EL ALBAICÍN EN LA “BIENAL IBEROAMERICANA DE ARQUITECTURA”. CÁDIZ-2012: REHABILITACIÓN DE LA CASA ZAYAS

“La Arquitectura Comprometida”

Hoy tenemos nueva edición de la serie sobre patrimonio y rehabilitación en ciudades históricas. Se trata de una de las actuaciones en edificaciones residenciales que tuvimos la ocasión de ver a través de los ojos de nuestro compañero Gabriel, en la visita en la que nos guió por el barrio Patrimonio de la Humanidad del Albaicín. (Pincha aquí para ver los anteriores artículos: 1,2,3)

REHABILITACIÓN DE LA CASA ZAYAS

A mitad del pasado mes de Febrero hemos conocido la noticia: La rehabilitación de la Casa Zayas del Albaicín de Granada ha sido una de las obras preseleccionadas por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, para ser expuesta en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura que este año se organiza en Cádiz con motivo de las celebraciones del Bicentenario de la Constitución de 1812. Coincide el anuncio de esta feliz noticia con el final de la obra, seis años después de que el Gerente de la Fundación Zayas apostara por este modo de colaboración que en aquel momento pude ofrecerle en mi condición de Director Técnico de la Oficina de Rehabilitación del Albaicín. Fórmula que ha permitido, mediante la gestión de la Oficia de Rehabilitación, la recuperación de este singular edificio, por entonces, en muy malas condiciones de conservación y que venía sufriendo continuas ocupaciones ilegales y diversos expolios.

Proceso de recuperación de la planta segunda de la galería morisca: 1) Demoliciones previas y atirantado, 2) una vez reconstruida la cubierta y redirigidas las cargas se restaura su alfarje y se inician los revestimientos, 3) estado final antes de colocar los balaustres y las carpinterías
Proceso de recuperación de la planta segunda de la galería morisca: 1) Demoliciones previas y atirantado, 2) una vez reconstruida la cubierta y redirigidas las cargas se restaura su alfarje y se inician los revestimientos, 3) estado final antes de colocar los balaustres y las carpinterías

Convergen en esta actuación múltiples esfuerzos e ilusiones que la han hecho posible: desde la necesaria inversión (más de 800.000 €, con aportaciones de la Fundación Zayas, de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, y de una pequeña ayuda, pero importante a la postre, del Ayuntamiento de Granada), el entusiasmo de la Dirección Facultativa, con Marisol y Ubaldo García Torrente como Arquitectos redactores del proyecto y directores de la obra, Antonio Lozano, Arquitecto Técnico director de la ejecución, el apoyo firme y decidido del equipo humano de la Oficina de Rehabilitación del Albaicín, el oportuno aliento de los técnicos municipales, y la profesionalidad de la empresa constructora, Manuel Miranda Rojas SL, con Pepe, su encargado, al frente. Sin esa conjunción no se hubiera obtenido este brillante resultado que pronto se expondrá en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura 2012.

Mi enhorabuena y este breve comentario de la obra están dedicados a todos ellos,  pero especialmente a Ubaldo con el que mantuve muchas charlas y buenos ratos de café, momentos  que produjeron un continuo enriquecimiento del proyecto y, después, muchas visitas compartidas a la obra que nos fue hablando día a día, desvelándonos sus claves ocultas y a la que creo que se ha dado adecuada respuesta, desde el respeto al valioso patrimonio heredado y sin renunciar a una nueva lectura del edificio desde un lenguaje arquitectónico contemporáneo. Ahora solo falta que unas entrañables personas mayores le den vida habitándolo y disfrutando del sol y de las vistas de la Alhambra desde sus galerías moriscas recuperadas.     

La Fundación Zayas, propietaria del edificio situado en la Cuesta de San Gregorio, 13 es una entidad sin ánimo de lucro con el objetivo social de ayudar, mediante la gestión de su patrimonio, a las personas mayores. La Fundación ha promovido su rehabilitación, mediante el Programa de Transformación de Infravivienda, para conseguir viviendas que pasarán a formar parte de la Bolsa de Alquiler con la intermediación de una Agencia de Fomento de Alquiler. Las ocho viviendas resultantes se destinarán a alquiler protegido para personas de la tercera edad, condición necesaria para cumplir con su objetivo social. Por este motivo la mayoría de las viviendas resultantes se han proyectado con un dormitorio y solo dos tienen dos dormitorios ya que en todos los casos serán alquiladas por personas solas o en todo caso parejas de personas mayores, que no sean dependientes.

El inmueble de Cuesta de S. Gregorio, 13 es un edificio complejo formado a lo largo del tiempo por la adición de dos cuerpos diferentes unidos por un patio común: por un lado una casa de tradición morisca de tres plantas, levantada sobre otra anterior de época nazarí, que ocupa la crujía Norte, con fachada posterior a la calle Huerto y con su galería morisca abierta a mediodía hacia el patio. Enfrente, ocupando la crujía Sur, que es la de mayor dimensión, el cuerpo de origen cristiano datable en el s. XVII, en la que destacan las grandes salas, cubiertas con alfarjes de madera con doble orden de vigas de gran sección, que abren a la Cuesta de S. Gregorio y sobre todo un torreón, en su lateral izquierdo, que es claramente visible desde la Alhambra. Debido al desnivel del terreno, el patio se encuentra una planta por encima del gran zaguán de acceso que tiene desde la Cuesta. En el patio existen dos crujías laterales que unen las principales: al Este, el cuerpo de escaleras con su singular trazado de dos zancas en sentidos opuestos partiendo del centro del patio, posiblemente de origen cristiano, ya que en la intervención arqueológica no se han encontrado restos de la escalera original morisca. Al Oeste, un cuerpo de obra reciente, sin interés, ejecutado con muros de carga y forjados de hormigón.

El inmueble cuenta con una fachada a la Cuesta de S. Gregorio de gran interés patrimonial (con revocos de mortero de cal, esgrafiados, rejería y portada de piedra). Para restaurar la fachada sin coste añadido para la actuación, y ya en plena ejecución de obra, desde la Oficina de Rehabilitación se consiguió la firma de un Convenio con ese objetivo con el Consorcio-Escuela Centro Albayzín de Restauración.

Trabajos de restauración de la fábrica de ladrillo y de los esgrafiados de la fachada a cuesta de San Gregorio. Resultado final
Trabajos de restauración de la fábrica de ladrillo y de los esgrafiados de la fachada a cuesta de San Gregorio. Resultado final

Todos los revestimientos, carpinterías e instalaciones han sido renovados, procurándose un homogéneo acabado blanco luminoso utilizando solería de mármol de Macael al corte, mortero de cal blanco en paramentos y carpinterías de madera lacada.

Las fotos que acompañan al texto son parte de las que hice durante todo el proceso de la obra, y las que se muestran a continuación son de la obra terminada hechas en un luminoso domingo de Febrero por gentileza de Ubaldo, y aprovechando la ocasión, como otras veces, de acompañar a Fernando Alda para que realizara uno de sus flamantes reportajes fotográficos y que en esta ocasión será el que pueda servir para mostrar esta obra en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura.

Detalles y vista del patio desde la galería superior.
Detalles y vista del patio desde la galería superior.
Crujía morisca: Espacio principal de la vivienda de la planta segunda Y vista de su galería desde el interior de la vivienda
Crujía morisca: Espacio principal de la vivienda de la planta segunda Y vista de su galería desde el interior de la vivienda
Galería de la planta segunda: Puertas de vivienda cerradas sobre el hueco morisco original y al fondo detalle del desembarco de escalera de chapa de acero
Galería de la planta segunda: Puertas de vivienda cerradas sobre el hueco morisco original y al fondo detalle del desembarco de escalera de chapa de acero

 

Tramos de escalera principal con sus dos zancas opuestas que mantienen el trazado original pero reconstruidas una en mármol Macael y otra en chapa de acero plegada
Tramos de escalera principal con sus dos zancas opuestas que mantienen el trazado original pero reconstruidas una en mármol Macael y otra en chapa de acero plegada

 

A la Izquierda: Arranque en el patio de la escalera principal con sus dos zancas opuestas. A la derecha: desembarco de la escalera de planta segunda ejecutada en chapa de acero plegada.
A la Izquierda: Arranque en el patio de la escalera principal con sus dos zancas opuestas. A la derecha: desembarco de la escalera de planta segunda ejecutada en chapa de acero plegada.
Detalles de la galerías moriscas recuperadas
Detalles de la galerías moriscas recuperadas
Interior rehabilitado de dos de las viviendas de las crujías de la casa cristiana del s. XVII
Interior rehabilitado de dos de las viviendas de las crujías de la casa cristiana del s. XVII

 Gabriel Fernández Adarve.  Arquitecto experto en rehabilitación en Centros Históricos  de GRarquitectos

4 Comentarios

  1. Creo que la restauracion y puesta en valor del inmueble nos hace sentir que, aunque sea solo en algunos aspectos de nuestra vida mas cotidiana, estamos arropados por magnificos tecnicos y profesionales, verdaderamente comprometidos con lo que en donde se meten y ademas con una sensibilidad artistica que hace recordar los mejores momentos de nuestra arquitectura. Enhorabuena por el proyecto, capaz que congeniar aspectos constructivos y sociales, lo que no siempre va de la mano por desgracia, y por ser capaz de hollar gratamente en un barrio tan emblematico como este.

  2. Tuve la ocasión de visitar la obra prácticamente terminada y tener la visión de todo el proceso de la misma que nos mostró Ubaldo, como autor del proyecto, y de Gabriel, como Director Técnico de la oficina de Rehabilitación del Albaicín, lo cual agradezco a ambos. Y es que toda intervención en un elemento cargado de historia constructiva va moldeándose desde la idea proyectual inicial, y con cada pequeño gran descubrimiento a pié de obra va tomando forma, cargándose a su vez de matices y argumentos para llegar a una solución coherente y armónica entre idea de partida y preexistencias.

  3. Siempre me gustaron este tipo de actuaciones. De hecho, fue una de las inquietudes que me orientaron a la hora de elegir mis estudios. Me parecen especialmente apropiadas en ciudades históricas pues cumplen con varios objetivos:
    1.- Recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico, pues no hay mejor mantenimiento que un uso habitual del inmueble
    2.- Realización de viviendas de calidad, recuperando una calidad de las estancias habituales en tiempos anteriores, no como muchos edificios actuales que exprimen la superficie con tal de sacar un mayor número de viviendas a costa de una merma en las calidades espaciales y ambientales.
    3.- Reactivación del barrio, manteniendo su configuración original y sirviendo como antídoto a la demolición/construcción de nuevos edificios contenedores de cajas de cerillas, impersonales. No sólo se recupera la imagen del barrio sino el modo de vida.
    Me alegra enormemente poder disfrutar en esta ciudad de este tipo de actuaciones. Puede que no sean rentables económicamente pero sí arquitectónicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *