Muere un aviador durante una prueba aérea en las fiestas del Corpus

Fiestas del Corpus de 1932.

El 25 de mayo, la Tarasca, con un elegante vestido color marrón con volantes, guantes y sombrero, anunciaba las fiestas.

Unas fiestas que, como cada año, sacaban a la ciudad de la monotonía. En el Corral del Carbón se inauguró la exposición de Industrias Hispano Árabes y el Casino Cultural abrió al público una exposición de obras de Jorge Apperley. Gitanillo y Maravilla triunfaron en la novillada. El Centro Artístico organizó sin mucho éxito una verbena en el palacio de Carlos V a beneficio de la Asociación Granadina de la Caridad, pero el jueves hizo mala noche y no subió mucha gente.

Otra novedad de esas fiestas fue la visita del Jalifa y su séquito, que fueron agasajados por las autoridades granadinas. Se los llevaron a los toros, a la Alhambra, comieron sin parar, subieron a la Sierra… “Que me busquen en Granada si alguna vez me pierdo” dijo el Jalifa  a IDEAL.

Entre las actividades que se programaban, las que más llamaban la atención entre el público eran las pruebas aéreas que se celebraban en el Aeródromo de Armilla. Ese año 1932 tuvo lugar el primer concurso de vuelo sin motor y allí ocurrió la desgracia.

Durante una de las pruebas preparatorias del certamen, el avión que pilotaba José Luis Albarrán Reyes, un aparato sin motor “Zooling”, sufrió un accidente.  En un momento de la exhibición, cuando volaba a una altura de noventa metros, el planeador se dio la vuelta, cabeceó unos instantes y cayó en picado. El piloto fue trasladado a la Casa de Socorro donde murió horas después.

Albarrán era un pionero de los vuelos sin motor en España. Junto con el capitán Mas Gamide, habían sido los primeros pilotos del país en conseguir un título oficial de vuelo a vela y era prácticamente el único profesor de esta especialidad en el país.

Cuando murió tenía 33 años y planeaba casarse en una semana.

Visita relámpago del Sha de Persia a Granada

El Sha de Persia Mohamed Reza Pahlevi y la emperatriz Soraya visitaron la ciudad el 29 de mayo de 1957. En su corta estancia, que apenas duró un par de horas, conocieron la Alhambra, la Capilla Real y la Catedral, almorzaron en el Gobierno Civil y se marcharon a Palma de Mallorca. A pesar de lo breve de la visita, de carácter privado, IDEAL contó con todo detalles el paseo de los monarcas de Irán desde que, a las once menos siete minutos de la mañana, apareciera entre las nubes de Armilla el avión que traía a los soberanos. El catedrático de Historia Alfonso Gámir guió al Sha, mientras que Antonio Marín Ocete, presidente del Patronato de la Alhambra, acompañó a la emperatriz. «No aparecía tan preocupada como por todo el mundo se le describe», decía el redactor. Pero lo estaba. Al año siguiente, tras siete de matrimonio, fue repudiada por no poderle dar un heredero a la dinastía de los Pahlavi.

La campaña electoral de las generales del 15-J

Tal día como hoy,  26 de mayo, Felipe González reunió a 12.000 personas en el estadio “Sánchez Herrera” del Zaidín en un mitin de campaña electoral para las elecciones generales de 1977, las primeras de la democracia. En el acto electoral estuvo acompañado, como ponentes, por Manuel Fernández Montesinos y María Izquierdo y entre el público se encontraba Isabel García Lorca, hermana de Federico.

Unos días más tarde, el 30 de mayo, y en el mismo escenario, Santiago Carrillo ofreció otro acto electoral, histórico además por ser el primero del secretario general del PCE en Granada tras la legalización del partido el 9 de abril anterior. Al mitin, presentado por el abogado José Jiménez de Parga, acudieron unas quince mil personas y transcurrió entre las más rigurosas medidas de seguridad. La crónica de IDEAL solo registraba un incidente originado al ser enarbolada, por un grupo de asistentes, una bandera republicana que fue retirada por el servicio de seguridad del partido encargado de vigilar el acto y que se encargó. además de cachear, una a una (sigo leyendo en el periódico) a las personas que acudieron.  «Nuestro primer adversario es el miedo», dijo el líder comunista.

Unidad socialista (coalición del PSA y el Partido Socialista Popular de Tierno Galván) celebró el 3 de junio un mitin fiesta, con la actuación de Carlos Cano.

Aldo Moro acompañó a Ruiz Jiménez en un acto de la Federación Demócrata y AP presentó su candidatura en el Madrigal.

Las elecciones se celebraron el 15 de junio y las ganó Adolfo Suárez, de UCD. El PSOE de Felipe Gónzález fue la segunda fuerza más votada, seguida por el partido Comunista de Carrillo y Alianza Popular de Manuel Fraga.

El año que elegimos el primer Parlamento de Andalucía

El 23 de mayo de 1982 cuatro millones de andaluces estaban convocados a las urnas para elegir a los 109 diputados que compondrían el primer parlamento de Andalucía. Ganaría Rafael Escuredo, el representante del PSOE, que consiguió 66 escaños. AP, de Antonio Hernández Mancha, se convirtió en la segunda fuerza política andaluza, con 17 escaños desplazando a UCD, que se quedó en quince. El Partido Comunista y el PSA completaban la cámara autonómica.

Los diputados granadinos elegidos fueron: Antonio Jara Andreu, Juan López Martos, Javier Torres Vela, Enrique Cobo, Manuel Pezzi, Antonio Rodrigo, José Antonio India y Amalia Jiménez, por el PSOE; Gabriel Díaz Berbel y Francisco Hurtado Atienza, de AP; José Sánchez Faba y Antonio Iglesias Casada, de UCD, y Javier Terriente , del PCA. Escuredo formó gobierno en julio. Un mes después Calvo Sotelo convocaba elecciones generales. Volvió a ganar el PSOE y Felipe González pasó a ser presidente durante los 13 años siguientes.

El Generalife en Londres

Una expedición granadina capitaneada por Francisco Prieto Moreno, director general de Arquitectura, marchó aquel mes de mayo de 1952 a la capital del Reino Unido para participar en un certamen internacional de jardinería. Su propuesta fue la recreación del Patio de la Acequia del Generalife que se reprodujo, pieza a pieza. Pero, para que toda España estuviera representada, se añadieron unos coloridos geranios, claveles reventones, limoneros y rosas catalanas. Los creadores del jardín fueron Juan de Dios Alarcón, maestro de obras de la Alhambra, José Jiménez Barrera, delineante y el jardinero Francisco Rubio Gamarra. El vergel, que fue visitado por la reina Isabel junto a su esposo, el duque de Edimburgo y la reina madre, ganó la Medalla de Oro del concurso.
Mientras, la Alhambra se convertía en un plató de cine para el rodaje de la película “Tres historias de amor”, protagonizada por Joan Fontaine, y Louis Jourdan y dirigida por Hugo Fregonese. Cuenta IDEAL que casi todos los vendedores ambulantes de tabaco de la zona fueron contratados como extras en la película por cincuenta pesetas la sesión y deambulaban vestidos de moros en el zoco árabe recreado en los alrededores de la Puerta de la Justicia.


En la ciudad, entre premio y premio de la Tómbola de la Caridad, la Bomba se había convertido en un velódromo. Días antes del montaje del ferial, a las vallas de madera que rodeaban el Paseo les habían añadido unas mamparas de cañizo para que nadie viera de balde las carreras organizadas por la Unión Velocipédica Granadina, que incluían una prueba de persecución a la australiana entre dos equipos y una carrera “a la milanesa” en la que se eliminaba al último corredor en llegar a la meta. Los ingresos que se consiguieron se destinaron a la organización del Gran Premio de Andalucía.

La nueva delegación de Hacienda

Esta mañana he pasado por la Delegación de Hacienda y me he acordado de dos cosas, una, que todavía no he hecho la declaración, y la otra que hace 45 años se inauguró el edificio de la entonces avenida Calvo Sotelo. En concreto, la nueva delegación abrió sus puertas al público el 20 de junio de 1967.

Aquí les dejo una imagen de la época, ¿alguien recuerda ese semáforo? Ahora su lugar lo ocupa la rotonda de la bandera.

El congreso eucarístico

Desde el año 1881, el Papa convoca asambleas internacionales en diferentes lugares del mundo para dar culto a la eucaristía. Años más tarde, en 1893, la iglesia española comenzó a organizar estos encuentros a nivel nacional. En 1957 se eligió Granada para la celebración. Esto significó que, durante casi una semana, la ciudad se convirtió en el centro nacional de la Iglesia Católica. ¿Recuerdan la ceremonia de beatificación de Fray Leopoldo en 2010 en la base aérea de Armilla? Pues demasiado pequeña al lado de la que se montó en la ciudad durante este IV Congreso Eucarístico Nacional. El acto central tuvo lugar el domingo 19 de mayo, en la explanada del Triunfo. Contó con la presencia de Franco y su esposa, se escuchó un mensaje del Papa Pío XII, radiado desde el Vaticano pidiendo a Dios que «haga subir desde las vegas granadinas, perfumado con los mejores aromas de sus cármenes floridos, un soplo de verdad y de vida».
Aunque el ambiente de fervor católico comenzó unos días antes: el lunes, veinte mil niños hicieron la comunión en el campo de fútbol de Los Cármenes; el jueves, el altar del Triunfo concentró a miles (siempre según IDEAL) de deportistas que, agrupados por disciplinas asistieron a misa: a un lado los montañeros y esquiadores, al otro los motoristas, los ciclistas en bici y los cazadores con la imagen de San Humberto. Juan Bustos recordaba que el gran acto central del Congreso, que se cerró con la procesión de la Custodia, estuvo a punto de ser deslucido por una espesísima nube de mosquitos que fastidiaron a los fieles durante algunas horas.

¡A por el Rayo!

La verdad es que no se nos ha dado muy bien el Rayo Vallecano pero, para dar ánimos, aquí les dejo la portada de la única victoria del Granada CF contra el equipo madrileño. Fue en Vallecas, en la novena jornada de liga de la temporada 1987/1988 en el que los equipos jugaban en Segunda División. El Granada, dirigido por Joaquín Peiró y con Lalo Maradona en sus filas,  ganó 1-2 con media docena de jugadores suplentes, con goles de Castillo y Miguel y un penalti parado por Toni. ¡Suerte!

La virgen que lloraba sangre

Los granadinos recordarán esta historia con cierta decepción. El 13 de mayo de 1982. A las siete de la mañana, el padre Fernando Villanueva de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios da la voz de alarma: una Dolorosa de la basílica, la conocida como “Virgen de las Lágrimas” lloraba sangre. La noticia recorrió Granada en pocos minutos. Esa misma tarde más de cincuenta mil personas se habían acercado a la iglesia para ser testigos del supuesto milagro. Llegaron autobuses de los pueblos cercanos e incluso la policía se vio obligada a cortar el tráfico. Por la noche se cerró la basílica ante el descontento de la multitud, que esperaba fuera y que gritaba «¡queremos verla!». Ante la que se había montado, el Arzobispado, que siempre actuó con prudencia, no tardó en anunciar una la investigación oficial sobre el caso. Había ganas de creer, pero la posibilidad de que verdaderamente se tratara de un milagro duró poco. En unos días un comunicado oficial concluía que no existía indicio alguno de intervención sobrenatural y la imagen fue retirada del culto. Su último paradero conocido fue la Casa de los Pisa desde entonces se ha perdido su pista.