SIERRA NEVADA, UN LABORATORIO DE EXCEPCIÓN PARA EL CAMBIO GLOBAL (VII). Fuente de recursos

«El Territorio Comprometido»

Con este pequeño artículo damos por finalizada esta serie dedicada al fantástico trabajo que están realizando desde el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada, esperamos haberos  acercado esta labor, y animamos a todos a que echéis un vistazo a su página web ( http://obsnev.es/ ), donde podrán encontrar ya las primeras publicaciones de resultados.

El medio socioeconómico es un elemento clave, junto con el natural, para la caracterización de cualquier ámbito territorial, y por supuesto de Sierra Nevada, por tanto desde el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada  se han desarrollado diferentes metodologías para obtener la información necesaria que permita caracterizar las necesidades y demandas de recursos naturales que tienen los distintos núcleos urbanos de Sierra Nevada.

También es importante cuantificar en qué medida los sistemas naturales pueden o no satisfacer dichas demandas, o lo que es lo mismo los servicios ecosistémicos que los sistemas naturales pueden suministrar a la población.

Algunos de los aprovechamientos típicos de Sierra Nevada, como las setas, la madera o el pasto para la ganadería, en época estival. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
Algunos de los aprovechamientos típicos de Sierra Nevada, como las setas, la madera o el pasto para la ganadería, en época estival. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

Los principales datos estudiados son población, empleo, actividad económica, explotaciones agroganaderas, explotaciones tradicionales abandonadas, empresas asociadas a la existencia de Sierra Nevada por sectores,  etc….El estudio de todos estos datos no solo sirve para cuantificar los servicios ecosistémicos, sino que también pueden mostrar en qué medida el cambio climático puede afectar al mantenimiento de las formas de vida asociadas a Sierra Nevada de los diferentes pueblos de la zona.

La evaluación del servicio de regulación hídrica en Sierra Nevada es de de gran importancia, ya que es una de las principales aportaciones de la montaña a las diferentes poblaciones, y que podría verse gravemente afectado por el cambio climático. Además los cambios de los usos de suelo también pueden suponer un factor que incide en la capacidad del territorio para regular el agua.

Los Lavaderos de la Reina en la época de deshielo. Fuente: nomadas.abc.es
Los Lavaderos de la Reina en la época de deshielo. Fuente: nomadas.abc.es

Por último se estudia la huella humana en Sierra Nevada. Este concepto viene a cuantificar el grado de presión que los ecosistemas están sufriendo como consecuencia de la actividad humana y el impacto que suponen. Esta se estudia mediante la cuantificación de diversos aspectos del desarrollo humano, como los asentamientos (densidad de población y viviendas), accesibilidad (infraestructuras de trasporte tradicional y moderno) e Infraestructuras (tendidos eléctricos y usos de suelo.)

En la imagen se observa una cantera. La actividad minera es una de las actividades más importantes de la huella humana. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
En la imagen se observa una cantera. La actividad minera es una de las actividades más importantes de la huella humana. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

 Natalia Palomares Aliaga. Geógrafa e Historiadora de GRarquitectos y Desarrollo de Ciudades Comprometidas

 

SIERRA NEVADA, UN LABORATORIO DE EXCEPCIÓN PARA EL CAMBIO GLOBAL (VI). LOS MORADORES DE SIERRA NEVADA

«El Territorio Comprometido»

Uno de los principales efectos del cambio climático es su incidencia sobre la biodiversidad, y en Sierra Nevada estos impactos son mayores al tratarse de un macizo aislado, que alcanza unas altitudes muy elevadas y el más meridional de Europa, además de encontrarse en un punto de transición entre dos comunidades biogeográficas. Los principales aspectos a considerar son los cambios en la fenología (atraso o aceleración de las funciones vitales de plantas y animales, o alteración de sus relaciones y competencias por las alteraciones ene l clima impuestas por el cambio climático). Cambios altitudinales en la distribución y abundancia de las especies (las especies, motivadas por el cambio global, irán colonizando progresivamente cotas altitudinales más elevadas, y que los organismos de pisos superiores pueden extinguirse a nivel local o incluso global.). Cambios latitudinales en la distribución y abundancia de especies (significa que la distribución de las especies cambiará en sentido norte sur. Sierra Nevada constituye el límite más meridional de algunas especies, que desaparecerán migrando más al norte, y ya se han comprobado la presencia de especies propias de latitudes más cálidas en el sur de la Península Ibérica y en concreto en Sierra Nevada). Cambios en interacciones ecológicas: en Sierra Nevada se ha podido comprobar la expansión de algunos insectos gracias al aumento de las temperaturas en determinadas cotas, como la porcesionaria del pino.

La niña de Sierra Nevada (Polyommatus golgus) mariposa endémica de Sierra Nevada en peligro de extinción, por los cambios ambientales provocados por el cambio climático. Fuente: www.elimparcial.es
La niña de Sierra Nevada (Polyommatus golgus) mariposa endémica de Sierra Nevada en peligro de extinción, por los cambios ambientales provocados por el cambio climático. Fuente: www.elimparcial.es

Por otra parte se está llevando a cabo el proyecto GLORIA (Global Observation Research In Alpine Enviroments), iniciado en 2001. Este proyecto pretende principalmente evaluar las posibles pérdidas de biodiversidad en zonas de alta montaña así como la vulnerabilidad de estos ecosistemas ante el cambio climático. Las especies estudiadas son el pastizal y el enebral-piornal.

Gentiana lutea de Sierra Nevada, en primavera.Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
Gentiana lutea de Sierra Nevada, en primavera.Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

Se estudian muchas formaciones como los Bosques autóctonos y matorrales de media y alta montaña, la Vegetación de Ribera y los Borreguiles. Estos últimos son pastos húmedos de alta montaña, que están muy condicionados por la existencia y temporalidad de la nieve, este ecosistema, por su importancia se lleva estudiando desde los años 80, y se ha calificado como indicador del proceso de cambio climático, por la cantidad de datos que de él se tiene y por su sensibilidad a los cambios ambientales. Algunas especies estudiadas son endemismo, que están en peligro de extinción como la arenaria nevadensis.

Pastos húmedos o borreguiles de Sierra Nevada. Fuente: http://wiki.obsnev.es/
Pastos húmedos o borreguiles de Sierra Nevada. Fuente: http://wiki.obsnev.es/

Por otra parte todas las especies de fauna han sido sometidas a un seguimiento con el fin de evaluar de forma preliminar los efectos del cambio global y analizar el conjunto de amenazas. Así como la gestión adaptativa, proponiendo medidas de gestión que contribuyan a mitigar el impacto de los efectos del cambio global sobre sus poblaciones.

Para el seguimiento de la población del jabalí y de la cabra montés, se realiza un  monitoreo del estado poblacional y sanitario, se realizan censos y se llevan a cabo medidas para su conservación y manutención de la población, en rangos sostenibles.

Se evalúan las tendencias poblacionales, patrones de distribución y abundancia y selección de hábitats de algunos micromamíferos de Sierra Nevada como el topillo nival, la rata de agua o el topo ibérico y de mamíferos carnívoros como el zorro, el tejón o el gato montés. Así como a aves y rapaces, como el aguililla cazadora, que se reproduce en Sierra Nevada.

También se siguen las poblaciones de anfibios y reptiles, entre las que destacan poblaciones de endemismos del sudeste ibérico como el sapo partero bético. Respecto a los reptiles existen unas 20 especies sometidas a seguimiento, entre ellas la culebra lisa europea. También se estudian antrópodos y especies importantes como la procesionaria del pino, que tienen unas necesidades climáticas muy concretas.

Jabalí, Topillo nival, Sapo partero bético y Águila Real, todos forman parte de la fauna común de Sierra Nevada. Fuente: Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
Jabalí, Topillo nival, Sapo partero bético y Águila Real, todos forman parte de la fauna común de Sierra Nevada. Fuente: Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

Por último se llevan a cabo modelos de distribución potencial de especies y proyecciones futuras. El objetivo es simular cambios en la distribución geográfica de las especies de flora y fauna en Sierra Nevada según distintos escenarios de cambio climático, para obtener datos con los que mejorar los planes de gestión adaptativa del espacio natural protegido.

Natalia Palomares Aliaga. Geógrafa e Historiadora de GRarquitectos y Desarrollo de Ciudades Comprometidas

SIERRA NEVADA, UN LABORATORIO DE EXCEPCIÓN PARA EL CAMBIO GLOBAL (V). Los impactos del clima sobre repoblaciones y fauna

«El Territorio Comprometido»

Los cambios de usos de suelo, la sobreexplotación de los recursos forestales y en general los alteraciones provocados por las acciones humanas provocan unos impactos ya constatados, por lo que desde el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada y desde la gestión del Parque Nacional y Natural se trabaja por estudiar y determinar si las actuaciones implementadas sobre los ecosistemas forestales logran o no los efectos perseguidos, esto es, principalmente, las medidas de repoblación. 

Fotografía hemisférica desde el interior de un pinar de repoblación, en la que se pueden apreciar las copas de los árboles. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
Fotografía hemisférica desde el interior de un pinar de repoblación, en la que se pueden apreciar las copas de los árboles. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

Estas medidas de repoblación se centran sobre todo en comunidades vegetales como pinares, robledales, encinares y enebrales y sabinares. Los pinares de repoblación presentan graves problemas ecológicos, ya que se han originado masas monoespecíficas con una alta competitividad por luz y nutrientes que no ha permitido el desarrollo de un sotobosque adecuado, ni la colonización por otras especies forestales bajo el dosel arbóreo. Por tanto se han tomado medidas encaminadas a su naturalización y diversificación estructural y florística. Los encinares tradicionalmente atacados por la acción humana, incendios y carboneo, se están llevando a cabo plantaciones en lugares donde se prevé que la colonización va a ser efectiva. Las formaciones de enebral y sabinar son de enorme diversidad e importancia paisajística, y están en claro retroceso debido a la quema de pastos y desbroces. Para revertir esta situación se han puesto en marcha una serie de actuaciones encaminadas a la creación de núcleos de dispersión con los principales componentes de esta comunidad.

Robledales nevadenses. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012
Robledales nevadenses. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012

Por último se están llevando a cabo estudio para diseñar una estrategia encaminada a la restauración forestal del incendio que calcinó 3000ha, la mayoría de pinares, en 2005, que afectó a los municipios de Lanjarón, Nigüelas, Lecrín, Dúrcal y Cáñar.

En general para todas las especies se están realizando siembras, realces y resalveos y un seguimiento en su desarrollo comparando la situación de las masas forestales actuales con las de la ortofoto del 1956, así como seguimientos en las parcelas experimentales de la introducción de otras especies para la diversificación.

Antes y después de la zona afectada por el incendio de 2005, donde se puede observar la recuperación vegetal de la zona. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012 y www.wikiconservacion.org
Antes y después de la zona afectada por el incendio de 2005, donde se puede observar la recuperación vegetal de la zona. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012 y www.wikiconservacion.org 
Antes y después de la zona afectada por el incendio de 2005, donde se puede observar la recuperación vegetal de la zona. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012 y www.wikiconservacion.org
Antes y después de la zona afectada por el incendio de 2005, donde se puede observar la recuperación vegetal de la zona. Fuente: Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Metodología y seguimiento. 2012 y www.wikiconservacion.org

Por otra parte también se está llevando a cabo un seguimiento de enfermedades de la fauna autóctona. Muchas organizaciones internacionales han advertido del cambio de los patrones y de la distribución de las enfermedades potencialmente graves. Algunas de estas enfermedades son sensibles a cambios en el clima, y pueden afectar a la cabaña ganadera, a las personas e incluso puede fomentar la extinción de especies en peligro. Por todo esto la cabra montés y el jabalí de Sierra Nevada están siendo monitorizados, a nivel poblacional y de enfermedades.

Macho adulto de cabra montés. Fuente: www.eoi.es
Macho adulto de cabra montés. Fuente: www.eoi.es

Todo este trabajo pone de manifiesto como desde el Observatorio del Cambio Global de Sierra Nevada y desde la gestión del parque Nacional y Natural se realiza un trabajo constante para determinar en qué medida las especies que habitan Sierra Nevada se distribuyen, nacen y se reproducen, así como las causas por las que no llegan a sobrevivir, todo ello encaminado a seguir manteniendo este gran ecosistema complejo y frágil.

Natalia Palomares Aliaga. Geógrafa e Historiadora de GRarquitectos y Desarrollo de Ciudades Comprometidas

EL VALOR DE LOS PAISAJES AGRARIOS

«El Territorio Comprometido»

Agricultora de Zimbabue.
Agricultora de Zimbabue.

 El paisaje agrario es el tipo de paisaje más antiguo (se remontan a la Revolución Neolítica, casi diez milenios atrás) de los atribuibles al ser humano, al menos en gran parte, al introducir una serie de cambios y transformaciones en los elementos que componen el entorno natural, tales como flora, fauna, suelos, topografía e incluso, en algunos casos, clima. En muchas ocasiones, estas modificaciones han provocado problemas ambientales de diversa índole. Entre otros, puede mencionarse el desencadenamiento o, al menos, la intensificación de procesos erosivos, la contaminación de suelos y la alteración, cuando no destrucción, de hábitats naturales y especies vegetales y animales. Como factores que han contribuido en tal sentido se pueden indicar los modelos económicos imperantes y una tecnología inadecuada en la búsqueda de la máxima productividad de las explotaciones agrarias, olvidándose de una forma voluntaria o inconsciente las leyes ecológicas.  Continuar leyendo →