El compañero de Maracena

DOCU_IDEAL

Otro año más intuyo que me están enviando los jamones y otros cohechos navideños a la dirección equivocada. Aquellos que gustan de agasajarme quizás tengan el mismo problema de la infanta Cristina, que ha ingresado los 587.000 loros de la fianza en la cuenta equivocada -puede incluso que en la del marido-.

Desde que Jaime Sánchez Illescas dejó el Ayuntamiento ni siquiera recibo christmas, aunque cada vez sean menos los políticos que me odian; lo cual no me deja en muy buen lugar periodísticamente hablando.

También hay deseos o felicitaciones envenenadas. Como las que el presidente de la Diputación, Sebastián Pérez, dedicó a algunos de sus rivales en el pasado pleno del 28 de noviembre. Algunas las relaté en la crónica política del pasado domingo –“Esto con Paco no pasaba”– y otras las dejé para alimentar las conspiraciones de este blog.

Como una de las nueve ocasiones en las que Sebastián Pérez se dirigió al bautizado como portavoz “silente” del PSOE -apodo atribuido a José Entrena por su locuacidad- y le dijo: “Yo voy a trabajar y voy a luchar, yo y el compañero de Maracena, para que el portavoz silente no esté dentro de unos meses en la Diputación”.

¿Sebastián Pérez y el alcalde maracenero, Noel López (PSOE), compartiendo una misma causa?

Como decía Groucho Marx, no es la política la que crea extraños compañeros de cama; sino el matrimonio.

2 Comentarios

  1. No son más que argucias propias de trilero, o sea, de político al uso. Pero cada vez me sorprende más la reverencia y respeto que se le tiene al tal Perez,por parte de periodistas y demás políticos. Porque, en realidad, seamos serios, el tal Pérez no es más que un chusquero de la política. Se alinearon los planetas para que fuera Presidente del PP y de la Diputación. Yo creo que de vez en cuando él mismo se estará preguntando si está soñando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *