RETOS ACTUALES DE LAS POLÍTICAS URBANÍSTICAS, TURÍSTICAS Y CULTURALES RESPECTO AL PATRIMONIO

“La Ciudad Comprometida”

El título de este post puede resultar un poco rimbombante pero, como las personas, las ciencias y las políticas, deben tener nuevos retos que mejoren su efectividad, o sea el fin para el que nacieron. Analizaremos estos retos partiendo de una revisión de conceptos y actuaciones en estas materias.

Los Conceptos

El urbanismo es la ciencia que diseña, piensa y proyecta los espacios públicos en relación con los ítems arquitectónicos y a partir de la masa construida y de los espacios aún sin construir (públicos, verdes, deshabitados, amenazados por un nuevo proyecto de edificación, etc)

El Patrimonio es todo aquello (material o inmaterial) que se considera huella significativa de una sociedad pasada o presente, y que por tanto, es parte de la identidad de la sociedad que lo produjo y de sus descendientes.

Estos dos aspectos de la cultura estaban condenados a entenderse desde el principio, ahora bien, no fueron concientes el uno de la otra hasta bien entrado el S. XX.

La Gestión Integrada: Orígenes y Retos

En el ámbito internacional, La relación entre Patrimonio y Urbanismo empieza a aparecer en  la Carta de Restauro de 1972, donde se establece la relación entre los documentos de Planeamiento Urbanístico y la Protección del Patrimonio… La Carta Europea de Patrimonio Arquitectónico, Ámsterdam, 1975, incide en esa misma idea y se señala la participación ciudadana en las tareas y responsabilidades de la tutela del patrimonio histórico.

Será en Granada, en el Convenio para la salvaguarda del Patrimonio Arquitectónico  de Europa, celebrado en 1985, donde se fijan los procesos de ordenación del territorio y del Urbanismo como una de las claves fundamentales para la conservación del Patrimonio.

Por supuesto en la LPHE de 1985 se recoge la misma premisa y las diferentes leyes de Patrimonio que han aparecido en las  CCAA desarrollan los contenidos de la Ley Estatal, así, la LPHA desarrolla un poco mas el concepto de Patrimonio como expresión relevante de la IDENTIDAD (en este caso Andaluza), como BIEN SOCIAL  y FACTOR de desarrollo sostenible.

Pero es en las Leyes del Suelo donde encontramos los instrumentos concretos de protección  y ordenación  del Patrimonio. Será con El Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (1976) cuando se incorporan las ideas de protección e integración del Patrimonio en la planificación urbana, surgidas en el panorama internacional.

Las siguientes Leyes del Suelo (1992 y 2007 LOUA) y el Real Decreto Legislativo 2/2008 de 20 de Junio, han desarrollado en la práctica instrumentos que se revelan como los más comunes: el Plan General de Ordenación Urbana, de ámbito Municipal y el Plan Especial, de ámbito municipal o supra municipal, cuya finalidad es ordenar y proteger una parte del territorio con claras características patrimoniales.

Los Planes Generales de Ordenación Urbana o  los Planes Especiales tratan las diversas realidades patrimoniales de su ámbito geográfico de actuación, estructurando la información al respecto en:

_Una Diagnosis Patrimonial

_Un Catálogo de protección de elementos patrimoniales

_Una normativa para el cumplimiento de la protección específica recogida en el catálogo

Estas prácticas dan lugar a un conocimiento (más o menos profundo) de hitos y elementos arquitectónicos que podemos considerar patrimoniales en el ámbito geográfico estudiado. La consecuencia lógica y legal del conocimiento de los bienes patrimoniales es la Protección de los mismos.

Es entonces cuando organismos internacionales como la UNESCO, y aun antes el Consejo de Europa, comenzaron a preconizar la vinculación del patrimonio con el desarrollo socioeconómico, creando expectativas de crecimiento económico en torno al turismo cultural,  lo que ha provocado que en estos años se hayan ido desarrollando, de manera desigual,  iniciativas de puesta en valor o musealización patrimonial de mayor o menor éxito, ( tanto en el diseño de los proyectos como en la respuesta del público)

Ante esta realidad, se hace necesaria, hoy mas que nunca, una  armonización de las políticas patrimoniales con las turísticas y ambas con las urbanísticas.

Las instituciones (Ayuntamientos, Autonómicas o estatales) se han erigido, en estos años, en garantes de la protección de este patrimonio y se han atrevido a “interpretarlo” y “ponerlo en valor” enfocándolo hacia el turismo, y olvidando muchas veces el carácter social e identitario de este patrimonio.

Un paso más en la tutela del patrimonio

En mi opinión las instituciones deben ser garantes del mismo ( labor que están cumpliendo) pero actualmente, mas aún, posibilitadoras de nuevas estrategias dirigidas por los colectivos sociales: es decir deben preservar el patrimonio para que la sociedad, dueña del mismo y de la identidad que éste conlleva, pueda gestionarlo, utilizarlo, disfrutarlo, de una manera más activa que lo que se ha hecho hasta ahora.

¿Cómo? Una posibilidad que se intuye efectiva sería la inclusión en los Planeamientos de Desarrollo de  Un PLAN ESTRATEGICO PARA LA ACTIVACION DEL PATRIMONIO

Un Plan Estratégico para la Activación del Patrimonio Cultural presenta dos fases diferenciadas:

  • Fase I: Reconocimiento y diagnóstico del patrimonio cultural. Es el momento de establecer un estudio que permita distinguir y analizar los recursos patrimoniales existentes en el territorio. El estudio permitirá evaluar toda la información y establecer una diagnosis que se acompañe de un análisis DAFO, es decir, un análisis interno y del entorno.
  • Fase II: Plan de activación y actuaciones. Una vez obtenido el conocimiento real sobre el patrimonio cultural es necesario determinar los objetivos del futuro plan, descubrir cual es la identidad cultural del territorio y diseñar un conjunto de actuaciones políticas, urbanísticas, culturales,  y turísticas que evidentemente los gestores técnicos y políticos del territorio deberán seguir.

La gran novedad de esta iniciativa sería diseñar un conjunto de acciones y recursos sostenibles y de calidad, a partir de la identidad cultural del patrimonio con la sociedad que lo genera. Por lo tanto estas iniciativas estarán ligadas a la sociedad y lideradas por ella. Los réditos que proporcionen estas acciones serán principalmente sociales, se trata de hacer del patrimonio un nuevo soporte de desarrollo social y no exclusivamente turístico.

GRmetadatA. FUENTE:mediamusea.com
GRmetadatA. FUENTE:mediamusea.com

Este sería, en mi opinión, el reto actual  de las Instituciones, Pero ¿que pasa con la sociedad? ¿Cuáles son sus retos actuales? Se ha conseguido una cierta implicación e identificación con el patrimonio propio, hay un nivel de explotación turístico-económica del mismo incipiente en algunos casos y consolidado en otros….. pero la verdadera revolución ( como en todo lo demás) está en la tecnología. Cambio sustancial, el tecnológico. Antonio Rodríguez de las Heras    lo explica así : Los ciudadanos urbanitas del S. XX serán los Estilitas del S. XXI: En el S. XXI la ciudad desarrolla otra dimensión  : espacios virtuales nuevos que están empezando a tener al patrimonio y a los espacios públicos como soportes geolocalizados de información hipertextual, donde a la realidad se superponen diferentes capas de información ( en forma de imágenes estáticas o en movimiento, textos, sonidos, etc..);  el patrimonio se experimentará entonces de esta nueva manera…. y los que se dedican a diseñar una política de intervención sobre el mismo deben posibilitar y alentar las iniciativas ( de colectivos, empresas, o personas) de superponer capas de conocimiento sobre esa nueva dimensión del Patrimonio.(ENLACE)

María del Mar Franco Sabiote

Gestora cultural, Consultora en Patrimonio Cultural

Asesora en temas culturales de GRarquitectos

12 Comentarios

  1. Estimado Juan Carlos.
    Me permito reseñar la amplia definición que hace la ley 172007 sobre el patrimonio histórico. Tan amplia que incluso yo diría que se pasa. “La presente Ley es de aplicación al Patrimonio Histórico Andaluz, que se compone de todos los bienes de la cultura, materiales e inmateriales, en cuanto se encuentren en Andalucía y revelen un interés artístico, histórico, arqueológico, etnológico, documental, bibliográfico, científico o industrial para la Comunidad Autónoma, incluidas las particularidades lingüísticas.”
    Por otro lado,en la actualidad, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía,se dotó hace unos meses de un Sistema de Planificación que fue aprobado en consejo de gobierno y posee igualmente una oficina de planificación que lógicamente impulsa planes directores y estratégicos. Como bien sabes, en la actualidad estamos en el periodo de desarrollo del PECA, pero antes tuvimos el primer y el segundo plan general de BBCC
    . En la actualidad se están terminando el de BBCC, el primer plan de Instituciones y bastantes de los planes directores de Conjuntos; Baelo, Madina Al Zahara, Itálica….además del muy conocido de la Alhambra. En ellos se contemplan aspectos relacionados con la protección, la conservación, la difusión y todos los relacionados con su inserción en el territorio y en el marco social en el que se inscriben. Si necesitas más información, estaré encantado de en la medida de mis posibilidades de ayudarte. Un saludo Juan Cañavate

  2. Hola María del Mar,

    Comentarte que el artículo me parece muy interesante y propone un resumen de diversas visiones novedosas en las políticas de activación del patrimonio cultural y su relación con propuestas de dinamización del territorio.

    Ciertamente entendemos un desarrollo sostenible por aquel que se produce a partir de la activación del patrimonio cultural, que realiza propuestas de calidad y que finalmente los resultados revierten positivamente sobre la comunidad que sustenta dicho patrimonio, a nivel educativo, social, cultural y también económico.

    Saludos y muchas gracias!

  3. Hace unas semanas vi en los medios de comunicación que, iniciativas como las que nos presenta Mª del Mar, ya se están llevando a cabo en Madrid. La estaban realizando profesores y estudiantes de la UNED y trataba de una aplicación para los “telefonos inteligentes” sobre el Madrid del siglo XVII, en la obtenias información e imagenes históricas de estos edificios.
    Bienvenida sea toda iniciativa que vele por la protección y puesta en valor de nuestro patrimonio histórico y cultural.

  4. A este respecto recomiendo un vistazo al Plan Estratégico de San Sebastian (página 42 en adelante), en el que se incorpora el sector cultural como uno de los más dinámicos y esenciales para la economía de la ciudad, el cual se aborda desde la preservación y profundidación en los rasgos identitarios, pero también desde el prisma de “la creatividad y la innovación”, lo que sin duda le ha hecho valer como hecho diferencial de cara a la consecución de la Capitalidad Cultural Europea, en detrimento de nuestra añorada Córdaba. Y es que está claro, no basta con tener una historia y un patrimonio potente, también hay que ir con los tiempos y trabajar poco a poco un futuro cultural profuso, y en este sentido Granada, Córdoba o cualquier otra de las ciudades andaluzas debería ir sentando sus bases, pues a cada minuto que pasa se pierde terreno.

  5. Quiero felicitar antes que nada a María del Mar Franco por la interesantísima reflexión que nos ha regalado sobre la necesidad de dotar a cada municipio de su correspondiente Plan Estratégico para la Activación de su Patrimonio Cultural… absolutamente de acuerdo. Pero dicho eso, y haciendo referencia al contenido de los comentarios de Santiago y Juan Garrido, está claro que aunque ese objetivo aún se nos pueda antojar algo lejano, nuestras mejores ciudades desde el punto de vista patrimonial (entre las que sin duda Córdoba o Granada se encontrarían) deberían buscar la excelencia en su gestión patrimonial dotándose de tales instrumentos lo que así mismo iría abonando el camino a esta “buena práctica” para que en elo futuro la adoptasen el resto de los municipios (o comarcas en los ámbitos rurales) andaluces.

    Sin embargo, siento decir que, aunque desde la Consejería de Cultura (y tambien por muchos ayuntamientos) se está trabajando bastante, la realidad es que aún estamos bien, pero que bien lejos de ese objetivo porque hay otras muchas cuestiones muchomás básicas que podrían estar ya resueltas y para las que aún nos queda tantísimo que recorrer…
    Valga, por ejemplo, que la mayoría de los Conjuntos Históricos y Sitios Históricos de la provincia de Granada aún no cuentan con instrumentos adecuados para la regulación normativa de su patrimonio, de una parte por razones absolutamente lógicas (ya que se trata de instrumentos complejos de formular) pero de otra por otras que no lo son tanto, o nada (entre las que todo el mundo citaría la ausencia de ayudas económicas a los ayuntamientos para ello o la inestabilidad de los criterios exigibles, o la falta de tutela y apoyo de todo tipo de las administraciones a los pequeños municipios, por ejemplo).

    Pero, en fín, amigo Juan Cañavate, te/os felicito porque sin duda desde los servicios centrales de la Consejería de Cultura estais sentando buenas bases para actuaciones muy necesarias, como agradezco a tus compañeros de las delegaciones los esfuerzos por armonizar todos los procesos que tienen que ver con el patrimonio… pero creo que nos falta a todos, seguramente a mí el primero, algo de sensatez y mucho de coordinación y de concertación, porque el patrimonio creo que no está saliendo bien parado.

  6. Al leer primero el artículo y seguidamente los comentarios realizados he podido observar las sensaciones que le han producido a cada uno de los que ha respondido,evidentemente no son las mismas pero son complementarias y con diferentes ópticas, según apliques el texto a unas ciudades o a otras o al ambito rural o al urbano.
    En mi opinión las bases teóricas que propone M. del Mar están todavía lejos de aplicarse aquí, en tanto en cuanto, todavía la base que las sustenta está muy débil y aquí coincido con De los Reyes y a pesar de que tal como señala Cañavate se ha avanzado mucho, todavia nos queda un largo camino por recorrer. Yo apuntaría algunas cuestiones que en estos años tendremos que corregir:
    1.La formación de nuestros políticos por los menos en el mundo rural en cuanto a temas patrimoniales y urbanos.
    2.Sensibilidad social hacia nuestro patrimonio.
    3.Mayor preocupación por los centros históricos: Como todos sabes muchos municipios tienen ya flamantes documentos para desarrollar y revitalizar sus cascos históricos, pero la mayoría son papel mojado.
    4. Falta de coordinación entre administraciones. Me consta a nivel provincial de la falta de comunicación entre los ayuntamientos y las delegaciones provinciales en áreas tan importantes como patrimonio y urbanismo.

  7. La implicación de la sociedad en el patrimonio histórico es fundamental para su conservación y comparto la necesidad de que no sólo sea una conservación para la explotación turística del mismo, si no que la ciudadanía debe vivirlo y utilizarlo, y todo iniciativa que vaya encaminada a conseguirlo es bienvenida. Pero hay que reconocer que muchas joyas patrimoniales si no hubiera sido por el turismo no estarían entre nosotros, o por lo menos también conservadas, y las instituciones no se hubiesen implicado tanto en su conservación.

  8. Antonio, ojalá fuese cierto que son muchos los municipios que tienen ya flamantes documentos para desarrollar y revitalizar sus cascos históricos, por desgracia no es así. En mi opinión, son muy pocos todavía. El tiempo que ha pasado desde la promulgación de la LHPE (1985) ha jugado en contra de la conservación de los Conjuntos Históricos que han estado (o siguen) tanto tiempo en esta situación “desprotegida”. Su resultado más lamentable es la desafección que buena parte de la ciudadanía ha desarrollado por los valores que motivaron la declaración de Conjunto Histórico, como consecuencia a su vez de la lentitud y trabas administrativas que ha generado la falta de autonomía municipal.

    Por suerte hay honrosas excepciones que confirman la regla y que deben servir de guía para la redacción y aprobación de nuevos planes y sobre todo para su posterior gestión.

  9. Antes de nada felicitar a Maria del Mar por su texto, como a Juan Carlos por el Blog. El debate que se plantea no es nuevo y como bien señalan algunos de los comentarios aún estámos lejos del tan ansiado equilibrio en la conservación patrimonial. Creo que se ha avanzado mucho en normas legales , ( sin desarrollar la mayoría), textos y planes de referencia, pero la mayor parte adolecen de ausencia de reconocimiento por la mayoria de los operadores asi como una distancia importante en lo que se refiere a los planteamientos establecidos de forma general para toda Andalucia y su concreción en lo local. Por eso me gusta el plateamiento de Maria del Mar, frente a normas legales ella pone sobre la mesa dos cuestiones muy novedosas, un plan estrategico que recoja los deberes de la sociedad no solo las obligaciones institucionales y una más novedosa, en mi opinión, y escasamente desarrollada hasta la fecha cual es la revolución tecnológica en el ámbito del patrimonio. Enhorabuena por el post.

  10. me parece excelente la labor que realizas juan carlo, te felicito.

    sin embargo, he de decirte que me sobrepasan los espacios reducidos, calles estrechas, sin luz, con humedades, casas literalmente pegadas una a otra sin solución de continuidad; me aburre esa especie de “patio vecinal” en que queda convertida la ciudad antigua.

    por el contrario, me fascinan las calles anchas, llenas de luz, donde hay espacio para dejar el coche sin problemas, casitas bajas, a lo sumo unifamiliares adosadas, donde hay árboles por todos lados y donde hay espacios para que jueguen los niños y los mayores puedan sentarse y tomar el sol porque no haya edificios pegados que se lo impidan.

    son dos formas literalmente opuestas de ver el mundo, dos cosmovisiones de la realidad, pero en fin, así es el mundo y así seguirá siendolo.
    un saludo.

  11. Creo que te entiendo… Aunque creo que yo disfrutaría por igual de una ciudad histórica viva y armónica como de un nuevo barrio bien concebido, bien dotado y con buenos servicios… Gracias por tus gentiles palabras de ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *