Más allá del argumento, el caso de Rosa Cobo Román, supuestamente asesinada a hachazos por un antiguo cliente, Policía Local en excedencia, recuerda con demasiada proximidad a la película en la que Robert de Niro y Nick Nolte dan vida a un ex convicto y un abogado en una película tenebrosa, procaz y completamente desasosegante.

En la cinta, al final, el abogado encarnado por Nick Nolte, aterrado, trata de huir perseguido por Robert de Niro, que pretende tomarse la justicia por su mano. Más allá del final de la película y del caso que es noticia estos días en Granada por su tremendismo, la protagonista que fue enterrada ayer, Rosa Cobo Román, también tenía miedo al fin y al cabo.

La violencia de género, machista, acoso, o como queramos definirla se ha vuelto a cobrar una víctima en un episodio más que logra hacernos temer las profundidades oscuras que anidan en el interior del ser humano.

La pregunta es si el sistema judicial y social puede evitar que un solo caso más de este género vuelva a repetirse. Los propios compañeros de la fallecida tienen dudas. El Foro Independiente de Abogados de Granada es un clamor al respecto.

Por poner un ejemplo, una compañera de Rosa Cobo Román ha escrito: “Como todos vosotros, ¡ Estoy indignada!. No puede ser que en menos de un año hayan muerto dos compañeros asesinados por sus clientes. Y todos conocemos casos de compañeros acosados, Así que yo propongo que entre todos hagamos llegar a nuestros respectivos colegios, una solución y que se eleve a propuesta de nuestros colegios una modificación del C.P. que castigue el acoso al letrado como Delito y que inmediatamente se conceda órden de alejamiento”.

Otro compañero más, opina: “Indignación, rabia, repulsa y odio es lo que siento. Esto es una verguënza. Para qué están los Colegio de Abogados? Compañeros hay que hacer algo, la pasividad no lleva a ninguna parte!!!. Te queremos Rosa.Te envío un abrazo muy fuerte allá donde estés”.

Por destacar una opinión más: “Hago mío vuestro dolor, compañeros. Me concedieron un Auto de Alejamiento respecto de un cliente y viví meses aterrorizada.
Debemos reclamar más apoyo de nuestros Colegios Profesionales cuando nos persiguen y acosan por ejercer nuestra profesión”.

¿Crees que los abogados están suficientemente protegidos para ejercer sus competencias profesionales?

 

7 Comentarios en El cabo del miedo

  1. Estan igual de mal protegidos como cualquier otra persona de a pie que pueda tropezarse en su vida con uno de estos desalmados, si encima se sabía del acoso y como tantas otras veces no se le ha dado la importancia debida, tarde o temprano podía acabar mal, y por desgracia le ha tocado a ella esta vez. Hasta que no se tome en serio una denuncia por acoso, tanto a nivel de hogar como en el ejrcicio profesional, y desde la primera amenaza no se empiece a actuar contra este tipo de sujetos, estaremos en peligro todos-as.

  2. Determinadas acciones como amenazas, lesiones, etc. ya están castigadas en el Código Penal como delito de obstrucción a la Justicia cuando la víctima, entre otros, es un Abogado que las sufre como represalia por su actuación profesional o para influir en su conducta procesal. Otra cosa es que yo que he sufrido amenazas de muerte como Abogado y denunciadas vi como el Sr. Juez de Instrucción, el Sr. Fiscal y luego la Ilustrisima Audiencia Provincial consideraron que podria existir, a lo sumo, una falta. Espero que desgraciados casos como el de mi Compañera (q.e.p.d.) abran los ojos a la necesidad de aplicar la Ley. No hay que legislar sino aplicar la Ley. Que en Paz descanse Rosa y que Dios ampare a su familia.

  3. De personajes que se toman la justicia por su mano, la sociedad no se encuentra protegida.
    Cuando nos ponen una multa de tráfico, y no estamos de acuerdo, lo que hacemos es recurrir, no matamos al agente que nos ha denunciado.

1Pingbacks & Trackbacks on El cabo del miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *