Los buenos políticos no progresan porque son buenos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Cuando se habla de esto de la corrupción, todos los partidos dicen que los corruptos son unos pocos y que hay cientos de concejales y alcaldes, de políticos modestos, que trabajan a diario sin recibir nada a cambio. Es verdad. Hay buenos políticos en todas partes. Lo malo es que no progresan […]

Para que haya perdón tiene que haber penitencia

Buenas, soy Emilio Calatayud. Del Catecismo aprendí que cuando alguien pide perdón no se le concede automáticamente: antes de dárselo tiene que haber arrepentimiento, propósito de enmienda y penitencia. Cuando yo era chaval, si insultaba a un compañero de clase tenía que arrepentirme, hacer propósito de enmienda y, como penitencia, el cura me mandaba dar […]

Para que haya perdón tiene que haber penitencia

Buenas, soy Emilio Calatayud. Del Catecismo aprendí que cuando alguien pide perdón no se le concede automáticamente: antes de dárselo tiene que haber arrepentimiento, propósito de enmienda y penitencia. Cuando yo era chaval, si insultaba a un compañero de clase tenía que arrepentirme, hacer propósito de enmienda y, como penitencia, el cura me mandaba dar […]

¿Qué sería del Madrid sin el Barça y viceversa?

Buenas, soy Emilio Calatayud. Ya está aquí el derbi Madrid-Barça. Lo primero es pedir responsabilidad a todos (pero más a los jugadores y a los periodistas) para que no exciten los ánimos, que bastante lo están ya. Y segundo, una pregunta que son dos: ¿Qué haría el Madrid sin el Barça y viceversa? Respuesta: juntos […]

Hace 20 años del 0,7%

Buenas, soy Emilio Calatayud. Estos días se cumplen veinte años de las acampadas del 0,7%, una protesta pacífica para pedir que España dedicara el 0,7% de su riqueza a ayudar a los países en vías de desarrollo. Las vueltas que da la vida, ahora somos nosotros, los españoles, los que necesitamos ese 0,7%. ¡Quién nos […]

Robagallinas y delincuentes de cuello blanco

Buenas, soy Emilio Calatayud. Dice el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, que hay que cambiar la ley porque está pensada para perseguir a los robagallinas y no a los grandes defraudadores. Estoy de acuerdo. Nuestras leyes casi no sirven para encausar a los delincuentes de cuello (o guante) blanco y, como cualquiera puede observar, cada […]