Castillo de La Calahorra

“La Sociedad Comprometida”

Fotografía: Torcuato Fandila / Texto: Wikipedia
El patio interior del Castillo de la Calahorra./ Torcuato Fandila
El patio interior del Castillo de La Calahorra./ Torcuato Fandila

El castillo de La Calahorra se alza sobre la colina que domina visualmente el marquesado del Zenete, en el municipio granadino de La Calahorra.

Construido entre los años 1509 y 1512, sobre las ruinas de otro castillo anterior de origen árabe, no se conoce su tracista, pero si sus principales artífices, Lorenzo Vázquez y Michele Carlone, arquitecto genovés traído a España por el marqués del Cenete, Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza, que fue su comitente.

El castillo de La Calahorra es de considerable importancia artística, por ser el primer edificio español en el que se introducen los nuevos aires del Renacimiento.

Su exterior no presenta apariencia de castillo medieval, pues los baluartes o torres de los ángulos son circulares y no cuadrados como en el medievo, debido a las nuevas armas ofensivas del momento de su construcción. Sus muros, enrojecidos por al polvo de las minas de Alquife, presentan pocos huecos, destacando los tres que se abren en la planta superior de los lados este, sur y oeste. El aspecto defensivo que presenta el castillo queda roto en el lado oeste, al situarse allí el cuerpo de escalera, apareciendo como alternativa matacanes.

Su planta es rectangular, y en sus cuatro ángulos se alzan sendas torres cubiertas con cupulines. Tiene patio central y dos pisos de alzada. La única puerta de acceso se abre en el muro este, es de pequeñas dimensiones, de arco de medio punto adovelado, y sobre ella se encuentra el escudo de la segunda esposa del marqués del Zenete, María de Fonseca. Pasada la puerta un pequeño zaguán abierto da acceso a la sala de guardia, en la que una pequeña escalera conduce al patio, que aunque desplazado hacia el oeste, centra el edificio, distribuyéndose en torno a él las diversas dependencias.

El patio tiene doble galería de arcadas. La baja está formada por arcos de medio punto sobre columnas de capitel corintio. La decoración se centra en torno a los arcos, intradós y extradós, y enjutas: casetones con rosetas, ovas y los escudos de los Fonseca y los Mendoza. Los arcos de la galería superior no llegan a ser de medio punto, y se apoyan en columnas de capitel corintio sobre pedestales unidos con balaustrada. La decoración consiste en panoplias y labor de candilieri en los pedestales, escudos en las enjutas, casetones en el intradós del arco e inscripciones latinas en el friso. Ambas galerías están cubiertas con bóvedas de arista. Las diversas estancias se cubren con artesonados de muy variadas formas.

Lo más destacado del palacio junto a las galerías, escalera y artesonados es la iconografía de portadas y vanos, en donde se exponen temas míticos y grutescos del primer renacimiento. Estos fueron realizados en Italia.

Los muros del castillo son de sillarejo, realizados con piedra del lugar, enrojecidos debido al polvo de las minas de Alquife. En la galería baja del patio, el material empleado es también piedra del lugar, mientras que la galería alta es de mármol de Carrara.

5 Comentarios

  1. Se trata, sin duda, del icono que representa a toda una comarca… El Marquesado del Cenete, ubicado en la cara “oculta” (norte) de Sierra Nevada. Lamentablemente las administraciones publicas aun no han encontrado la manera de adquirir este importante monumento que, por tanto, no juega ningún papel en la vida cultural, turística o economica de La Calahorra o de la comarca.
    Su nunca programada restauración, y la imposibilidad de su puesta en valor en las condiciones actuales, únicamente dejan la migaja de unas rancias visitas una tarde a la semana… Así pues, este imponente Castillo, solo le regala hoy su silueta a quien quiera disfrutarla… Porque el resto, lamentablemente, tendrá que esperar.
    Y durante la espera, la imagen de estos pueblos se va deteriorando y vanalizando… Si se renuncia a la autenticidad cultural que aportan la arquitectura tradicional y el paisaje rural circundante, unicamente perdurara su maravilloso paisaje como telón de fondo y la silueta del castillo, será suficiente?

  2. Recuerdo con nostalgia la primera vez que visité el Castillo de La Calahorra. No tendría más allá de 12 ó 13 años, cuando nos llevaron en un viaje con el Instituto. Nos dieron la grata sorpresa de que habían escondido caramelos por todo el Castillo, y la misión era encontrarlos. Yo creo que no quedó ningún rincón sin visitar. ¡Cómo disfrutamos aquel día!.
    Saludillos.

  3. en este castillo, por los años 50 presencié la representación de la Pasión por los lugareños. De su dicción y sus “giros” podriamos hacer un cmpendio harto interesante, pero sólo citaré dos:
    – Eres tú el mensias. – Zí lo zoy. – Dale una guantá y esfarátale la cara, decían en el Prendimiento.
    Después, en el patio había una especie de escenario abierto por donde cruzaba un cable, en el que había una anilla que corría por él, de la que pendía una cuerda. ¿Para qué este artilugio? Pues para escenificar el ahorcamiento de Judas. Y, comienza la escena: Judas tira las 30 monedas, se cuelga de la dicha cuerda, correpor el escenario para lanzarse al suelo del patio, desapareciendo. Per… la anilla se queda enganchada y… nada faltó para que se ahorcase de verdad. (Esta nota es absolutamente cierta…)

  4. Hoy 22/01/12 he estado junto a mi familia a visitar el castillo, nos ha parecido estupendo,gracias a los lugareños hemos llegado sin ningun problema. las vistas son magnificas y mis hijas han disfrutado un monton. la pregunta del millon es por que no lo abren los fines de semana para que todos aquellos que solo disponemos del domingo tengamos la posivilidad de visitar tan interesante castillo, conocer su historia y su interior. el dia de visita es un miercoles y no todo el mundo es capaz de escaparse para verlo. una verdadera lastima, si en algún momento se cambia el dia de visita les pedimos que lo comuniquen, gracias

  5. SER o ESTAR. Son dos verbos diferentes y hay quienes dicen que son similares. Yo “soy” granadino y español, PERO “estoy” en Cataluña y para eso hay muchos que empeñan toda su vida en hacerlos diferentes. De aquí que esto es una forma de empezar, para terminar en el grano. Y el grano de la cuestión es, que vosotros tenéis cerca el castillo de Calahorra y yo habito a dos pasos del castillo de Montjuic. Por lo tanto, y en cuanto me place hablar con vosotros y de este tema, el castillo de Montjuic, tiene una historia muy corta que por vuestros medios podréis recordar. En el, entre muchos ocurridos, se fusiló a Francesc Ferrer y Guardia y mas tarde a Lluís Companys y otros mas.
    Desde entonces, ha sido enclave turístico de la ciudad y museo del ejército español. En 2007 fue cedido al ayuntamiento de Barcelona, por lo que el “tripartito” retiró del recinto, la estatua de Franco y la totalidad del museo militar, con sus soldaditos de plomo y demás artilugios militares. Pues bien, vistas las dispensas monetarias de su mantenimiento y el escaso rendimiento de la cafetera interior, se pensó retornar el museo militar con los soldaditos de plomo. Además, en principio fue pensado en dedicarlo al “Centro de la Paz” (¿que me recuerda a mi esto?) bajo la triple gestión del Ejercito Español, Ayuntamiento y Generalidad. Todo ello para darle utilidad tri-cultural.
    ¡Ah, pero no! Porque después vino CIU y cambió la utilidad para proponerlo como “Centro de Memoria Democrática”, por lo que hasta el momento sirve para cuatro conferencias, dos congresos de ideas y sigue la cafetería. Eso si. Sin los soldaditos que siguen exiliados no se donde.
    De lo que personalmente deduzco. Mejor dejar a Calahorra como centro de meriendas localista a base de tortilla y vino de la costa…y todos contentos.
    NOTA. No hablo de la reconversión de la plaza de toros de las Arenas en área comercial y lúdica, porque eso no toca hoy. Y mucho menos el hablar de “La Monumental” que mandó el toro al agua y a base de gritos y firmas, luchamos a des-ahogarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *