Lenguas de doble filo

La semana se ha comido la lengua del nefario Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, que se acogió a su derecho de no declarar en el juicio político del caso ERE, –que es papel mojado– argumentando que había sido presionado por la Policía cuando cantó por ‘sevillanas’ en sede cuartelera, unas letrillas que no habían pasado por su cabeza ni en los mejores días de coca y putas. Como verán no hay delincuente que no incrimine a la Policía y trate de hacer ver a la sociedad y a la Justicia que son víctimas de una trama policial maléfica especializada en perseguir y acusar a la gente honrada. Por eso, a la hora del juicio se presentan como inmolados, se desdicen de lo que dijeron o simplemente, porque la ley lo permite, se acogen al extraño derecho de no abrir la boca. Continuar leyendo →

Hace fresquito

Hemos tenido un otoño tan primaveral que, algunos, llegamos a pensar que el invierno pasaría de largo, pero no ha sido así y con mayor crudeza dejamos enero y entramos en febrerillo, ‘el loco’ soportando unos días severos con bajas temperaturas y alguna lluvia que viene bien al campo, a los pantanos y a nuestra Sierra a la que, lamentablemente, los días complicados, solo pueden acceder, en coche, los residentes. Continuar leyendo →

Alcaldesas consortes

Puigdemont, que es más pesado que ‘El Bolero de Ravel’ versión sardana, no es capaz de distraer a los partidos políticos que ya están pensando en las municipales del próximo año. «Que por mayo era por mayo, cuando hace la calor, cuando los trigos encañan y están los campos en flor…». En pleno carnaval usando el disfraz, la careta y el pito, si es que el pito pita, muchos intentan no pasar desapercibidos en la festiva algarabía porque aunque muchos son los llamados pocos son los elegidos. Por eso, entre los pretendientes de las diversas formaciones políticas con aspiraciones a encabezar la lista electoral de su circunscripción los hay sobrados, prudentes, inquietos, preocupados, dubitativos o defenestrados. Continuar leyendo →

Y la abuela en el paritorio

En el exterior, transpirenaicamente, hemos visto esta semana como un patriótico avasallador portando entre sus manos la bandera de España, se acercaba ‘espontáneamente’ hacia el autoproclamado ‘presidente de la República de Cataluña en el exilio’, Carlos Puigdemot, en el aeropuerto de Copenhague. El prófugo acababa de hacer una vez más el ridículo después de postularse para participar en una entrevistacoloquio en el Centro de Política Europea de la Universidad danesa. La directora del Centro, Marlene Wind, no solo le abrió los micrófonos de la sala para que expresase libremente sus ideas sino que con enérgicos argumentos se las rebatió severamente cuando aseguró, entre otras negativas observaciones, que el discurso político de Puigdemont «no se veía desde la II Guerra Mundial en Alemania». Continuar leyendo →

Running with pork

No paramos. Siempre pensamos que la Navidad nos acosa el estómago porque son fechas de celebraciones continuadas donde, en la mayoría de los hogares, reina la mesa de manjares tí- picos con la mezcla variada de marisco, pescado y carne regados con vinos achampanados y dulces donde la ‘polvoronería’ y la ‘turronería’ nos atiborran y sacian la gula en demasía. Pero es que cuando empezamos con la verdurita para dar un reposo al cuerpo nos llega San Antón y bulle la olla, de nuevo, en las cocinas con la más variada y exquisita propuesta del hermano cerdo. La popular ‘olla de San Antón’ se prolonga hasta final de este mes, como las rebajas, pero subiendo los colesteroles de los valientes que se atreven a degustarla. Continuar leyendo →

Pecadores, arrepentíos

El peso de la ley y la aplicación, leve, del artículo 155 viene produciendo, con escozor de renegados, arrepentidos y acongojados a algunos exmiembros del cansino e insoportable gobierno autónomo catalán. Yo, en principio, no me creo a los remordidos porque el espontáneo cambio de actitud –donde dije digo digo Diego– responde a la cagalera de sufrir la trena por saltarse la legalidad vigente. En el caso catalán estamos observando a esa bajada de bragas y calzoncillos para la subsistencia en libertad pese a ser autores del mayor conflicto político generado en España desde la reinstauración de la democracia, dejando a un lado el tenebroso, largo y trágico periodo del terrorismo etarra. La celda carcelaria es fría en las cuatro estaciones del año y como en la casa de uno… Continuar leyendo →

El crecimiento del ridículo

Bueno, se acabó el turrón. Hemos celebrado, en Granada, unas navidades por lo general sin sobresaltos aunque con singulares y esperpénticas novedades. Por aquello de la defensa frenética y absurda de algunos –que no saben qué inventar– por la igualdad de género o por ese interés disparatado de cambiar la historia. Nos llegó, curiosamente, una Mamá Noel, con cien doncellas carteras en Otura y una puja por mujeres danzarinas en Chite, en el Valle –tradición de lo más ancestralmente inocente– que fue abortada a borbotones hipócritas en base a estúpidos argumentarios incluso con el mea culpa de provincianos políticos de todo signo. Continuar leyendo →

Más cámaras de vigilancia

Desde que el TSJA aprobase la solicitud mucho está tardado el Ayuntamiento en activar un puñado de cámaras de vídeovigilancia en el entorno de algunos monumentos albaicineros atacados por el maligno spray grafitero. Lamentablemente desde hace años el vandalismo de pintureros desaprensivos ha conseguido que el más típico y popular barrio granadino se haya convertido en ‘Espantoso Patrimonio de la Humanidad’ para disgusto de residentes, visitantes y turistas que no alcanzan a explicarse la falta de decoro y de respeto por rincones, fachadas y lugares que forman parte de nuestra historia. Continuar leyendo →

Pavos y pollos

La plaza de la Trinidad, junto a la de los Lobos son de las plazas más tristes que conforman el entorno histórico ciudadano. Antiguamente, la de la Trinidad, al igual que la de Bib-Rambla, mucho más alegre, eran puntos de cita de floristas, tratantes, charlatanes, vendedores de plumas estilográficas –que las traían de Gibraltar– carteristas, limpiabotas, fotógrafos «al minuto» –algunos con caballo de cartón– y aguadores que deambulaban con sus borriquitos y sus cantaras de zinc con agua de las fuentes de la Bicha o del Avellano ofreciéndola al personal sediento. Porque el agua, sin cloro y a granel era, entonces, el rico elemento que saciaba por unas «perras gordas» la sed de justicia corporal sobre todo en los tórridos veranos. Continuar leyendo →

No te tomarás los canelones, Carlos

Sánchez Ferlosio, el niño de la guerra –noventa años nos contemplan– ha dicho esta semana, entre otras cosas interesantes, que los catalanes –sospecho que se refería a los catalanes independentistas– eran un coñazo. Aunque yo lo había escrito antes con toda ingenuidad, en este modesto epílogo de las páginas de opinión de IDEAL, la conclusión de Sánchez Ferlosio que ya anda con zapatillas de paño y batín de lana, pero con vital inteligencia, tiene mayor contundencia y autoridad que lo que uno piense o escriba naturalmente. Continuar leyendo →