Monaita02

Es un tema espinoso: grafitis o pintadas realizadas en muros que son patrimonio o que están dentro de los límites de protección de los denominados BIC, Bienes de Interés Cultural.

Creo que el grafiti es arte urbano. Y que hay que cuidarlo, protegerlo y promocionarlo. Creo, igualmente, que ‘firmar’ paredes y elementos urbanos con sprays sin ton ni son es una gamberrada que debe parar ya. Si acaso ha tenido su momento, ha terminado. La Gran Vía de Granada está completamente pintarrajeada.

Creo que la pintura, por bonita que pueda parecer, a modo de grafiti en muros y entornos protegidos, sea el Plan Centro de Granada para su entorno histórico y monumental, el de la Alhambra o el del Albaicín, Patrimonio de la Unesco, es ya fácilmente considerable como un acto de delincuencia.

La persona o colectivo que ‘firma’, emborrona, pinta, diseña, enluce, pintarrajea o como se quiera llamar o hacer, en un entorno protegido, está destruyendo cultura, menoscabando el patrimonio, impidiendo la transmisión de la herencia artística legítima que recibirán las siguientes generaciones.

Monaita01

No seré yo el que pida mano dura, sino normas y leyes adecuadas para no solo combatir este fenómeno en el que ha degenerado el arte urbano, sino para explicarlo a la ciudadanía y enseñar en este caso a los jóvenes artistas (y no tan jóvenes) que no tiene nada de rebeldía y mucho menos de creación artística dibujar y colorear dos caras de mujer con pañuelos árabes en la parte delantera y trasera de la Puerta Monaita, en el Albaicín, junto a la Muralla Zirí, con más de mil años de historia entre sus ladrillos rojos y envejecidos.

Siempre he defendido el arte urbano (y el arte, vaya) como vanguardia exploratoria, territorio de experimentación en el que las más de las veces se bordean los límites porque es necesario, incluso, pueden llegar a sobrepasarse ciertas fronteras. Es un buen debate, el de los límites, porque nos sirve para ponerlos. Y para posicionarnos.

Granada es Graficity pero chunga. Podría ser Graficity como modelo de vanguardia urbana y expresión creativa si se logran aunar todas las tensiones creativas con las necesarias de protección del patrimonio. Menudo reto tan bonito pero, de momento, por favor, dejar de pintar en las piedras y muros antiguos e históricos. Respetar a las piedras mayores de Granada.

MÁS INFORMACIÓN
-Este post fue publicado originariamente en mi otro blog
-La brigada antipintura de Granada detiene a dos personas al mes desde su creación
Detenidos dos jóvenes por hacer un grafiti en el muro de una residencia de monjas
En el lugar de La Mancha, la triple de apertura para #GranadaSinpintadas Ya!
#GranadaSinPintadas Ya! recibe múltiples apoyos
Únete a la iniciativa #GranadaSinPintadas

6 Comentarios en #GranadaSinPintadas Ya: Un debate sobre el arte, el gamberrismo, la vanguardia y la delincuencia

  1. Completamente de acuerdo con usted. Ha recogido en esta entrada mi misma opinion sobre el tema.

    Respecto a como legislar… Seria necesario crear un margen juridico para delimitar el gamberrismo del arte, y por tanto acotar algunos espacios en los que fuese posible usar el spray. Nos encontramos de bruces con otro problema: quien decide que es arte?

  2. El Niño de las pinturas es intocable, deberíamos defender su arte, protegerlo y no cobrarle multas cuando hay hoteles que cobran por visitar sus pinturas.UN artista reconocido a nivel mundial, obras a cada lado del mar, cuidemosle, es un patrimonio cultural de vanguardia en Granada, no hagamos lo de siempre!

      • Creo que el Niño de las pinturas no es el más criticado, si no el más conocido.Le invito a que busque algún grafiti suyo en un edificio patrimonio o BIC.
        Siempre he visto sus pinturas en muros de obra o lugares bastante descuidados por nuestro gran y funcional Ayuntamiento, que luego desaparecen o en viviendas en las que el dueño ha pagado y querido tener una obra suya. Tampoco estoy de acuerdo en que sea intocable.
        Y lo que se trata en este movimiento es culturizar y hacer ver a aquellos que se creen artistas y lo único que hacen es dañar el verdadero nombre de Arte.
        No caigamos en el tópico de El Niño de las Pinturas, por favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *