Villa Amparito en Bolivia

“La Arquitectura Comprometida”

Por Hugo Armando Martínez Clavel. Arquitecto, Técnico Urbanista y Máster en Planificación Urbana y Territorial

Un ejemplo de colorido de "Villa Amparito"./ HAMC
Un ejemplo de colorido de “Villa Amparito”./ HAMC

Mas que una descripción de “Villa Amparito” proyecto y construcción que elaboré para mi -vivienda de campo- el año 1995, a orillas de lago Titicaca, en el altiplano boliviano; quisiera aprovechar esta oportunidad para referirme en principio a la exposición realizada el día lunes 15 de los corrientes, en el foro que con éxito y muy acertadamente llevaron adelante en el estudio de urbanismo de GRarquitectos.

Escuchar y participar en el debate sobre un tema como es el de “Arquitectura Sostenible” y además tan bien planteado por el expositor es apasionante, aún más, siendo un tema de reciente actualidad, todos estamos a favor y convencidos de que si no conservamos nuestro medio ambiente, ya no el futuro, sino el presente de los hijos de nuestros hijos será sombrío e incierto.

Los datos que se nos ha proporcionado con toda claridad por el expositor, en su intervención no dejan duda, y sinceramente los cabellos se me pusieron de punta por esa cruda realidad; y si como profesionales en el ramo de la construcción y diseño no tomamos acciones inmediatas y asumimos que en gran parte es nuestra responsabilidad, pues entonces, las alternativas de solución deberán partir por nosotros y una de ellas es precisamente lograr el ahorro de energía en los edificios que proyectamos; si bien esto significa un alto costo económico adicional al final se justifica plenamente, porque la salud de nuestra población esta en riesgo y eso si no tiene ningún precio.

Que gran enseñanza nos dejaron nuestros abuelos al construir sus viviendas; ellos no necesitaban del aire acondicionado ni de los tubos metálicos empotrados en los muros como en los altos edificios para proporcionar frío o calor a los ambiente, mediante ordenadores y de accionar electrónico.

Pues precisamente este fue unos de los principales problemas con los que tropecé al hacer la construcción de “Villa Amparito” el frio del altiplano paceño a una altura de 3860 msnm y a orilla del lago Titicaca, el más alto del mundo, y ahí sí, se puede decir que hace frío, pero con los materiales del lugar y con elementos que nos brinda la naturaleza he podido sortear todos estos obstáculos y lograr una agradable y constante temperatura, durante todo el año al interior de la vivienda sin acudir a métodos electrónicos ni de alta tecnología.

Interior de una de las dependencias de "Villa Amparito"./ HAMC
Interior de una de las dependencias de “Villa Amparito”./ HAMC

Por ejemplo:

La cubierta es de calamina de zinc y cada una de estas hojas ha sido pintada exterior e interiormente con pintura anticorrosiva de color negro mate, con el objeto de mantener durante la noche el calor que proporciona el sol durante el día, resultado de la orientación del edificio.

Esta cubierta tiene 4 claraboyas de vidrio en forma piramidal con base cuadrada de 1.5 mts por lado, orientada respecto al sol a 45º de norte a sur, y obtener  mayor tiempo posible los rayos solares para la acumulación de calor al interior de los ambientes.

En el sector oeste de la construcción, se ha proyectado una jardinera e invernadero interior de 10 m2. de sup., junto a una ventana de 4 mts. de alto para captar los rayos solares de tarde o de poniente, y lograr así, que el invernadero conserve la temperatura durante la noche.

Tanto el piso y cielo falso en toda la superficie de la vivienda tienen hojas de plasto formo de 5 cm. de espesor, que sirven como aislante térmico; los pisos de los ambiente de estancia son de cerámica color negro para absorber y mantener el calor de los rayos solares que ingresan por las claraboyas.

La chimenea a leña con base circular ha sido ubicada de tal manera para proporcionar calor a la mayor cantidad posible de ambientes dentro de la vivienda.

No hubiese logrado mi objetivo a plenitud y satisfacción, desde mi punto de vista, si no hubiese combinado, tanto, el paisaje exterior aprovechando los tres desniveles de la vivienda, logrando así unas vistas directas hacia el lago en todos los ambiente interiores, el paisaje inmediato exterior con más de 400 árboles de distintas especies los mismos que crean un microclima en el sector y aprovechando la ubicación de un cerro alto al fondo de la propiedad, el cual protege de los vientos; la combinación también de todos estos elementos  especialmente con el “COLOR”, es tan importante las distintas sensaciones que nos proporcionan los colores en los diferentes ambientes, que de aplicar estas alternativas podríamos ahorrar energía incalculable, solo como ejemplo si a una oficina la pintamos de naranja en verano tendrá la sensación de estar en un horno por más aire acondicionado que pongas; y todo lo contrario, si la pintas de azul o celeste en el invierno. Todos y cada unos de los colores tiene una sensación diferente, sin que esto quiera decir que debamos cambiar el color de las paredes cada que cambia una estación, sino combinar la decoración interior con colores y otros elementos como cortinajes, persianas, etc, que es un costo adicional, es cierto, siendo un costo adicional, es cierto, pero muy bien justificado en el tiempo.

Al final, no está lejos de que la “Arquitectura Sostenible” sea un tema entendido como el fruto, reflejo o imagen de nuestras sensaciones.

FICHA TÉCNICA

PROYECTO: “Villa Amparito”, Bolivia

AUTOR: Hugo Armando Martínez Clavel

UBICACIÓN: Comunidad Chua, orillas del lago Titicaca. La Paz, Bolivia

SUPERFICIE DE PARCELA: 10.000 m²

SUPERFICIE CONSTRUIDA: 1000 m²

JARDINES Y TERRAZAS: 6 000 m²

AREA DE SEMBRADÍO: 3 000 m²

  • Superficie vivienda principal: 300 m². (Planta baja-3 niveles)
  • Superficie vivienda de servicio: 150 m²
  • Superficie capilla: 30 m².
  • Superficie caballerizas: 250 m².
  • Superficie corrales: 250 m².
  • Cancha poli funcional
  • 3 terrazas exteriores (parrillero y hornos)
  • Embarcadero
Una de las terrazas de "Villa Amparito"./ HAMC
Una de las terrazas de “Villa Amparito”./ HAMC
Otra terraza de la villa./ HAMC
Otra terraza de la villa./ HAMC

5 Comentarios

  1. Me alegro que mi brebe charla a modo de introducción a la arquitectura sostenible haya atraido la atención de un técnico con la experiencia y el bagaje de Hugo Armando. Ojalá no sea un hecho aislado y más compañeros tomen conciencia.
    Enhorabuena por adelantarse a los tiempos.

  2. El nivel de sensaciones que se puede llegar a tener, gracias al buen uso de materiales y formas, no importa el lugar, pasará a ser una fruición del que habita en ella como del que visita.

  3. Armando, voy a tu ciudad y país el día 22 de este, ojalá te pongas en contacto conmigo a este correo, gracias

  4. Parece mentira que hasta hoy haya yo podido encontrarte mi hermano boliviano, ojalá puedas contestarme y restablezcamos nuestra hermandad.

    Con un fuerte abrazo :

    Joaquin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *