Experiencias del programa de Transformación de la Infravivienda

“La Arquitectura Comprometida”

Por Armando Martínez Alfaro. Arquitecto
Antes de una transformación de infravivienda en Morelábor./ Archivo GR
Antes de una transformación de infravivienda en Morelábor./ Archivo GR

El objeto primordial del Programa de Transformación de Infravivienda es mejorar sustancialmente las condiciones de habitabilidad en zonas urbanas con núcleos de infravivienda en áreas de Rehabilitación de Barrios y Centros Históricos, mediante la combinación de obras de rehabilitación, nueva planta, urbanización y trabajo social, de manera que se propicie la integración social y el mantenimiento de la población residente.

Se consideran infravivienda las edificaciones de uso residencial que presentan carencias graves en cuanto a las dotaciones sanitarias básicas, en las instalaciones de suministro de agua, gas, electricidad o saneamiento o en su iluminación o ventilación interior, e igualmente en cuanto que las condiciones de la misma se encuentren por debajo de los requerimientos mínimos de seguridad estructural y constructiva.

El programa se dirige a propietarios o arrendatarios con escasos ingresos no superiores al IPREM y el presupuesto de ejecución material máximo subvencionable por vivienda será de 30.000 euros. Los beneficiarios obtienen asistencia técnica para la redacción del proyecto técnico y la dirección de las obras y una subvención de cuantía equivalente al presupuesto de ejecución material de las obras. La aportación restante, si fuese necesario, la realizarán los beneficiarios. Los Ayuntamientos por otro lado aportarán el trabajo social de apoyo a la gestión de la actuación y asumirán las tasas por licencia de obras.

Después de una transformación de infravivienda en Morelábor./ Archivo GR
Después de una transformación de infravivienda en Morelábor./ Archivo GR

Programa de Transformación de la Infravivienda en Morelábor

El proceso de selección de las viviendas para incluirlas en el programa de Transformación de Infravivienda parte de las prioridades establecidas en el Programa de Actuación.

De un  total de 104 solicitudes, 54 cumplían los requisitos expuestos con anterioridad y por tanto estas fueron  las que finalmente se incluyeron en el programa. De estas 54 viviendas, las 10 más urgentes se incluyeron en una primera fase de actuación y 42 se dejaron para una segunda fase.

En la actualidad, después de un largo proceso, las intervenciones de la primera fase se encuentran totalmente concluidas y las de la segunda fase están muy avanzadas.

En las zonas donde se localiza la infravivienda el crecimiento  es prácticamente nulo ya que coinciden con áreas de casco consolidado y por lo general, estas edificaciones se han reparado y reutilizado una y otra vez conservando la misma estructura y su distribución interior.

A veces, las condiciones de hacinamiento en algunas viviendas llegan a causar problemas de salubridad. La mayoría de ellas cuentan con unas precarias condiciones de seguridad en la propia construcción, bien por el deterioro de los elementos constructivos por el paso del tiempo o bien por actuaciones llevadas a cabo de forma precaria y con sistemas constructivos poco ortodoxos que han abandonado la lógica constructiva original y que en algunos casos han llegado a dañar  las edificaciones originales. También las ampliaciones sucesivas de las viviendas para adaptarlas a las necesidades del crecimiento de los  núcleos  familiares dan lugar a problemas de salubridad que con el tiempo se van acentuando.

Los errores de distribución, la precariedad de las instalaciones, la nula accesibilidad, dan lugar a deficiencias higiénicas y de convivencia importantes, que son, en definitiva, los problemas reales a solucionar.

De las visitas que inicialmente se realizaron a las viviendas para la selección de los candidatos destacan  algunos casos que nos impactaron especialmente: Personas mayores con serios problemas de movilidad  que, como consecuencia de las barreras arquitectónicas en sus viviendas, se hallaban relegados a vivir en una única estancia.

Sobre todo en estos casos es donde el grado de satisfacción alcanzado por todos los que hemos tenido la suerte de participar en el proceso es mayor. Sin duda, el trato directo y personal, a lo largo de todo el proceso con los beneficiarios de estas ayudas ha supuesto un gran enriquecimiento personal.

Estamos convencidos de que las actuaciones del programa de infravivienda suponen un punto de partida que posibilita el desarrollo y la integración social de sus moradores. En otras experiencias anteriores se ha destacado que una vivienda digna repercute en sus usuarios, como un paso adelante en su posicionamiento social.

6 Comentarios

  1. Sin duda las actuaciones en infravivienda son una gratificación personal para los profesionales que podeis intervenir en ellas, dado que por lo “escuchado” no sólo son arquitectos o arquitectos técnicos, sino que os transformais en confesores, visitadores sociales, solucionadores de problemas, e incluso amigos en muchas ocasiones de los propietarios de éstas casas.

    Actuaciones en las que habitualmente (por experiencia propia) el presupuesto es inversamente proporcional al presupuesto, por lo que los técnicos han de recurrir a todas sus bazas para poder llevarlas a buen fin.

    Quiero felicitar al despacho de GR y a Maria José y a Armando en articular por su gran labor en éstas actuaciones en Morelabor, y no olvidar a Ana Belén y Lucía por las actuaciones de caracter similar en Guadix.

    ESTO SI QUE ES ARQUITECTURA COMPROMETIDA!!

  2. En mi calidad de Comunicador Social que reside en La Paz, Bolivia y muy poco conocedor de aspectos técnicos que hacen a la profesión de la Arquitectura, puedo señalar desde una óptica social que el programa de transformación de infravivienda impulsado por GR Arquitectos aborda una problemática de alta sensibilidad social vinculada a las condiciones y calidad de vida al interior de viviendas de familias de escasos recurson económicos y que repercuten en el accionar de las personas en su entorno social, por ello expreso mi más sincera felicitación por esta iniciativa a D. Juan Carlos y D. Armando por llevar adelante este proyecto que mejora sustancialmente las condiciones de habitabilidad y dignifica la calidad de vida de muchas personas de recursos limitados. Sería bueno tal vez canalizar a través de los mecanismos de cooperación internacional, la implementación de este proyecto en Bolivia en ciudades o comunidades donde las condiciones y acceso a la vivenda son realmente precarias.
    Nuevamente muchos exitos en este emprendimiento.
    Saludos desde La Paz.

    Carlo

  3. Felicito a mis compañeros por la gran labor que han hecho y hacen diariamente, por que cumplen una función que va mas allá de la arquitectura y de su preparación como profesionales y me consta, que están mas que comprometidos con todos estos proyectos y personas.

  4. Efectivamente el programa de infravivienda es absolutamente ejemplar y como nos pide el amigo boliviano, podría ser extrapolado a otros países… Nos consta que la actuación en iberoameria de la Junta de Andalucia es muy importante, aunque desconozco si abarca a este tipo de actuaciones… Lo investigaremos

  5. Gracias amigos, de parte mía y de todo el equipo que hace posible este proyecto. Realmente es un aliciente escuchar estos comentarios, además de ser gratificante nos alienta a estar más comprometidos con la sociedad y por supuesto con la arquitectura en sí.

  6. Cabe destacar la labor de mediador entre la administración y el propietario desempeñada por los técnicos en este tipo de programas. El proceso desde la toma de datos hasta la ejecución de las obras puede durar varios años, lo que hace que el propietario haya cambiado varias veces de parecer sobre las actuaciones a realizar en su vivienda. Muchas de estas ideas no encajan dentro de este tipo de actuaciones o, simplemente, son inviables. Por ello quiero felicitar a mis compañeros Armando y Mª José por la paciencia manifestada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *