ECO-BULEVAR DE VALLECAS [ecosistema urbano]

“Mis proyectos favoritos”
Por Daniel R. Gómez González. Arquitecto de GRarquitectos

La idea de compromiso social en la arquitectura, en todas sus escalas (ya sea edificación, proyecto urbano o planeamiento), debe estar supeditada a una serie de variables que la sociedad de hoy en día exige. Conceptos como temporalidad o flexibilidad intervienen de forma cada vez más habitual en los proyectos, en lo que en definitiva viene a ser la agilidad de la arquitectura para adaptarse a las necesidades de nuestra sociedad y del “emplazamiento” que compartimos.

Este post surge al hilo del post “EGO versus ECO, HACIA EL DISEÑO INTELIGENTE”, quiero pensar en este sentido que la figura del arquitecto está cambiando, y me gustaría creer que no es sólo por necesidad. En vez de nombres propios empezamos a encontrar equipos, en los que además de producirse debates mucho más interesantes por la diversidad de opiniones de sus componentes, hay que sumar la importancia de la integración de la multidisciplinariedad (filosofía compartida en  GRarquitectos).

Tras esta introducción me gustaría aproximaros a un equipo que trabaja en la línea de lo comentado, su “marca” [ecosistema urbano], ya define en gran medida sus inquietudes:

[ecosistema urbano] es una estructura abierta, dedicada a la investigación y el diseño arquitectónico. Se caracteriza por su elevada sensibilidad hacia la ecología y su compromiso con la sostenibilidad de las ciudades y el planeta.

Frente a posturas teórico-críticas pasivas relacionadas con la arquitectura, [ecosistema urbano] mantiene su apuesta por la acción, partiendo de una mirada crítica y propositiva de la realidad, que se utiliza como mecanismo de proyecto.

Los arquitectos debemos dejar de pensar exclusivamente en términos de materialidad. El hombre crea condiciones artificiales, configura entornos que también son arquitectura. El uso de medios inmateriales es tan importante como el de los materiales para definir un espacio. El arquitecto contemporáneo no es sino un gestor que optimiza los recursos energéticos y presupuestarios disponibles.

Web [ecosistema urbano]

A día de hoy el eco-bulevar de Vallecas es quizás su buque insignia, uno de esos proyectos que cuando aún están sólo sobre papel resultan tan increíblemente interesantes que roza lo utópico, y uno de los primeros pensamientos que te pasan por la cabeza es “a ver lo que queda de todo esto…”

Este proyecto surge a raíz del “Concurso de Ideas Arquitectónicas Bulevar-ensanche de Vallecas”, convocado por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo del Ayuntamiento de Madrid en 2.004 del que resulta vencedora la propuesta de un equipo de jóvenes arquitectos, cuyo lema es “ecosistema urbano” (a partir de entonces nombre del equipo). La propuesta tiene por objeto el acondicionamiento bioclimático del Bulevar principal de la UE.1 del Ensanche de Vallecas, un espacio exterior de 550×50x17m (467.500m3), que trata de compensar la falta de actividad, y surge a partir del interés por solucionar el problema desde el primer momento.

Eco Ideograma.
Eco Ideograma.

http://www.urbanity.es/blog/ecosistema-urbano

Se propone la reordenación del tráfico con el fin de priorizar la presencia del peatón (elemento olvidado en este tipo de ensanches), la densificación del arbolado de alineación existente y lo más innovador de la propuesta, la apuesta por unos elementos temporales y puntuales a lo largo del bulevar que generaran unos microclimas funcionando como dinamizadores sociales, tres árboles de aire, estos espacios generadores de actividad conformarán en un futuro (tan pronto como la vegetación lo permita) los claros dentro del bosque. Siendo conscientes de que el mejor acondicionamiento para un espacio público sería un arbolado suficientemente denso y de buen porte, material con el que no se puede contar hasta dentro de unos quince o veinte años.

Vista del Eco-bulevar en Google Maps.
Vista del Eco-bulevar en Google Maps.

Ficha Técnica

Localización: Eco-bulevar de Vallecas. PAU de Vallecas: Vial C-91.Madrid.

Año: Fase I 2004-05 / Fase II 2006-07

Cliente: EMVS. Ayuntamiento de Madrid. Dirección de Proyectos e Innovación Residencial.

Arquitectos y Dirección de Obra: Belinda Tato, Jose Luis Vallejo, Diego García-Setién [ecosistema urbano]

Estructura: Tectum Ingeniería, S.L. (Constantino Hurtado)

Instalaciones: IP Ingeniería, S.L. (Julio Bernal)

Botánica: Aquajardín (Ignacio López)

Aparejadora: Mercedes González.

Empresa Constructora: Grupo Entorno, S.A.

ECO-BULEVAR DE VALLECAS [ecosistema urbano]

6 Comentarios

  1. Gracias Daniel por ofrecernos este singular ejemplo dd arquitectura urbana sostenible y de planteamiento ecológico de un proyecto… La verdad es que estamos generando un debate muy interesante en torno al papel de los arquitectos y de la arquitectura dn la construcción dd una ciudad comprometida! Espero seguir contando con los artículos estupendos de Dsnidl y de Rafa Heredia, y con vuestros comentarios!

  2. LOS ARQUITECTOS ESTÁN CAMBIANDO POR NECESIDAD. PRQUE NECESITAN RESPIRAR AIRE LIMPIO, NECESITAN BEBER AGUA POTABLE, NECESITAN QUE SUS HIJOS PUEDAN SOBREVIVIR EN UN AMBIENTE SIN CAMBIOS CLIMÁTICOS. ESTAN CAMBIANDO POR NECESIDAD PORQUE NECESITAMOS CAMBIAR. EL TEMA ES CUÁNTO TIEMPO NECESITAMOS PARA CAMBIAR

  3. Rafael, eres bastante irónico… Todos deberíamos estar cambiando porque la sociedad lo necesita… y personas como tu, y equipos como “ecosistema urbano” o GRarquitectos tenemos una gran tarea que desempeñar para anticipar ese cambio en la sociedad, y no solo en los arquitectos!

  4. Sin duda es uno de los proyectos más innovador e interesante de estos últimos años en materia de urbanismo, arquitectura y paisaje. A parte de poner de manifiesto que esas tres disciplinas son indisociable, pone encima de la mesa la conducta que debe tener cualquiera que ordene el espacio: hacerse las preguntas adecuadas y dar soluciones a nuestras necesidades teniendo muy claro la temporalidad de las actuaciones y siempre buscando los limites de la imaginación!

  5. Es verdad que es un proyecto de arquitectura comprometida con e medio ambiente, pero es un fiasco a nivel social, ya que no se ha diseñado de acuerdo con el lugar, y el urbanismo tampoco ha sabido dotarle de un espacio mejor. Es un espacio sin mas aprovechamiento que el de hacer graffities, cuando se planteaba como un lugar para socializar y crear comunidad.
    Puede ser un buen ejemplo de arquitectura sostenible, pero desde luego que no de buena arquitectura, ya que se a olvidado de los usuarios que deben utilizar estructuras, y en una amplia zona de viviendas de protección oficial, sin comercios, ni otra actividad que la comercial, un lugar así no es más que un espacio regalado al vandalismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *