QUE LUEGO PASA LO QUE PASA

Buenos días. No es posible construir una sociedad justa si es el propio estado quien actúa de manera irresponsable. Me explico:
En estos días asistimos perplejos a varios conflictos laborales en los que los trabajadores reivindican unas condiciones salariales más dignas, que por otro lado son casi imposibles de conseguir toda vez que su empresa contrató con el estado la prestación de un servicio público en condiciones leoninas… Y ahora lo percibimos nítidamente porque uno de esos conflictos afecta ni más ni menos que al control de seguridad del aeropuerto de Barcelona, en plena efervescencia veraniega, habiendo llevado al borde de la histeria a millones de pasajeros, por lo que es una noticia destacadísima en todos los medios de comunicación.
Por tanto aquí tenemos uno de tantísimos casos en los que la famosa “competitividad” se la aplican las administraciones para contratar toda clase de servicios con unos precios muy reducidos que no guardan relación alguna con las contraprestaciones exigidas que las empresas se ven obligadas dado el contexto de crisis económica real en el que aún estamos instalados.
¿Y que por donde se rompe la cuerda? Está claro, por el lado de los trabajadores, ya que se traducen en unas condiciones de trabajo muy exigentes y con unas condiciones salariales no solo injustas, sino indignas en la mayoría de los casos.
Y eso no vale. Porque de esa manera puede que le cuadren sus cuentas a las diferentes administraciones del estado (nacional, autonómico o municipios), para mayor gloria de ministros, consejeros o alcaldes, pero a costa de machacar a las empresas, grandes y pequeñas, y sobre todo a los maltrechos profesionales y trabajadores, que de eso mi equipo de jabatos y yo mismo sabemos latín… Y es que en los concursos públicos siempre el principal elemento a tener en cuenta es la baja económica quedando en segundo plano la calidad del servicio exigido, a sabiendas de que aquello de “bueno, bonito y barato” no existe. Y, claro, la cuerda cuando se tensa tanto que se suele romper, y siempre lo hace por el punto más débil (que en este caso son dos): los ciudadanos reciben un peor servicio y quienes deben desempeñarlo lo hacen en condiciones muy, muy difíciles…
Por tanto, capitostes del estado, politicastros que nos gobernáis, y tecnócratas de las administraciones públicas: ¡Que no valen los atajos! Que luego pasa los que pasa… es decir, ¡Lo que está pasando!

QUIEN SABE DONDE…

Es sorprendente… Esta mañana, justo al despertarme, me he encontrado con un mensaje de alguien que me escribió, y mantuve el siguiente diálogo:
– “Buenas, qué pena, pero le voy a preguntar sin tanto rodeo: La señora que está en el perfil con usted, ¿Es familiar suya? Es que se me parece a un familiar mío
– Noooo, es una señora muy gentil que me vendió piña en Florencia, Caquetá

– ¿No supiste cómo se llama? Es que la realidad es que mi madre está desaparecida hace 23 años y se me parece en algo a ella
– Vaya… yo voy a viajar en 10 días de nuevo, ¿Quiere que intente saludarla de nuevo?
– ¡Si, por favor! La señora que busco se llama Ana Cecilia Florez de Cardona, está por los 60 y cuando se perdió estaba enferma, y vivía en Doncello, una ciudad de esa región.
– Estaba junto al mercado principal… quizás vaya cada día por allí.
– Quisiera que cuando vuelvas Dios te la ponga nuevamente en tu camino.”

Ya después Luz Enit me explicó que navegaba por internet visitando a los habitantes de esta ciudad colombiana cuando accidentalmente vio mi foto del perfil, se animó a leer mis artículos y decidió pedirme amistad…
– “y el recuerdo de la forma del cabello me animó a pedirle amistad en Facebook”
Y es que a principios de Julio, tuve que quedarme un día más en Florencia (Colombia) porque la lluvia impidió que partiera mi vuelo, por lo que en la mañana siguiente decidí dar un largo paseo por la ciudad, y al finalizar compré un trozo de piña a unja linda señora y ambos nos regalamos unas sonrisas… Por eso escribí en m nueva foto de perfil:
“Cuando voy a los lugares yo me entrego tal cual soy y siempre recibo mucho más de lo que doy… ¿Cómo no sentirme agradecido? Y en Florencia (Caquetá, Colombia) –puerta de la Amazonía-, donde estuve los últimos días trabajando en su ordenamiento territorial, ¡No fue para menos!”
Y el próximo 25 de agosto, lo primero que haré al llegar a Florencia será visitar su Mercado, y buscar esa sonrisa bella que me ofreció la azucarada piña salvaje del Caquetá, y le preguntaré su nombre…

CUANDO EL OMBLIGO DE LOS GOBERNANTES ES MAS GRANDE QUE SU CEREBRO Y QUE SU CORAZÓN

“Miscelánea”

Un colectivo de estudiantes de arquitectura de Trujillo (Perú) me pide que reflexione sobre una plaga que aqueja a esta ciudad: la de la improvisación, un mal terrible para cualquier lugar que impediría su prosperidad. Pero en Trujillo es que las cosas son ahora diferentes… porque el terrible castigo al que fue sometida la ciudad por las inundaciones del fenómeno del Niño del mes de marzo pasado, fue apocalíptico… Pero os cuento:

Trujillo, próximo al millón de habitantes, es la gran ciudad del norte, capital del departamento de La Libertad, y puede sentirse muy orgullosa de su pasado (cultura Moche) y de sus tradiciones (¿conocéis el baile de la marinera?). Además pude comprobar durante mis numerosas visitas a esta ciudad que el ambiente salino del Pacífico la impregna de un carácter cosmopolita y sus gentes son al tiempo amantes del diálogo y emprendedoras… Es famosa internacionalmente por albergar algunas de las joyas patrimoniales de la humanidad como los conjuntos arqueológicos de Chan-Chan https://granadablogs.com/gr-arquitectos/2014/03/28/es-tiempo-de-chan-chan/ o las Huacas del Sol y de La Luna, y tiene un interesante centro histórico, que aunque allí repiten una y otra vez que aspiran a que sea reconocido internacionalmente, sin embargo cada día está más deteriorado y agredido.

A partir de los años ’60 se produjo un traumático éxodo rural que dio lugar a crecimientos informales en todas las grandes ciudades peruanas, y que en el caso de Trujillo ha seguido creciendo sin control desde entonces, sin que las autoridades de ninguna de las escalas de la administración, hayan hecho demasiado ni por frenar su crecimiento ni por mejorar las durísimas condiciones en las que allí se vive (perdón, debí escribir “se malvive”) de modo que hoy medio millón de trujillanos tienen deficientes servicios urbanísticos, equipamientos precarios, y lo que es peor, viven en barriadas en las que confluyen numerosas situaciones de riesgo.

Pero el destino reservaba una terrible dentellada que esta vez no solo afectaría a los más pobres: el cíclico “Fenómeno del Niño” volvió con mayor dureza y  las inundaciones por la ocupación de las quebradas que rodean a la ciudad esta vez afectaron de manera generalizada a todos los barrios… afectando gravemente al corazón de Trujillo y de sus sufridas gentes, dejando daños incalculables  sobretodo en su orgullo y en su moral.

Inundación en el centro histórico de Trujillo.FUENTE: AFP PHOTO / CELSO ROLDAN AND STR

Pues resulta que en este contexto, cuando todas las administraciones debían estar coordinadas por el alcalde de la ciudad diseñando su reconstrucción, aprendiendo de lo mal hecho, es decir, de lo no hecho en el pasado… pues resulta que una vez más la historia se repite y el ombligo de su alcalde es más grande que su cerebro y más sensible que su corazón… y ante el silencio de la sociedad civil organizada, tiene que ser el colectivo de estudiantes de arquitectura de las universidades locales el que alce su voz, y me piden alarmados que me haga eco de una simbólica sinrazón: Pareciera que no existen ahora otras prioridades que reurbanizar por enésima vez la Plaza de Armas, que ya se encuentra cercada y oculta a las miradas, y cuyo Plan de Trabajo es el secreto mejor guardado del reino…

Al menos la sabia nueva es mejor que la añeja… Os felicito muchachos, luchad por mejorar vuestra ciudad y devolvedle a la sociedad los conocimientos que estáis adquiriendo transformados en buenas ideas, buenos proyectos, y en sensata ciudadanía.

¡Contáis con todo mi apoyo!

El Candelabro de Paracas, primer paisaje cultural de Perú

“La Ciudad Comprometida”

Hoy queremos compartir una gran noticia, y es que el pasado diciembre, el Ministerio de Cultura de Perú, declaró el primer paisaje cultural del país, El Candelabro de Paracas. Esta declaración viene motivada por ser “una expresión de obra de arte en un espacio físico natural con valores históricos, tanto por la cronología como por el enigma de su origen. Es parte de la identidad local, regional y nacional.”

Candelabro de Paracas. Fuente: Ministerio de Cultura. Perú

Este impresionante geoglifo se emplaza en la costa peruana, al sur de la capital, en Pisco. Tiene una extensión aproximada de 170 metros y está grabado en la superficie, con profundidad promedio de 1.20 metros.  La atmósfera salitrosa que envuelve la colina ha actuado como aglutinante, apelmazando y endureciendo la arena que rodea al candelabro. Los fuertes vientos, denominados Paracas, rellenan y vacían regularmente la figura; a pesar de los sedimentos arenosos que cubren la superficie, las líneas del dibujo siempre están bien marcadas, porque son los mismos vientos que van quitando el exceso de arena de los canales.

Según la propia declaración del ministerio: “Denominado localmente como Tridente Tres cruces, evidencia la existencia de un sincretismo simbólico en la figura que representa, el mismo que da origen al enigma de su creación, antigüedad, y por consiguiente, la funcionalidad del mismo.  Esta incógnita es al mismo tiempo una marca territorial por el valor distintivo y diferenciador de su territorio frente a otros.

Localización geográfica del Candelabro de Paracas. Fuente: Elaboración propia a partir de imágenes del google maps

Este Paisaje Cultural, expresa un conjunto de valores, símbolos y creencias, manifestadas principalmente en los pobladores de San Andrés, Pisco y Paracas, que reconocen a este ícono o figura como “suyo”, generando el sentimiento de pertenencia y apropiación desde generaciones atrás. Se convierte en un referente de ubicación y localización de especies marinas específicas para la pesca local, forma parte de la actividad turística, evidenciando una relación directa entre la población y el medio físico.

Desde La Ciudad Comprometida, llevamos años difundiendo la importancia de la conservación de los paisajes culturales, como muestras vivas de nuestra historia, como expresión de nuestras costumbres y creencias pasadas y futuras y su impronta en el territorio. Sin duda nos alegra este tipo de noticias, que ponen de manifiesto la importancia que tienen una buena la gestión del patrimonio cultural, y el reconocimiento a las manifestaciones vinculadas al territorio. Esperemos que este inmenso candelabro alumbre nuevas declaraciones y sea el comienzo de un patrimonio protegido y valorado.

COLABORAREMOS CON LA UIM PARA FAVORECER POLITICAS URBANAS COMPROMETIDAS EN LATINOAMÉRICA

“La Ciudad Comprometida”

Hoy quiero informaros de algo que puede ser muy relevante para el fortalecimiento de la gobernanza municipal en Latinoamérica. Hace unas semanas, en el marco de la ceremonia  del 25 aniversario de la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM), tuve el honor de suscribir, en mi calidad de director institucional de Desarrollo de Ciudades Comprometidas (DCC), un convenio de colaboración que permitirá la cooperación técnica y académica UIM/DCC y el desarrollo de programas de formación y capacitación de recursos humanos en temas vinculados a la gestión del territorio, la planificación y el ordenamiento urbano, al objeto de promover el desarrollo económico y social de los municipios de América Latina, con el concurso, cuando sea necesario, de las agencias de cooperación internacionales o de otras instituciones.

convenio UIM-dcc

La UIM, cuyo secretario general es el Dr. Federico Castillo Blanco, es una importantísima asociación internacional que nació en Granada en 1991, de la que yo tengo el honor de ser cofundador, dedicada a la promoción del municipalismo y la descentralización y al fomento de los valores democráticos y de progreso social, que cuenta con el reconocimiento de organismos internacionales como la UNESCO y la OEA, y cuyos programas de cooperación han sido declarados  como proyecto adscrito a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica.

Y por otra parte, como ya sabéis,  DCC, es una alianza estratégica entre diversas empresas consultoras españolas y latinoamericanas, que desempeñamos nuestra actividad bajo los principios de “La Ciudad Comprometida”, en los campos de la gestión territorial, la planificación sectorial y urbana, la obra civil, y la arquitectura.

Y este acuerdo ha sido posible dado que ambas instituciones compartimos la visión de que el fortalecimiento y la consolidación de la democracia representativa debe realizarse apoyando de forma efectiva el desarrollo y papel a jugar por los gobiernos locales y fomentar el intercambio y formación de los responsables electos y directivos de entidades locales, al considerar  al municipio como un elemento básico para el desarrollo de dichas políticas.