar como “áreas oscuras” todos los espacios con algún nivel de protección medioambiental que hay en la región. Así comienza el articulo del País Digital sobre la contaminación lumínica en la comunidad andaluza y en particular sobre los nuevos condicionantes para los espacios naturales y para el area de influencia de los  observatorios  de Sierra Nevada (Granada) y el de Calar Alto (Almería).

La Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano abrió el plazo de información pública para su declaración el pasado 22 de julio. Los interesados ahora deben presentar sus alegaciones. La previsión que maneja esta dirección general, según informó ayer la consejería, es que en septiembre esté ya rematado el proceso administrativo y se pueda aprobar el mapa andaluz de zonas oscuras.

En las nuevas áreas E1 estará prohibida “la instalación o uso de rótulos luminosos”. Además, en estas zonas oscuras “el alumbrado exterior que no sea necesario por motivos de seguridad se mantendrá apagado durante el horario nocturno”. Es decir, los Ayuntamientos deberán desconectar la iluminación entre las 24.00 y las 6.00 en invierno y entre la 1.00 y las 6.00 en verano, según se recoge en el reciente Reglamento para la Protección de la Calidad del Cielo Nocturno de Andalucía.

Observatorio de Calar Alto. FUENTE: elpais.com
Observatorio de Calar Alto. FUENTE: elpais.com

En esta norma, que se aprobó hace un año, se contempla que, una vez “oídos a los Ayuntamiento afectados”, la Junta de Andalucía fijará las zonas de máxima protección tomando como referencia las áreas que tengan algún tipo de especial protección autonómica, estatal o comunitaria. El objetivo es evitar el efecto “perturbador de la luz artificial” para los “hábitats y especies con gran valor ecológico”.

La nueva legislación andaluza también trata este asunto. En la resolución sometida ahora a información pública se establecen dos “puntos de referencia” en la comunidad: los observatorios de Calar Alto y Sierra Nevada. Y, alrededor de las dos estaciones, se fijan áreas de influencia para que la luz artificial no impida la actividad científica.

Dentro de estas áreas también se establecen limitaciones de horarios y se restringe el color de la luz. Según señala Galadí, se limita el uso de la luz blanca, que perjudica más que la anaranjada en las observaciones astronómicas ya que llega más lejos.

Tras la aprobación definitiva de las áreas con más restricciones, la nueva normativa establece que se deben crear otros tres tipos de zonas: E2, E3 y E4. En este caso, los Ayuntamientos serán los que tengan la voz cantante. La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está trabajando también con la consejería para la elaboración de una ordenanza tipo en la que se recojan las novedades del reglamento aprobado hace un año. Sin embargo, entre el Gobierno regional y los alcaldes también han surgido roces. La FAMP ha recurrido ante la justicia parte de este reglamento al entender que la Junta invade competencias de los Ayuntamientos. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía será el que tenga que decidir este contencioso.

Para acceder al artículo original, PINCHA AQUI

3 Comentarios

  1. Hola, parece paradógico que la luz impida ver, pero así es. Es necesario sensibilizarnos y sensibilizar ante estos hechos, aunque recortes empiezan a ejercer su dictadurano solo en espacios naturales, sin tambien en espacios densamente poblados como nuestras ciudades.
    Aunque no tenga demasiado que ver con el artículo ¿ No os parece que en el paseo de los tristes hay demasiada luz?

  2. LUZ. LUZ. LUZ. Siempre el planteamiento en el diseño lumínico de un lugar ciudadano, ha presentado polémica y controversias en su realización. Pienso que el estudio de lo que hay que iluminar se ha de estudiar las necesidades en el diseño emocional del ciudadano. Sus requerimientos emocionales y psicológicos, están directamente unidos y condicionados a la necesaria percepción del aspecto visual y donde hay que situar el claro-oscuro del entorno. La relación del ciudadano con los planteamientos de la iluminación y sus emociones en las que hay que resaltar, están fundamentalmente unidos al diseño lumínico de la ciudad. Debe de ser objetivo del técnico, los factores antropológicos, culturales, utilidad y viabilidad en aquel lugar donde situar la visibilidad, eliminando el gasto inútil de energía hacia vectores perdidos.

  3. Bueno, bueno. PASEO DE LOS TRISTES, amigo Manuel. yo soy viejo en nuestra Granada y este paseo siempre tenia la necesaria falta de luz para mis paseos romenticos con muchachas que hoy ya pasan de los años necesarios para repetirlas. Pero has tocado mi fibra sensible del recuerdo y deja que ese paseo sirva para ir de la mano con una chiquilla y sentir sus mejillas en la sombra de una acacia. Dejalo asi por si en un momento fuese “necesario repetirlo”. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *