No es lo que dicen, sino lo que parece

Pablo Iglesias dejará el Gobierno, dice, para frenar a la ultraderecha criminal en Madrid. Y, entonces, todos pensamos que hay algo más que se nos escapa. Quizás las fricciones con Pedro Sánchez hayan llegado a tal punto que el líder de Podemos cambia de aires antes de que el socialista convoque elecciones anticipadas. O evita que a Iván Redondo -o, incluso, al PSOE- se le ocurra cambiar de candidato sin previo aviso y Ángel Gabilondo se retire para dejar paso a Margarita Robles.

También Miquel Iceta llegó a pegar carteles electorales aunque sabía que el número uno sería Salvador Illa. 

Los políticos han alcanzado tales dosis de credibilidad que cuando hablan sospechamos que la realidad es justo lo contrario de lo que manifiestan. Por ejemplo, cuando un militante de Ciudadanos defiende que su partido es necesario, todos pensamos que está en la puerta de Génova 13 para ayudar con la mudanza. 

Fran Hervías, el que fuera número dos de Albert Rivera, trabaja ya en la sede del PP. Aguantar hasta el último te permite salvar la honra, pero te quedas sin barco. Fran tenía el convencimiento de que muchos excompañeros tenían preparado el desembarco en las filas populares. No digo que fuese así, afirmo que Fran lo pensaba. Incluso, manejaba como horizonte el mes de noviembre. Ahora será Hervías quien abra la puerta -o la cierre- a los cargos de Ciudadanos que quieran seguir sus pasos. No es transfuguismo ni un ‘tamayazo’; se trata más bien supervivencia. 

Inés Arrimadas se ha visto obligada a renovar su ejecutiva con quienes no han tenido más remedio -por ahora- que continuar en el partido. “Se ha destapado una operación para acabar con Ciudadanos”, ha dicho Arrimadas. En concreto, quien activó la autodestrucción fue Albert Rivera.

La propia Inés ha dado por hecho que la desbandada seguirá en los próximos días: “Hay quienes estaban y están en Ciudadanos pero quizás no son de Ciudadanos”.

Si Inés Arrimadas se retirase hoy de la política, su mayor aportación a España habría sido conseguir que Toni Cantó vuelva a los escenarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *