EXPOSICIÓN “ELEMENTOS COMUNES EN LA ARQUITECTURA POPULAR DEL MEDITERRÁNEO”

“Noticias y Actualidad” y “La Arquitectura Comprometida”

He tenido el placer de disfrutar de una magnífica exposición en la Fundación Euroarabe que trata sobre la Arquitectura del Mediterráneo. En ella se han reflejado de forma clara los puntos en común de las arquitecturas que tiene una influencia unísona, EL MAR MEDITERRANEO.

La exposición se desarrolla en una serie de paneles expositivos que en su conjunto conforma la estructura de un patio y que en cuyo centro se ha situado material audiovisual donde se refleja la cultura y la arquitectura de lugares como Mojácar, Frijiliana, Matmata, Miconos, Túnez, Kino,  Cappadocia, y muchos otros.

Os dejo un extracto de los paneles de la exposición. Enhorabuena a los organizadores por esta ejemplar muestra de hermandad a través de un arte como es la Arquitectura.

EL OBJETIVO

 

El objetivo de esta exposición es mostrar los elementos comunes en la arquitectura popular del ámbito mediterráneo en toda su extensión, con la idea de presentar este territorio como un espacio común y punto de fusión de las civilizaciones que lo componen. Las costumbres, modos de vida, asentamientos y culturas están interrelacionadas en el Mediterráneo. Un clima común y unas influencias culturales que tienen los mismos orígenes en su génesis, confluyen en unos elementos y características que unen de manera clara a todos los pueblos que se asentaron en sus orillas. Presentamos la idea del Mar Mediterráneo no como frontera entre culturas, sino como elemento osmótico que permite que fluyan corrientes en todas direcciones. Este proyecto pretende contribuir a la mejora de relaciones y a la formación del concepto de un espacio común en torno a las llamadas tres culturas, que se encuentran representadas en las orillas del Mediterráneo.

Observar las coincidencias significa trazar esos lazos necesarios que pondrán en evidencia que Oriente y Occidente comparten el mismo espacio, el  mismo mar. La arquitectura, en tanto que arte total, expresa los conocimientos más humanistas de cada una de las culturas que la desarrollan, y su expresión popular contiene la síntesis de esos conocimientos. Un recorrido por los países mediterráneos y sus viviendas pone en evidencia unos elementos comunes, que van desde los materiales hasta el sistema constructivo, siendo el uso de las viviendas y la forma de asentarse lo que diferencia unos espacios determinados. Una casa de la isla griega de Santorini es similar a las de algunas localidades españolas, como Mojácar, o muy similar a la tunecina Sidi bou Said. A estos ejemplos se le suman las muchas viviendas y casas moriscas, que determinaron una forma de construcción que posteriormente llevaron los llamados moriscos a zonas del Norte de África. También están las muchas juderías que se extienden por todo el litoral del “Mare Nostrum” e incluso las viviendas construidas por los aragoneses y catalanes en sus aventuras mediterráneas, estilos que trasladarán a diversas áreas del Mediterráneo y que se nutren de otras tendencias más orientales, como por ejemplo Bizancio.

LA GEOGRAFÍA

El desnivel obliga a soluciones que pasan desde las pendientes más pronunciadas a las escalinatas. La creación de una plaza condicionada también por la proximidad de un edificio significativo lugar de culto (iglesia, mezquita o sinagoga), mercado, ayuntamiento, etc.

Frigiliana.

Frigiliana.

Además de las calles, componen los espacios comunes plazas formadas por la influencia de vías o por la ampliación de éstas.

La necesidad de aprovechar al máximo el espacio disponible y de buscar la protección de las inclemencias del tiempo (sol, viento, tormentas, etc.), obliga a sacar el máximo provecho de las calles. Se trata de soluciones arquitectónicas que crean espacios cubiertos, de ámbito semi-privado / semi-público.

Calle y vivienda se confunden en un conjunto arquitectónico que puede recibir los nombres de tinao, cobertizos, etc. Se puede tratar de estructura de viguería o embovedados que se apoyan en las viviendas situadas a ambos lados de una calle, conformando un paisaje de carácter público y transitable, y un habitáculo sobre ella.

Pampaneira

Pampaneira

LOS MATERIALES

El concepto y la fortuna de vivienda en el Mediterráneo está condicionada, además de por el clima y las condiciones orográficas del terreno, por los materiales que se emplean en su construcción.

Estos materiales son elegidos, no sólo por su funcionalidad, sino también por la proximidad de las fuentes de materia prima. De forma general, se distinguen tres grandes bloques: los materiales pétreos, los compuestos de arcilla y los morteros de cal o argamasa para la construcción y revestimiento de paredes y muros.

Los materiales arcillosos se usan de diversas formas que pueden se clasificadas genéricamente en tapial, adobe y ladrillo.

El tapial es quizás la forma constructiva más ancestral, donde la amalgama de arcillas, áridos (piedras) y cal suponen una solución constructiva rápida y eficaz. A ello se suman sus características aislantes, de resistencia a movimientos sísmicos y relativa durabilidad en la intemperie.

El adobe, material arcillosos secado al sol, tan sólo con carga de árido, pajas, etc., ha supuesto en el Mediterráneo una solución constructiva determinante, permitiendo formas más complejas que con el tapial.

El ladrillo, en tanto material arcilloso cocido, es decir, cerámico, aporta mayor resistencia en las construcciones y es aún hoy día el material constructivo por excelencia.

Mercado de Verónicas. Murcia

Mercado de Verónicas. Murcia

La cal o argamasa se ha usado tanto como consolidante, como en los revestimientos de las fachadas y tapias. Es el aglutinante habitual en los morteros de unión y en los recubrimientos.

La piedra ha sido usada en la construcción desde los albores de la humanidad, por su evidente consistencia y durabilidad.

Su uso se amplía a múltiples formas, bien sea como mampostería con mortero o piedra careada (sobre todo en las jambas de las puertas, ventanas o en edificios de especial relevancia).

Estos muros construidos sustentan habitualmente vigas de madera, ya sea labrada o sin labrar (rollizos) que conforman tanto las techumbres como el suelo de las posibles plantas superiores. Sobre estas vigas se ha colocado tradicionalmente cañizo que sirve de elemento sustentante tanto para tejados como para solería de las plantas superiores.

LA FORMA.

Formalmente, la casa tradicional mediterránea responde a estructuras cúbicas, por lo general, presentando casi siempre una única cara o fachada. Esta fachada se caracteriza por ser uniforme, sin apenas salientes. La distribución en plantas vista en la fachada corresponde a una o dos plantas (rara vez más), con una singular distribución de vanos en la parte inferior.

En las casas de una sola planta, se accede directamente a un único espacio habilitado como cocina (donde se sitúa la chimenea) y zona de estar. Es ocasiones, desde esta sala se accede a pequeños habitáculos  que actúan como dormitorios. En otra, no existen estos dormitorios, transformándose la sala principal en dormitorio durante la noche.

A excepción de la puerta sólo se abren pequeñas ventanas que presentan al mismo tiempo intimidad y seguridad. En la planta superior, los vanos son más grandes, aportando a la casa mayor luminosidad.

LA ARQUITECTURA BLANCA.

Cuando la vivienda consta de dos plantas, la superior suele ser compartida por dormitorios y zonas de almacenamiento  o cámaras.

En muchas zonas del Mediterráneo occidental y del Magreb, una segunda puerta lateral da acceso al patio que actúa a la vez como caballerizas y como establo-granja para los animales domésticos.

Los terrenos adyacentes a la casa (si ésta es exenta) suelen estar cercados por una tapia realizada normalmente en mampostería en seco, albergando la huerta familiar.

CUBIERTA.

La escasez de lluvias del Mediterráneo, y en especial en el sur de la misma, ha tenido como consecuencia el desarrollo de tres tipos fundamentales de tejados:

a)     La terraza, que se observa en climas muy áridos. En muchos sitios, especialmente en las islas del Egeo. Donde las condiciones hidrológicas (aguas subterráneas, fuentes naturales, riachuelos, etc.) son pobres o inexistentes, las terrazas pueden servir como medio para la recogida y el almacenamiento del agua.

España. Alpujarra.

b)    La cubierta abovedada o cupular se suele identificar con la arquitectura religiosa. Sin embargo, también se utiliza como elemento de la arquitectura civil en el Sur del Mediterráneo.

c)     En el Norte de África, las casas colmena son más propias del interior, en concreto de las zonas de desierto.

d)    Más la norte, se encuentra la cubierta tradicional de tejas de barro cocido. Suele ser de altura baja, se cuatro aguas, aunque cuando más al Sur, se ven como frecuencia de dos aguas e incluso de una.

Kea, Grecia.

Kea, Grecia.

CARPINTERÍAS.

Si bien es azul el más utilizado en los cierres (puertas y ventanas) para combinar con el blanco de la cal, no faltan colores como el verde, el marrón o el ocre. El ventanuco en la propia puerta o a su lado sirve para permitir la entrada de luz y también para observar al exterior sin exponerse.

 

 Patio Sidi Bou Said

Patio Sidi Bou Said

En Andalucía, la práctica de la forja permitió la sustitución de la madera por el hierro para permitir la visión en el interior del patio. En el norte de África la decoración de la puerta exterior se basa en formas tradicionales de arquitectura (arcos, etc.). En otros países (Grecia, Chipre, Italia) el mármol sirve como marco y elemento de decoración con formas adecuadas al espíritu local.

El máximo aprovechamiento del espacio y el miedo a las inundaciones que pueden provocar las lluvias torrenciales, fomentan la aparición de escalinatas incluso en los terrenos llanos, “robando” espacio de las vías públicas. En poblaciones de carácter más urbano, la existencia de varias plantas facilita la conversión de las ventanas en puertas y la subsiguiente aparición de balcones con forjas. En casas señoriales que no perdieron su carácter defensivo, los balcones pudieron tener el carácter de mirador o terraza.

VIVIENDA EXCAVADA

Una de las grandes peculiaridades del hábitat de la cuenca mediterránea es la existencia de importantes núcleos de arquitectura subterránea.

Matmata. Túnez

Matmata. Túnez

La existencia de terrenos adecuados (tierra arcillosa, marga, caliza, conglomerados o roca sedimentaria) que se caracterizan por una gran solidez, permitió a lo largo del siglos y milenios, la existencia de un tipo de vivienda subterránea o troglodita que se consigue excavando hacia el interior de la tierra o de la roca.

Es la llamada arquitectura excavada, se encuentra especialmente en Capadocia, Andalucía (zona de Granada- Guadix), islas griegas (Santorini), Túnez y Francia.

Guadix. Granada.

Guadix. Granada.

Sus ventajas consisten en que su propio carácter permite la práctica de la autoconstrucción, hecho que abarata enormemente los costes. Por otro lado, sus condiciones bioclimáticas permiten convertir estas viviendas subterráneas en verdaderos refugios contra la inclemencias climáticas y la incertidumbre ambiental (grandes y bruscos cambios de temperatura). En épocas de inseguridad por guerras, invasiones, etc., sirvieron incluso para protegerse de los invasores como es el caso de las poblaciones cristianas de Capadocia durante la Edad Media.

Iglesia Rupestre en Calabria

Iglesia Rupestre en Calabria

La arquitectura blanca

La práctica de la construcción excavada pronto sobrepasó las necesidades de la vivienda para extenderse a aspecto más amplios como el del culto, por lo general cristiano, que encontró en ella una forma de práctica religiosa que se realizaba sin ofender a los dominadores musulmanes. No en vano, el culto cristiano desde sus remotos comienzos se practicó mediante arquitectura subterránea (catacumbas) durante la época de las persecuciones en el Imperio Romano.


Capileira

Capileira

La ubicación:

Son dos los factores que determinan el emplazamiento de las poblaciones de la cuenca del Mediterráneo, el mar y la montaña:

Tradicionalmente, la economía local estuvo basada en la llamada agricultura y ganadería mediterránea, y en la pesca artesanal. Este hecho llevó a que inicialmente, el asentamiento se realizara junto al mar o cerca de las desembocaduras de los ríos.

Arquitectura popular del Mediterráneo:

Muchas veces, en épocas de inseguridad (acompañadas generalmente de una decadencia económica que obligaba a reducir el tamaño de las poblaciones), sus habitantes, incapaces de hacer frente al peligro de las invasiones y de la piratería, se ven obligados a trasladar el asentamiento más al interior, alejado de la vista desde el mar, o a lugares elevados que permiten a la población defenderse desde atalayas o disponer del tiempo suficiente para refugiarse en lugares más seguros (grutas, iglesias o monasterios-fortaleza, castillos, etc.).

La estructura urbana:

Las particularidades de la ubicación, del terreno y de la defensa condicionan fuertemente el concepto de urbanismo de las poblaciones de la cuenca mediterránea. Se trata de ganar espacio.

No existe un urbanismo planificado (manzanas, calles rectas, avenidas centrales, etc.).

Las calles son estrechas, hecho que permite construir el poblado en un peñón, o en terreno abrupto con poco espacio disponible para la edificación.

La estrechez de las calles ayuda a hacer frente a las inclemencias del tiempo (irradiación del sol, vientos fuertes, etc.).

Rafael Heredia Moreno & Czestochowa Martín Gómez, Ingenieros de la Edificación de GRarquitectos

FICHA TÉCNICA EXPOSICIÓN

Colaboran:

Embajada de Grecia en España.

Embajada de Chipre en España.

Fototeca ENIT-Turismo Italiano. Embajada de Italia en España.

Región  de Egeo del Sur. Departamento de Solidaridad Social (Grecia)

Coordinación:

Pilar Carrasco Carrasco

Moschos Morfakidis Filactós

Encarnación  Motos Guirao

 

Comisariado:

Antonio Martínez Villa

César David Hernández Manzano

Colaboradores de Coordinación:

Yuli Papadopulu

Tassos Anastasiou

Hassan Laaguir

Organiza:

Fundación Euroarabe

Centro de Estudios Bizantinos, Neogriegos y Chipriotas.

Imágenes:

Francisco José Sánchez Montalbán

Tasos Anastasiou

César David Hernández Manzano

Guadalupe Martínez Rodrígues

Juan Antonio Ríos Jiménez

José Antonio Díaz Gómez

Gonzalo Jiménez Cabrera

Antonio Martínez Villa

Textos:

Moschos

Encarnación Motos

 

Arquitecto asesor:

Cándido Caparrós

 

Maquetas:

César David Hernández

Diseños y maquetación:

Antonio Martínez Villa

Hernández Manzano



 

Be Sociable, Share!

2 comentarios en “EXPOSICIÓN “ELEMENTOS COMUNES EN LA ARQUITECTURA POPULAR DEL MEDITERRÁNEO””


  • ¡Grácias por el artículo! Me ha gustado mucho. Si aún estoy a tiempo me pasaré a ver la exposición. Un saludo.
  • Juan Carlos García de los Reyes Juan Carlos Garcia delosReyes
    En efecto Lucia, se trata de un bonito articulo y de una buena temática excelentemente desarrollada por Rafael y Chesto. Es consecuencia de uno de nuestros foros de GR que destinamos hace unos días a la visita de esta exposición… Cuidate!

Deja un comentario

Current day month ye@r *