Los dineros de la Universiada

Pasó la Universiada. Pasó una experiencia única para quienes participaron. Pasó el ingente y valioso trabajo del voluntariado. Pasó en Granada.  Ahora se han ofrecido las cuentas, los dineros que ha costado, los que han quedado, los que vinieron hasta aquí. Todo es dinero cuando no se tiene (su falta fue la muerte del CB Granada, no lo hemos olvidado). Todo es dinero cuando se tiene en exceso. La Universiada ha pasado por Granada, todo ha quedado de puertas hacia fuera muy bien, las televisiones han estado ahí, las deportivas; la afición ha disfrutado de espectáculos gratuitos, el personal ha aprendido sobre los deportes de invierno… Todo magnífico. La cuestión que nos llega, una vez alabados quienes se lo han trabajado, con o sin dinero por medio, es la incidencia que tendrá en Granada, como pilar del Sur en deportes invernales. Espero equivocarme, pero creo que ninguna o casi ninguna incidencia. La Universiada será una anécdota en la historia de eventos de esta ciudad, como fue el campeonato de baloncesto, y lo será si los responsables de la cosa pública no se ponen las pilas ya y aprovechan este empujón dado para tomar velocidad con ese trineo que se ha puesto en marcha. De lo contrario, dentro de dos meses la inercia tomada habrá desaparecido. Que Granada será más conocida es probable, pero la cuestión es que si las referencias adquiridas no se consolidan, no servirá para nada. Si ahora no aprovechamos la experiencia acumulada por quienes han estado a pie de obra, por quienes han conseguido relaciones internacionales, por quienes han aprendido a moverse en este mundo de los deportes de invierno, si no ponemos en valor esa experiencia, al final la Universiada de Granada solo habrá sido una pompa de jabón que ha sobrevolado nuestra tierra durante unas semanas y después ha explotado dejando motas húmedas sobre unas cabezas, y sólidas en algunos bolsillos (que se lo han currado). ¿Acaso no interesaría establecer un programa internacional deportivo y permanente con referencia en nuestra sierra y en nuestra ciudad? ¿No sería inteligente poner en marcha un equipo, formado por quienes han estado desde la profesionalidad, no desde la política, estos campeonatos estableciendo las redes precisas con las federaciones internacionales para que anualmente Granada sea referente en estos deportes, o en algunos de ellos que han mostrado capacidad de llenar y de aficionar al personal? No se puede perder la ocasión, entiendo que hemos preparado a personas en esta materia y se ha hecho una inversión muy importante como para que se quede en el anuario de la ciudad y de la sierra. Seamos consecuentes, amarremos el futuro también en la práctica de estos deportes, pongamos a trabajar ya al personal para el invierno próximo en la planificación de eventos derivados de esta experiencia, que ha de ser y significar algo más, mucho más. Que los peces de colores que pasearon por nuestras calles estas semanas tomen nuestra ciudad cada invierno. Todos ganaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *