Los embalses de Granada, almacenes de vida.

“El Territorio Comprometido”

El agua es fuente de vida, y  las necesidades hídricas de las zonas urbanas y rurales va en aumento. Nuestra provincia se caracteriza por un clima continental y un régimen de precipitaciones muy irregular que provoca periodos de sequías, de ahí la importancia de la red de embalses de Granada, que asegura el abastecimiento y minimiza el impacto de dichas sequías. Hoy queremos acercaros un poquito más a estas infraestructuras, que además de garantizar el suministro, en muchos casos generan paisajes transformados, incluso algunos se naturalizan con el tiempo, como es el caso de la la Pantaneta de Alhama, generada por la presa del río Alhama, que fue incluida en el Inventario de Humedales de Andalucía en marzo del 2010, lo que supone su denominación como “Humedal Andaluz”.

pantaneta alhama
La pantaneta de Alhama es un humedal de tipo artificial ya que es una presa de agua dulce cuya finalidad es el trasvase de agua del río Alhama al Pantano de los Bermejales. Fuente: turismodealhama.com

En el ciclo integral del agua, como vimos en artículos anteriores, las captaciones podían realizarse de aguas fluviales superficiales y de aguas subterráneas. Si nos centramos en aguas fluviales superficiales, y más concretamente en su captación de embalses, deberíamos detenernos y hacernos una pequeña idea del funcionamiento de un embalse. La captación en los embalses se debe hacer mediante torres de captación a una profundidad de 30 a 35 metros para evitar la aparición de plancton por efecto de la luz solar. Y al menos a 7 m por encima del fondo para evitar la contaminación por las partículas ocasionadas por las corrientes profundas. En embalses que sean de poca profundidad las captaciones deberán realizarse a 20 cm de la superficie con objeto de eliminar los objetos contaminantes que se encuentren flotando. En este caso suelen utilizarse tomas flotantes.

En la provincia de Granada tenemos numerosos embalses: Beznar, Canales, Colomera, Cubillas, El Portillo, Francisco Abellán, Los Bermejales, Negratín, Quentar, Rules, San Clemente, etc.. que abastecen tanto a la capital como a los diferentes municipios de la misma, para el consumo humano y para el riego.

En concreto la capital es abastecida por los de Canales y Quéntar. Es un agua de una alta calidad porque procede del deshielo de Sierra Nevada.

Embalse de Canales, que abastece de agua a la capital granadina. Fuente: ideal.es

El de Canales, , inaugurado en 1988,  se sitúa en las faldas de Sierra Nevada en el municipio  de Güejar Sierra, tiene una capacidad total de 70.7 Hm3 y una superficie de 156 ha.  El agua llega a través del Canal de Loaysa.  El agua de Quéntar procede del Canal de Pinos Puente o Canal de los Franceses. Este embalse se inauguró en 1976, se encuentra asentado en el cerro de los Bermejales y el cerro del Castillejo y tiene como finalidad complementar el abastecimiento de aguas de la ciudad de Granada y los riegos de su vega.

Embalse de Quéntar. Fuetne: wikiloc

 El último en construirse, y el que está generando más controversias entre administración y agricultores es el Embalse de Rules, en el río Guadalfeo. Inaugurado en 2004, y construido con tres finalidades, abastecimiento, regadío y defensa contra las avenidas del Valle inferior del Guadalfeo y de su rico delta. Después de casi 10 años todavía no se han llevado a cabo las canalizaciones pertinentes que permitan elevar la cota de riego, por ello las comunidades de regantes y los agricultores de la zona reclaman urgentemente a las administraciones competentes que agilicen los tramites, que parece por el momento siguen en “stand by”.

Embalse de Rules. Fuente: grandarural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *