Plano_de_Granada_1795

Comienza noviembre y las anteriormente silentes y narcotizadas Juntas Municipales de Distrito empiezan a cobrar vida. Su repercusión mediática, su nivel de denuncia y su capacidad para generar respuestas distintas en los barrios está empezando a hacerse un hueco digno y comprometido en la política municipal, la del día a día, más allá de la baldosa partida y la farola rota.

Resulta que hay problemas en los barrios que son universales, que afectan a toda la ciudad por igual. Otros que son símbolos y por tanto son temas nacionales. En fin, los barrios de Granada hacen vivir a la ciudad y sus contingencias son importantes, esenciales, vinculantes.

Mañana, martes, para empezar, hay Junta Municipal de Distrito en la Zona Norte. Los barrios y sus asociaciones de vecinos están completamente divididos según me denuncian al oído y se nota en algunas comunicaciones oficiales de las que os hablaré otro día. La última cita se propuso reactivar los grupos de trabajo, veremos en qué queda.

Por si fuera poco, el decreto de Exclusión de la Junta ya se ha aplicado en Granada y unas 700 personas tendrán trabajo. La mayoría es del distrito Norte, y el PSOE quiere saber qué criterios ha aplicado el Ayuntamiento de Granada para seleccionar a los futuros trabajadores. De eso se hablará mañana, martes.

El miércoles toca Zaidín, muy enfadados con lo que denuncian como “cerco policial” a la asamblea informativa de cada lunes de los vecinos de Santa Adela. Se ha anunciado que se va a pedir explicaciones de todo tipo, por parte de los vecinos afectados y por la vocal del PSOE.

Queda La Chana, que tiene el AVE por arriba y por abajo y que sigue reclamando la información pertinente, la transparencia necesaria, los documentos oficiales y los informes técnicos para tomar una decisión. La JMD que se celebrará este mes promete estar agitada.

Por último, el Albaicín. Solo reflejaré ahora lo que la plataforma SOS Albaicín ha denunciado, que las reuniones “son completamente inoperantes” y que un día “nos quedamos sin alumbrado público y otro “nos enteramos de que el centro de servicios sociales del Gallo no tiene siquiera licencia de actividad”.

Viene noviembre caliente, y habrá castañas para todos por las cuatro esquinitas de la ciudad de Granada.

MÁS INFORMACIÓN
-Zona Norte y los recortes en los Servicios Sociales
-Zaidín: Santa Adela y el “cerco policial”
-Albaicín: Entierra la muralla
-La Chana: Un barrio histérico

6 Comentarios en Zaidín, Norte, Chana y Albaicín: Noviembre ‘caliente’ en las cuatro esquinitas

  1. Es muy simple: no creen en la participación ciudadana. Acostumbrados a hacer lo que les da la gana, mantienen las JMD porque estaría feo quitarlas, pero las dejan sin efecto alguno. He estado seis años en la de Beiro y tengo resmas de papel entregado con peticiones que no han tenido la menroefectividad. Cuando no se cree en algo, no se le saca partiudo, y estos no creen.

    AG

    • Buenas
      Las mantienen porque es obligatorio por la Ley de Grandes Ciudades.
      Lo que se trata también es de generar participación y opinión pública, movilización y reivindicación, cosa que tampoco sucedía hasta ahora.
      Tu crítica es muy buena, y se agradece
      Saludos
      Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *