DOCU_IDEAL

El Realejo se vuelca en cuerpo y alma (y también con el bolsillo) en la rehabilitación de la Iglesia de San Cecilio, Patrón de Granada. Si este domigo se presentó el trabajo de restauración de la parroquia y la campaña de financiación para recaudar los fondos, las fiestas del barrio estaban destinadas ya a recaudar fondos para este fin, todos a una. De paso, pide ayuda a toda Granada para la rehabilitación de la ‘casa’ y parroquia del Patrón de Granada: San Cecilio.

Este domingo y todo el fin de semana he estado por las calles y rincones del barrio hablando con la gente. Muestran su interés y explican la necesidad de la rehabilitación. Por esta razón, hago mía la crónica del compañero y sin embargo amigo Jorge Martínez, y la publico en el blog para que salte por Internet y todos los granadinos que sientan a su Patrón San Cecilio allende los límites del Genil hagan lo posible para contribuir en esta digna causa.

El párroco de San Cecilio, Mario Camacho, supo transmitir ilusión “para devolverle a Granada una parroquia digna y presentable, fruto del esfuerzo de todos”. Se trata de aunar fuerzas para conseguir que, aproximadamente unos 150.000 euros vuelvan a darle brillo a la parroquia que corona el Campo del Príncipe. Para comenzar consiguió llenar prácticamente el templo del Patrón de Granada para que conociéramos las necesidades que hay, el estado actual, la historia que late tras los maltratados muros del templo y el proyecto completo para afrontar esta restauración.

“Comenzaremos primero por la portada, obra de Juan de Marquina” para continuar las siguientes fases en cuanto las posibilidades económicas nos lo permitan, aseguró el arquitecto Antonio Martí autor del proyecto que ya recibido la autorización de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y los primeros documentos precisos que solicita la Administración. “En cuanto dispongamos de la licencia de obras del Ayuntamiento iniciaremos los trabajos de la primera fase para abordar las siguientes en un futuro inmediato”, aseguro el arquitecto quien prevé que los plazos podrían iniciarse a partir de la próxima Navidad.

IDEAL RESTAURACI+ôN SAN CECILIO0002

En el acto celebrado en el interior de la parroquia estuvieron presentes muchos realejeños, cofrades de la hermandad del Cristo de los Favores, así como su hermano mayor, Francisco Cordones (el querido Paco Cordones de la cafetería del mismo nombre de la calle Molinos), antiguos hermanos mayores y miembros de la junta de gobierno.

“Entre todos lo conseguiremos para poder disfrutar de este paraje único en el que los cristianos ponemos nuestros ojos para ver a San Cecilio”, matizó el párroco, emprendedor de todo este proyecto que con su tesón y esfuerzo está haciendo que esta meta esté ya cada vez más próxima.

“Ciertamente es una empresa digna de acometer porque es un templo muy importante para Granada. Fue una de las primeras parroquias erigidas en la ciudad tras la Reconquista pero sus antecedentes son anteriores pues se cree que en este lugar estuvieron las cenizas de los arzobispo mozárabes y por ello fue reconocida como la Catedral Mozárabe”, dijo el historiador Emilio Caro en una brillante intervención que ofreció el recorrido por la historia de la parroquia con grabados, documentos y gráficos que mostraron la dimensión del barrio y los avatares históricos que sufrió la iglesia.

El actual templo, construido próximo al primitivo, se realizó con materiales humildes y sencillos con la característica de ser una de las pocas iglesias granadinas “con portada lateral principal y torre en la cabecera de la iglesia”, destacando las pinturas del siglo XVIII que ahora se quiere recuperar.

IDEAL RESTAURACI+ôN SAN CECILIO0003

La empresa no es fácil. A partir de documentos gráficos que quedan y de las propias señales que se pueden contemplar en la fachada se piensa recuperar las pinturas ya que “algunas que quedan fueron superpuestas en fechas recientes con más voluntad que acierto”, como indicó el arquitecto restaurador.

Las pinturas son murales y no al fresco que sufrieron el impacto de una bomba en el año 1931 y el incendio del 22 de diciembre de 1969 que dañaron considerablemente el templo. “De hecho tan sólo se conserva de la armadura el tramo del acceso al interior”, dijo el historiador.

“En cuatro fases pretendemos devolver el esplendor a la fachada de la parroquia de San Cecilio, la primera será el pórtico lateral de piedra en el que se desea comenzar hacia enero próximo”, dijo Antonio Martín. Las siguientes fases corresponderán al tratamiento en las pinturas murales del lateral sur donde se halla la puerta principal de acceso a la iglesia, después la zona superior de esa misma fachada sur y finalizarán con la torre-campanario.

La portada, de características muy similares a la del palacio de la Curia Eclesiástica o de la parroquia de San Andrés, presenta un importante estado de deterioro. Fue ejecutada con piedra calcarenita que ha sufrido mucho los embistes de la polución, la humedad y la erosión del tiempo. En algunos casos anteriores se restauró con piedra de Sierra Elvira lo que hizo que se pudiera conservar en el estado actual. El proyecto de Antonio Martín propone “consolidar los restos como intervención previa, el sellado de las fisuras y grietas y la protección final”.

La financiación de manera íntegra corresponderá a la gestión parroquial de manera que serán los feligreses y católicos granadinos quienes habrán de afrontar la intervención completa. El presupuesto inicial es de 150.000 euros distribuidos en varias partidas. Los trámites del levantamiento planimétrico y la representación de policromías ascienden a 3.000 euros; la restauración de la portada lateral, en la primera fase, 37.000 euros; la restauración de la fachada lateral, 58.000 euros; la parte superior de la fachada sur, 20.000 y, finalmente la intervención en la fachada del campanario, 40.000 euros.

“Todo esto y dadas las circunstancias económicas actuales, no sufrirá posibilidad de aumento de presupuesto, sino más bien al contrario podría suponer alguna rebaja”, afirmó Antonio Martín, quien aseguró que las fases se acometerán “según las disposiciones económicas de la parroquia”.

La propuesta está lanzada. Ahora resta el interés de los granadinos para abordar esta imprescindible e interesante propuesta y las aportaciones económicas que las hagan viables. Ya se han producido las primeras donaciones y el fondo económico de la venta del libro “Las manos que me cuidaron” que relata la vida del cofrade Juan Diego, unos tres mil euros, también están ya a disposición del comienzo de las obras.

CRÉDITOS
-De la foto principal: Viernes Santo en Granada: salida del cristo de Los Favores de San Cecilio. 2010. Alfredo Aguilar.
-Las otroas dos imágenes han sido tomadas por el propio Jorge Martínez y retratan dos momentos del acto de este domingo pasado, con la presentación de la rehabilitación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *