LAS MIRADAS DEL SÁHARA

“La Sociedad Comprometida”

1
García de los Reyes jugando con niños saharauis.

He tenido la inmensa fortuna de pasar una semana (¡apenas una semana!) en el Sáhara. Viviendo en uno de los campamentos de refugiados en los que malviven miles y miles de saharauis… huérfanos de su tierra y olvidados del mundo. Al Sur de Argelia, en uno de los paisajes más áridos y más terribles de los que existen en nuestro planeta.

Y mi fortuna ha sido inmensa, como os decía, porque he recibido tremendas dosis de cariño y de generosidad precisamente de las personas más pobres que nunca había conocido…

Y porque aún estoy sorprendido de las altas dosis de dignidad y de responsabilidad colectiva que atesoran las gentes de la antigua colonia española del Sáhara Occidental.  Porque, a pesar de que pueden encontrar todo tipo de argumentos para sentirse agredidos por unos (Marruecos) y olvidados por el resto (de lo que España tiene una gran responsabilidad histórica), estas gentes rezuman auténtico patriotismo, y tienen un proyecto común, una ilusión colectiva, conseguir volver algún día a casa, a su casa…  únicamente armados con la fuerza de la razón y de la moral, la del derecho internacional, con paciencia, mucha paciencia, y siempre a través de procedimientos pacíficos… convencidos de que más pronto que tarde se hará justicia…

Pero mientras tanto, el pueblo saharaui lleva, por tanto, 35 años arrinconado en el lugar más inhóspito del desierto viviendo exclusivamente de las ayudas internacionales y de la solidaridad de muchos ciudadanos, ONGs e instituciones internacionales de todo el planeta, porque allí no tienen agua, no tienen alimentos, no tienen recursos… ¡No tienen nada!

2
Juan Carlos, Elena y Rafa junto a saharauis en el desierto.

Por eso, aún estoy sobrecogido por sus ganas de vivir, por su esfuerzo titánico  para mantenerse unidos, por el respeto que profesan a sus tradiciones, por la manera con la que veneran a sus ancianos, y sobre todo por la  alegría de los miles de niños saharauis… que son la única garantía de que otro futuro es posible, pero cuyas condiciones de vida están muy por debajo de las que nosotros admitiríamos para uno solo de nuestros compatriotas… pero como solo sabemos mirarnos el ombligo, las vidas de todas esas personas, la existencia de todos esos niños, en realidad, no nos importa nada…

España y Europa los han olvidado. La alta política internacional ha olvidado a toda estas personas… o quizás, simplemente las ha sacrificado en beneficio de acuerdos geopolíticos o económicos con Marruecos, el país invasor y opresor, ¡Qué sé yo!… Y no importa nada que la ONU les dé la razón, porque el tiempo y el desierto más atroz juega en su contra… ¿Cuantos años más podrán aguantar así?

Como participante del Maratón del Sáhara, un proyecto solidario, yo les he llevado una migaja de solidaridad, y ellos, como os decía, me han regalado su corazón… que yo quiero mostrároslo a través de sus miradas: limpias… alegres… inocentes…

Yo no quiero olvidarlos, y nos los voy a olvidar… y estoy seguro de que la fuerza de las personas es mucho mayor que la fuerza de los estados, y que por tanto tu y yo, todos nosotros, debemos formar una ola de solidaridad a favor de esta gente olvidada que sin embargo, día a día, nos da verdaderas lecciones de dignidad… En el Sahara viven miles de Aminetou Haidar.

Pincha en la imagen para acceder a la Galería Fotográfica
LAS MIRADAS DEL SÁHARA

22 Comentarios

  1. ¡Qué gran artículo! Me ha recordado mucho el título a lo que siempre me dice mi gran amigo, el artista y fotoperiodista Omar Havana, de su estancia ‘desinteresada’ por el mundo, siempre denunciando las desigualdades entre el primer y el Tercer Mundo. Las ‘MIRADAS’de la gente, y en especial la de los niños, son tremendas, cargadas con una luz y magia especial.

    Gracias por compartir esas experiencias tan personales con nosotros. Aquí os dejo unos enlaces del citado OMAR HAVANA:

    http://www.mundoolvidado.com/

    http://blogs.ideal.es/mundoolvidado/posts

  2. A menudo nos olvidamos de lo esencial, por eso cuando vamos a lugares como el que habeis visitado nos sorprendemos de la actitud de la gente, como son felices y generosos con lo poco que tienen. Todos debemos reflexionar día a día y no olvidarnos de lo que es realmente importante. Gracias por compartir con nosotros
    estas “Miradas”.

  3. Dificil encrucijada.
    No hay opinion, que resista las miradas del pueblo Saharaui.
    Me alegro poder compartir desde aqui, vuestra maravillosa experiencia.
    Un abrazo

  4. Después del puente, he empezado este martes con el “cohete” puesto leyendo correos, atendiendo llamadas.. pero he parado diez minutos para leer tu artículo, Juan Carlos. Y la verdad es que me ha serenado y tranquilizado; estamos tan metidos en la vorágine del día a día que no nos damos cuenta de las cosas realmente importantes. Gracias por transmitirnos esta maravillosa experiencia. Dice mucho tu artículo, pero también las fotos que habéis hecho.
    Enhorabuena por vuestra labor.

  5. Querido Juan Carlos: me reconforta recordar que en el Norte hay gente con tu sensibilidad y que se toma el tiempo para ver y escuchar a los débiles del Mundo, que por el Sur hay muchos, y no tan al Sur también. Pienso en Haití, un pueblo usado, abusado y manoseado primero por Francia y luego por EEUU y otras multinacionales del mundo. Es hermoso que compartas tan noble experiencia con nosotros y te hagas eco de sus necesidades. Gracias y un abrazo.

  6. Dicen que el dinero y las cosas materiales no dan la felicidad, y puede que no sea cierto, pero por el tipo de vida que llevamos para nosotros es muy importante, siempre queremos más de lo que tenemos sin llegar a estar conformes nunca. No pensamos en todos aquellos que quizás nunca tengan todas las comodidades de las que nosotros disponemos, pero a la vista del reportaje fotográfico: ¿son felices con lo que tienen?

  7. las Gracias son para vosotros, nuestros compañeros de GRarquitectos, que os habéis batido el cobre mientras que Elena y yo hemos viajado…

  8. El articulo es muy acertado y las fotos de los niños me han recordado a cuando estuve colaborando como voluntaria en la asociación Amigos del Sahara, y venian y siguen viniendo esos niños con el proyecto de vacaciones en paz. Gracias por hacerme recordar todo aquello y que nosotros podemos hacer mas por que esta gente recupere su tierra.

  9. ¡Cada día escribes mejor! Aunque en este caso te ha resultado seguramente más fácil porque ha bastado con dejarte llevar por las fuertes emociones sentidas y por el impacto de un grupo humano que, como bien dices, lucha sin tregua ante todo por su dignidad. Tal vez no deba aplicarse al pueblo saharaui el famoso aforismo que viene a decir que no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita, puesto que la mayoría de esta población se encuentra en el límite, o incluso por debajo, de las necesidades primarias, básicas. Pero sin duda han desarrollado, como otras culturas ancestrales, una gran capacidad para sobreponerse a los contratiempos y privaciones y compensar las carencias materiales con una sobredosis de afecto, empatía, solidaridad y fortaleza interior. Seguramente eso no compense, al menos no del todo, las penurias, pero en tanto no se resuelvan los conflictos pendientes y mejoren las condiciones de vida (?), al menos constituyen exponentes de valor y resistencia que, como mínimo, despiertan nuestra admiración. No puedo decir que sienta envidia por la experiencia que habéis vivido (las incomodidades las llevo cada vez peor; son los años, sin duda), pero reconozco que debe ser de las que dejan fuerte huella y por mucho tiempo, por lo que, en ese sentido, tenéis mi enhorabuena.

  10. Vanesa, se ha adelantado Miguel Angel que con su comentario ha respondido perfectamente a tu pregunta. Gracias MASA por tus acertados comentarios…
    Ángela, este domingo habrá en Granada unaanifestacion a favor del pueblo saharaui, con la que te invito a retomar esas costumbres que nos has recordado…
    Y por ultimo, que alegría recibir los comentarios (y los halagos) de un buen tipo como es mi amigo Gustavo… Te envió un fuerte abrazo!

  11. Juan Carlos me podrias informar a que hora y donde es la manifestación, porque seguramente valla. Gracias

  12. Para denunciar las violaciones de Marruecos se celebra paralelamente en Granada, los días 6 y 7 de marzo de 2010, la CONFERENCIA INTERNACIONAL DE APOYO AL PUEBLO SAHARAUI. Entre su programación se encuentra prevista una manifestación que partirá dl domingo a las 12,30 desde el Triunfo para terminar en bibabrrambla

  13. Hoy cuando llovía en Granada, la Comunidad Internacional, ha decidido mirar de reojo, a los y las desterrados y desterradas del Mundo, El Pueblo Saharaui.
    Más de Treinta años, viviendo en la Hamada de Tindouf, dan para mucho, pero la resistencia continua y cada vez con más apoyos, se han acostumbrado al desierto y nosotros vamos a hacer todo lo posible para ayudarlos y recordar a quienes quieran oir, que detrás del muro, en los territorios ocupados, se violan los Derechos Humanos y que Europa NO puede, o No debe, establecer relaciones comerciales con países que carecen de garantías democráticas. La Historia algún día revisará estas decisiones, y sabemos que será pronto.

    Hoy cuando llovía en Granada he conocido, ha Juan Carlos Garcia Reyes, compartimos paraguas, y corazón herido por visitar el Sáhara. Me alegro de tu participación en el Maratón, magnifico articulo, inolvidable experiencia.
    Bienvenido al Club de la Solidaridad. Un abrazo.
    ¡Salud, suerte y solidaridad¡

  14. Gracias Agustin… Yo también me alegro de haberte conocido… y estoy seguro de que la fuerza de las personas es mucho mayor que la fuerza de los estados… Así como que la historia es tozuda y hará justicia

  15. Muchas gracias Juan Carlos Por trasmitirnos esta experiencia y ayudarnos a valorar un poquito mas lo que tenemos y a reflexionar de lo que en realidad es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *