Cuánto hemos cambiado

El domingo me detuvo un lector por la calle -a mí, que no me para ya ni la Policía- y me recriminó educadamente que no haya dedicado ni una sola línea al principal tema de conversación en esta ciudad.

Cucha, Chirino. Tú que vas de analista político y no has comentado todavía que en el Ayuntamiento ha cambiado la forma de gobernar desde la llegada de Ciudadanos.

Y lleva razón.

-Ocurre -le razoné- que he creado un Observatorio Periodístico para analizar el impacto de la transparencia en la información pública y quiero escuchar primero a todas las partes implicadas.

-Venga, Chirino -me reprendió en plan vacilón-. Que en Granada todo se sabe, que al fin y al cabo esta es una ‘ciudad pequeña’.

-En concreto, una ‘smart city’ -le maticé recordando el futuro al que nos dirige Curro Ledesma.

El caso es que me convenció y anticiparé las primeras conclusiones de mi observatorio.

Al gobierno municipal le sucede como a aquel del chiste que desde que experimentó un cambio en su vida ligaba el doble: de no comerse ‘nada’ pasó a no pillar ‘nada de nada’.

Pues ahora en la plaza del Carmen salen adelante el doble de proyectos que antes de instalarse esta ola de transparencia y diálogo.

El lunes se estrenaron las comisiones de puertas abiertas. Se celebraron tres sesiones, se debatió largo y tendido durante toda la mañana y se adoptó una decisión. Al menos, una, según se mire. Más ruido que un parto de los montes sin epidural.

Hay que reconocer a Ciudadanos que, gracias a su empeño, el gobierno municipal se ha templado y ya no se pelea tanto con los contrarios.

Ahora sólo le falta a Luis Salvador conseguir que no se disparen entre ellos.

 

 

Mensaje en clave: Hablando de fuego, espero más artillería anónima por correo en los próximos días.

3 Comentarios

  1. ¿ Que ha cambiado la política de la ciudad?. Vamos, hombre. ¿ Quién sigue siendo Alcalde y quienes responsables de la Economía, la Cultura o el Urbanismo?.

    Todo es propaganda, pero nada práctico. La aparición de Luis Salvador en la política municipal ( ¿ en la oposición o en el gobierno?) ha resultado una estafa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *