PATRIMONIO MINERO Y PAISAJE CULTURAL

 

“El Territorio Comprometido”

Minas de Cornualles.
Minas de Cornualles.

El ‘Patrimonio minero’ se suele relacionar con el complejo de edificios feos, sucios y poco interesantes localizados en los yacimientos. Es mucho más que esto, se refiere a un amplio complejo físico de cuestiones que se relacionan con la minería y su poblamiento, es decir, la cultura social, las costumbres, la tradición, la  cocina, el tipo de las viviendas, etc.

La restauración de las construcciones de origen postindustrial es la base para su conservación, basándose en dos opciones: mantener la función primitiva de estos monumentos o darles un nuevo uso. Es una decisión importante que requiere de un proceso meditado, ya que se trata de proteger estas estructuras, testigos de una época de gran importancia social y económica, para las futuras generaciones. La figura de protección de paisajes culturales de UNESCO protege unos ejemplos de patrimonio minero muy llamativos.

El primero de ellos lo encontramos en Reino Unido, en Cornualles . La actividad minera se desarrolla aquí entre el siglo XVIII y XX para la extracción de menas de zinc. Este yacimiento representa el carácter modélico dentro  del testimonio de la Revolución Industrial . Debido a las complicadas condiciones geológicas, los mineros que trabajaban allí se especializaban en extracciones mineras en lugares extremadamente peligrosos e incómodos para este tipo de prácticas. Muchas de ellas se encuentran en la costa del norte, donde los pozos eran excavados a lo largo del límite de los altos acantilados sobre el nivel del mar; altos, pero no lo suficiente, así que muchas de las galerías se sitúan bajo el océano.

En general, a todos nos resulta muy llamativo el estilo arquitectónico de los edificios mineros de Cornualles, que fue reconocido como propio de esta región y que posteriormente se extende a otras partes del mundo. ¡Incluso en España! donde los ejemplos más representativos los encontramos en Linares-La Carolina , en la provincia de Jaén.

Dejando las islas británicas, y la Península Ibérica, trasladándonos de continente y mares, nos encontramos que en Japón, está el más importante centro minero, vivo desde el siglo de los siglo XVI y activo hasta el siglo XX, dedicado a la extracción de plata. Lo encontramos en la conocida isla de Honshu . Hasta nuestros tiempos se han conservado las tres ciudades portuarias-mineras de donde se exportaba el material extraído haciéndolo llegar a todas las partes del mundo.

Actualmente se señala cada vez más la importancia de la relación entre el patrimonio minero y el paisaje en el que está situado, modificado por la  actividad extractiva. Las construcciones que forman el complejo minero, sobresalen de la línea del horizonte llamando la atención del visitante desde lejos. Además representan dos tipos de paisaje, el superficial (relacionado con su entorno) y el subterráneo, constituido por interesantes formaciones geológicas, la antítesis luz oscuridad, ying y yang del proceso creativo minero industrial. Los dos ejemplos que hemos presentado demuestran esta singularidad.

Pincha la imagen para acceder a la Galería Fotográfica

PATRIMONIO MINERO Y PAISAJE CULTURAL

2 Comentarios

  1. Estimada Gosia, me gustaría saber cual es tu impresión en cuanto a la recuperación de las minas de Rio Tinto.

  2. Excelente… Gracias Goxia.
    Como sabes, en Granada tenemos algunos ejemplos relevantes: las minas del Marquesado, declaradas BIC, o los restos de la explotación del oro, en el valle del Genil… Un día hablaremos de ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *