IMG_20141009_090442_628

Cuando la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía cruza la puerta del Consistorio granadino normalmente depara una buena noticia. La mañana del jueves no rompió el vaticinio y José Torres Hurtado y la representante del Gobierno andaluz, Sandra García, presentaron el acuerdo para mantener en servicio el programa denominado Orienta en la Zona Norte.

Este distrito de la ciudad está formado por los barrios de Rey Badis, La Paz, Cartuja y Almanjáyar, catalogados como ‘zona de transformación social’ por la Junta de Andalucía y donde la tasa de desempleo triplica la media andaluza y se extiende por todas las capas sociales del entorno, degradado y necesitado más que nunca de la acción de los servicios sociales para combatir la crisis.

Los cálculos, de hecho, arrojan una escalofriante tasa de paro, que se sitúa en el 70% e incluso el 80% de la población de estos cuatro barrios. De ahí la necesidad del consenso en este aspecto entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada. La virtud del acto oficial de ayer supone que la Junta y el Ayuntamiento seguirán colaborando para mantener la unidad Orienta en el distrito Norte de la capital. Sobre el terreno y como una unidad de choque contra el paro. Tal cual.

El trabajo de estas cuatro personas, de estos cuatro trabajadores sociales expertos en orientación laboral, consiste en atender a los vecinos y construirles un itinerario laboral, no solamente un currículo.

De esta forma, a lo largo de la aplicación de este programa personalizado, los solicitantes van aprendiendo todo lo necesario para acceder a un puesto de trabajo mientras se van formando a través de la oferta educativa disponible.

Más allá de los datos de inserción laboral, que corresponden a otros programas, el objetivo es preparar a los participantes para que no se queden fuera del mercado: «Se trata de que estas personas logren entrar en el sistema para que puedan ser encontradas y, en un segundo paso, optar a un puesto de trabajo», explicó la delegada de la Junta en Granada, Sandra García.

El acuerdo contempla la aportación por parte del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) del personal técnico que presta el servicio de orientación y acompañamiento a la inserción y atiende a los usuarios. Por su parte, el Ayuntamiento pone a disposición el local, situado en el centro municipal de formación y empleo ‘Las Parcelas’, y desarrolla el mantenimiento del mismo.

La Unidad Orienta de la zona Norte está atendida por cuatro técnicos y un administrativo de lunes a viernes en el horario habitual de ‘Las Parcelas’, que cuenta para ello con una sala de espera, otra de recepción y un espacio reservado para la atención personalizada de los orientadores con los usuarios. Son una completa unidad de choque contra el desempleo, contra el paro. Tal cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *