HOY QUIERO CONTAROS UNA BONITA HISTORIA. 2º Aniversario de La Ciudad Comprometida (V)

“Ciudadanos Comprometidos”

En el recopilatorio de artículos de los últimos dos años de vida de esta aventura en el blog la toca el turno a “Ciudadanos Comprometidos”. Cada día estamos publicando un post de cada una de las diez categorías en las que se va a estructurar a partir de ahora este espacio. El listado completo de todas es el siguiente:

01- La Arquitectura Comprometida

02- La Ciudad Comprometida

03- El Territorio Comprometido

04-  La Sociedad Comprometida

05- Ciudadanos Comprometidos

06-  Mis proyectos favoritos

07- Crónicas desde Iberoamérica

08- Foros Profesionales de GR

09- Noticias y Actualidad

10- Miscelánea

La categoría “Ciudadanos Comprometidos” es nuestro humilde homenaje a aquellas personas que representan los valores y enseñanzas que juntos hemos difundido y aprendido en el discurrir del blog. Hemos distinguido, y seguiremos haciéndolo, a aquellos que por su actividad profesional, su manera de entender la vida, y por ser ellos mismos, hombres y mujeres auténticos, son ciudadanos comprometidos con la ciudad, con el territorio, y con la sociedad que les ha tocado vivir y que legaran a sus hijos.

El articulo elegido de esta categoría es “HOY QUIERO CONTAROS UNA BONITA HISTORIA”, del ciudadano comprometido Jacobo Camarero, que reproducimos a continuación.

 

HOY QUIERO CONTAROS UNA BONITA HISTORIA. JACOBO CAMARERO, UN HOMBRE COMPROMETIDO

Jacobo Camarero posando para el periódico Ideal../ Ideal.  

Hoy quiero contaros una bonita historia que ha sucedido porque era bueno que sucediera… y yo he tenido la fortuna de verme atrapado en ella… os cuento: 

El pasado mes de Mayo, nos encontrábamos Elena y yo en Montevideo asistiendo a un congreso, y una tarde, tras comer deliciosamente en el Mercado Viejo, paseábamos por la ciudad colonial y, sin razón alguna, entramos a olisquear en una destartalada tienda que exponía libros y discos locales tras el escaparate. Nos recibió con educación un dependiente –Gustavo- que rápidamente captó nuestra atención… ¿por qué? Bueno, eso es parte de la historia. 

Al poco de entrar nos desentendimos de los artículos en venta y Gustavo ya nos narraba su amistad con una chica española de Sevilla de la que acababa de tener noticias después de varios años. Pero al saber de nuestro origen granadino, nos aclaró enseguida que Inma Camarero en realidad es de Albolote, una pequeña ciudad próxima a Granada, lo cual nos pareció simpático, porque resulta que el alcalde de Albolote también se encontraba casualmente en Montevideo asistiendo al mismo congreso que nosotros… 

Como le dijimos que nos era familiar el apellido de su amiga, nos contó, casi en confidencia que, precisamente, hacía unos días que había muerto el padre de Inma, un tal Jacobo Camarero, y esa era la razón por la que su amiga se había dirigido a algunos amigos, él entre ellos, para desahogar su dolor narrándoles la historia de su padre… un hombre bueno que, por lo visto, hizo tanto y tanto bien cuando era joven que, recientemente, le habían honrado dando su nombre a la principal avenida de Albolote… 

Y fue en ese justo momento cuando Elena y yo comprendimos porqué nos era familiar ese nombre, ya que acabábamos de recibir un encargo especial: diseñar las paradas del Metropolitano de Granada, cuyo prototipo sería precisamente la primera parada de la línea 1… ¡La Parada Jacobo Camarero, en Albolote! Bueno, como comprenderéis, ya fue inevitable que nos narrara en detalle la historia de ese hombre tan especial con el que también nosotros ya nos encontrábamos vinculados… 

“… En los duros años de la posguerra, mediada la década de los años ‘40, Jacobo Camarero creó de la nada, y sin más ayuda que su ilusión, una escuela en la que enseñó lo fundamental a centenares de niños, y no tan niños, pobres de su pueblo que, de otra manera, hubiesen sido analfabetos toda su vida… hasta el punto que años después, el Ministerio de Guerra premió al Ayuntamiento de Albolote porque no iba ningún soldado analfabeto a la mili…  

Con la llegada de la democracia a España, la mitad de aquellos primeros alumnos se convirtieron en el corazón del Ayuntamiento. Además de concejales, otros fueron empresarios, capitanes del ejército,… Y con el tiempo esa escuela, situada en la plaza central de Albolote, se convirtió en una biblioteca pública”. 

Elena y yo nos sentimos sobrecogidos… nada había sido por casualidad, y todo estaba sucediendo porque era bueno que sucediera… 

Yo por mi parte, en ese momento estaba terminando de perfilar el contenido del blog La Ciudad Comprometida, y sentí como un verdadero acicate el ejemplo de este buen ciudadano comprometido que fue Jacobo Camarero… 

Meses después, en Noviembre, viví en primera persona algunos de los sentimientos de Inma Camarero, con motivo de un sencillo y sentido homenaje que se le brindó en Guadix, mi querido pueblo, a mi padre y a otros accitanos ilustres ya fallecidos. Y con ese motivo escribí  en el blog: 

“… Fuimos a decirles que siguen vivos en nuestra memoria, en nuestros corazones, y que nunca podremos olvidar que gracias a ellos, nuestra ciudad, nuestra sociedad, nuestro mundo, en definitiva todos nosotros, somos sin duda un poco mejores.  

Los allí  presentes pudimos honrarlos, agradeciéndoles lo mucho que nos entregaron a través de sus vidas respectivas, ya fueren gente entregada a su profesión, emprendedoras, entregadas al servicio a los demás, apasionadas de su tierra, ciudadanos ilustres o personas sencillas…, ya que con la luz de su ejemplo y de su memoria, alumbrarán permanentemente a sus familiares, amigos y paisanos. Que los admiran, que los quieren, y que los añoran.” 

Por eso, estoy profundamente convencido de que esta bonita historia que hoy os cuento ha sucedido porque era bueno que sucediera… 

Al fin, hace unos días, la Consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía ha presentado públicamente el diseño de La Parada Jacobo Camarero, en Albolote, y siento que este proyecto me ha dado, y lo seguirá haciendo seguramente,  tremendas satisfacciones personales y profesionales… Y también hace unos días hemos concluido los Foros Profesionales de La Ciudad Comprometida, con motivo del 25º aniversario de GRarquitectos, y nos estamos preguntando sobre la continuidad de las acciones que hemos emprendido en estos vertiginosos y a la vez apasionantes meses… 

Pero la memoria de este ciudadano ejemplar, bueno y comprometido que fue Jacobo Camarero nos anima y nos obliga a continuar si cabe con más afán aún, con nuestro compromiso de construir un mundo más libre, más solidario, más justo.  

Pinchado en el siguiente enlace: Hoy quiero contaros una bonita historia podréis acceder al post original y sus comentarios, publicado el 25 de Diciembre de 2009. Por último, os recordamos que, si deseáis localizar algún artículo que actualmente se haya reubicado en otra categoría, podéis acceder a ellos a través del buscador o de los tags.

3 Comentarios

  1. Gracias amigo Mario… Fijare que todo empezó en Montevideo, durante un congreso de la Uim! Con ella aprendi que tenemos que llevar siempre atento el corazón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *