A propósito de la fuente de Órgiva

“Noticias y Actualidad” (26)

Miguel Ruiz de Almodóvar, bien conocido por su amplia trayectoria en torno a cuestiones culturales bien diversas y, por tanto, persona respetada y comprometida, me ha pedido que exprese públicamente mi opinión respecto de la polémica que se ha suscitado  con motivo de la reciente sustitución de una fuente ubicada en el centro de Órgiva, adosada al Templo de esta localidad.

Facebook, blogs, numerosos medios de comunicación, de Granada y de fuera de Granada… incluso ha llegado hasta el Parlamento de Andalucía bajo el grito desesperado de “S.O.S. ALPUJARRA”… que yo, humildemente, pero también responsablemente, considero que ha sido, digamos, un grito bien intencionado, pero exagerado, porque creo que, como comúnmente se suele decir, se han matado pulgas a cañonazos… Pero me explico:

La fuente de los tres caños de Órgiva en 1924.
La fuente de los tres caños de Órgiva en 1924.

En 1924 se instaló, adosada al atrio del templo de Órgiva y precisamente frente al Palacio de los Condes de Sástago (hoy magníficamente rehabilitado para sede del ayuntamiento) una fuente de tres caños que enseguida recibió ese sobrenombre. De piedra, con traza clásica y con una cierta monumentalidad, de modo que pronto se consolidaría su arraigo popular que estuvo cimentado tanto en su noble imagen como en su función suministradora de agua a personas y bestias…

La fuente de los tres caños ha estado, por tanto, presidiendo un estratégico pero pequeño espacio público, de forma triangular, ubicado justo en el cruce de las dos calles más importantes de esta ciudad, hasta mitad de la década de los ’70 cuando fue sustituida por otra construida in situ, y aquel espacio minúsculo transformado: la fuente dejó de presidir este espacio, y pasó a tener aproximadamente la mitad del ancho original ya que  la otra mitad fue ocupándose progresivamente por un kiosco, a la sazón adosado lógicamente al Templo. Esta  2ª fuente, como decía, consistía en tres medias tazas superpuestas y de diámetro decreciente, y construida mediante el ensamblaje de 3 piezas de hormigón  con piezas intermedias a base de mampostería realizada con cantos rodados de tamaño medio… En definitiva, una artesana fuente, simpática, que ha copresidido este estratégico rincón de Órgiva, humilde en cuanto a tamaño, pero singular por su posición… donde el kiosco ha venido siendo, desde hace, digamos, 30 años el otro protagonista de la escena urbana… un humilde, deslavazado y anodino kiosco, adosado a la fuente de “las tres tazas” y al Templo…

Acuarela de la fuente de las tres tazas de Órgiva en los años 70.
Acuarela de la fuente de las tres tazas de Órgiva en los años 70.

Hasta que hace unos meses, con motivo de la reurbanización de todo este espacio central de la ciudad, el ayuntamiento ha optado por sustituir la 2ª fuente por una 3ª, siguiendo esa traza tan común del pilar de estilo clásico adosado a una pared y ejecutado en mármol gris… eso sí, bien pulido y reluciente… Por lo que se armó la polémica que o bien conocéis o bien podéis imaginar a partir de los datos que os he narrado… Ya, pero… ¿Y cuál es mi opinión?

Actual fuente colocada en Órgiva.
Actual fuente colocada en Órgiva.

Tengo que decir, antes que nada, dos cosas: la primera que no he tenido noticias de esta cuestión hasta que facebook se encargó de darme cuentas hace unas semanas, cuando todo estaba ya ejecutado… y la segunda, que desde hace algo más de un año tengo encomendada la dirección del planeamiento urbanístico (PGOU) de Órgiva, por lo que mi opinión lo será en mi calidad de urbanista, y que por tanto coincidirá con la propuesta que trasladaré a la corporación  municipal en lo que afecta a los cometidos que me han sido encomendados, y que de ser aceptados podrán ser objeto en su momento contrastados con la opinión de los ciudadanos…. Pero a lo que iba, mi opinión:

  • Desde el PGOU se debe recuperar el uso público exclusivo para este espacio, reducido pero singular, devolviendo todo el protagonismo a la fuente, como elemento que cualifica la escena urbana, por su valor etnológico, como elemento de sociabilidad, y recuperando de ser posible todas las funciones que originalmente tuvo, aún cuando alguna de ellas ya sería con carácter testimonial,
  • Y se debe, en consecuencia, propiciar la dotación de una nueva fuente cuyo tamaño, posición, material y funciones estén en consonancia con el elemento histórico de 1924, aunque no necesariamente con un diseño mimético de la primitiva.
  • Considero que el PGOU debe prever los mecanismos para que el kiosco sea reubicado y reconstruido  con los requerimientos constructivos, funcionales y estéticos que hoy se demandan a este tipo de instalaciones que implantan en la vía pública, sobre todo si están en un entorno monumental.
  • Y de todo lo anterior se deduce que, desde mi punto de vista, la fuente “de las tres tazas” no hubiese podido ser catalogada por su supuesto valor cultural o etnológico, porque en este caso debe primar la necesidad de recuperación del espacio público original y las características de monumentalidad y de simbolismo de la originaria fuente. Como lo demuestra el hecho de que  en los trabajos ya realizados del PGOU –información, diagnosis y Avance del Plan- en ningún caso se había previsto su catalogación, aunque sí el mantenimiento de una fuente en el espacio público.
  • Y, para terminar, con respecto de la nueva fuente… hombre, yo recomiendo mientras  tanto quitarle ese brillo de cosa nueva mediante una pátina… y reubicarla a otro lugar de la ciudad cuando llegue el momento de la recuperación del uso público de esta plazuela y de la reposición de la fuente de 1924, pero nunca la de los años ‘70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *