Diario de campaña 5: Con la LAC y sin rima

Reconozco que formo parte de ese grupo de seres humanos que, a simple vista, sería incapaz de distinguir un autobús de un LAC. De hecho, si me dieran a escoger una virtud, preferiría tener el don de poder identificar a ojo un ribera o un rioja.

Hoy me fui a la rueda de prensa a la intemperie de Paco Cuenca sobre la LAC. No deja de ser un síntoma de esta ciudad que se haya convertido en objeto de campaña un proyecto que viene a ser el heredero de la principal promesa de Torres Hurtado en las municipales de 2007, aquel pseudometro por el Centro del que Nino García Royo dijo que no se imaginaba la fórmula técnica para hacerlo pasar por el Realejo.

Claro, que el otro pseudometro ni siquiera esta acabado.

La campaña del PP la están soportando, de momento, Juan Antonio Fuentes y Juan García Montero. No me imagino a otros.

En las pasadas elecciones andaluzas, el PP criticó que Susana Díaz alternara sus actos como presidenta con sus apariciones como candidata.

Hasta ahora, Torres Hurtado ha hecho lo mismo al 50 por ciento.

Pero también es cierto que entre mis virtudes tampoco está la de distinguir un alcalde de un candidato.

image
Pie de foto: El PP ha presentado hoy la portada de su programa electoral. Gila decía en una de sus parodias: “Estoy grabando un disco. Ya tengo el agujero del centro. Me falta el resto”.

2 Comentarios

  1. Ok, de acuerdo, me voy a mojar (y algo me dice que me voy a llevar un par de palos por abrir la boca cuando nadie me lo ha pedido): creo que oponerse al LAC es señal de “catetismo”. Tengo familiares con movilidad reducida y reconozco que los transbordos son una lata, pero para eso se invirtió en acerado alto y en rampas y en espacio para facilitar el acceso y el transporte de esas personas. No se puede pretender que en una gran ciudad (que supongo que es a lo que aspiramos todos en un futuro para Granada) se pueda ir de un extremo a otro en autobús, ni de puerta a puerta como si fuera un taxi, ni que se tardara una hora desde el palacio de congresos hasta la Avda. de la constitución con Avda. Madrid (verídico) y al mismo tiempo se pida que no se coja el coche por la ciudad, por poner un ejemplo.
    O arrimamos todos el hombro y abogamos por medidas (y entre ellas está el transporte) que son propias de ciudades más avanzadas o nos aguantamos con la escalofriante cifra de paro de esta ciudad que no tiene más industria que la de los bares para universitarios.
    Vale, ya está dicho. Ya podéis, compañeros lectores y convecinos, empezar con las descalificaciones si os place.

  2. Si los señores Fuentes y García Montero son lo mejor del PP, apaga y vámonos. El primero ha hecho una gestión errática, por no decir escandalosa, en personal (con docenas de pleitos perdidos en los tribunales), y el otro sólo sabe crispar y provocar cuando habla en nombre del equipo de gobierno. Lo dicho: el PP en Granada ha conocido otros tiempos gloriosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *