Susana Díaz y la derrota

 AFP PHOTO / PIERRE-PHILIPPE MARCOU

Los políticos se rodean de numerosos asesores para llegar a la victoria pero no tienen ninguno que les explique sus derrotas.

Cuando Susana Díaz compareció el pasado domingo por la noche en la sede de Ferraz, destacó de las primarias su resultado en Andalucía y evitó llamar a Pedro Sánchez por su nombre. Ese secretario general al que reprochaba que siempre quedase segundo y que solo ha sido primero cuando ha competido contra la propia Susana.

La socialista aún no se ha percatado de que, en realidad, ha perdido las primarias en Andalucía. Esa es la esencia de su derrota.

Pedro Sánchez ha aventajado a Susana en 15.182 votos, de los que 12.588 los ha sacado precisamente en el terreno sobre el que la presidenta de la Junta quiso cimentar su triunfo, allí donde controla el partido y el gobierno autonómico.

Susana Díaz creyó que ganaría las primarias con Andalucía pero se olvidó de Andalucía.

Dejó abiertas fisuras orgánicas en las provincias; grietas que se convirtieron fugas de avales. Tuvo tiempo para armar una estructura a su medida en las ocho agrupaciones pero no atendió las señales de alarma. Pensó que vencería desde Andalucía pero se promocionó en Madrid y relegó a los medios andaluces. Estaba tan convencida de que controlaba las provincias que desapareció de algunas de ellas durante meses.

Nadie le explicó que los tiempos en política son ahora fugaces y que los liderazgos no se cocinan a fuego lento; son repentinos e imprevistos. Que la audiencia se cansa del primer titular si a menudo repites el mismo.

Nadie advirtió a Susana de que por querer crecer en otros territorios se estaba haciendo vulnerable en el suyo. Que en el resto de España fue la esperanza del socialismo cuando se ocupaba exclusivamente de Andalucía y dejó de serlo cuando se dedicó al resto de España.

Tal y como se ha comportado, Susana Díaz habría vencido a José Luis Rodríguez Zapatero en el 35 congreso. O a Alfredo Pérez Rubalcaba en el 38. Pero nunca podía imponerse a Pedro Sánchez. Porque tenía perdidas las primarias, precisamente, en Andalucía.

Esa tierra donde los socialistas le convirtieron hace tres años y medio en secretaria general por el 98,6% de los votos y el domingo apenas superó el 60%.

Y ha terminado cosiendo sobre sus propias costuras.

2 Comentarios

  1. Vaya tonteria de articulo. ¿qué quiere decir exactamente el autor con esto?

    Susana ha perdido porque no la tragan en ninguna región de españa.

    Así que ahora, os la quedais los anzaluces, porque en el resto de españa no la queremos volver a ver.

  2. Creo que Susuna Diaz,va a desaparecer muy pronto de la Politica,tanto en España,como en Andalucia y quedará relegada a puestos secundarios….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *