LA SEÑORA CRISTINA… Y MI SEÑORA MADRE

La vida me brindó la posibilidad de vivir historias bellísimas que ocurrieron porque mi corazón estaba abierto a las gentes que fui conociendo, con las que aprendí, y a las que pude servir… Como esta, que seguramente ocurrió porque era bueno que ocurriera…

Pincha en la imagen para acceder al articulo completo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *