MALALA YOUZAFZAI: EL COMPROMISO DE VIVIR

«Ciudadanos Comprometidos»

La Ciudad Comprometida alberga, en su inventario, un pequeño homenaje a aquellos personajes que van estigmatizando nuestro carácter con sus quehaceres, la tarea es bien simple: enviar un guiño a los protagonistas y dar a conocer el motivo de nuestra elección; pero hoy este apartado es una pancarta en la  que cada sílaba contiene un grito contenido, una lágrima de rabia e impotencia..un rezo a las estrellas.

“…so I decided to wear my  my favourite pink dress…”  .

Malala Yousafzai que escribía esta frase en su blog, abanderando a través de las palabras, los vestidos y los colores una lucha contra la situación que padecía cada día a cuenta de los talibanes, ha sido tiroteada a sus 14 años por defender su derecho a estudiar.

Me acuerdo de que Miguel Hernandez certificó aquello de la imposiblidad de encerrar una sonrisa ni amurallar una voz, pero también de que las hirudíneas  y otros anélidos mutantes no saben leer y que desconocen  que la auténtica vida únicamente  trascurre en la esperanza.

Malala yousafzai. FUENTE: www.bewajah.com
Malala yousafzai. FUENTE: www.bewajah.com

Pincha aqui para ir a uno de los multiples articulos que se han publicado en prensa.

6 Comentarios

  1. A través de las palabras de Raquel, La Ciudad Comprometida agradece a esta ejemplar niña paquistaní su compromiso en la defensa de la libertad y la esperanza… Malaya, has entrado en la nómina de Ciudadanos Comprometidos por la puerta de nuestros corazones.

  2. …………Dices, Raquel, \\\\"La auténtica vida únicamente trascurre en la esperanza\\\\".- Sí: La esperanza de conseguir la justicia, de alcanzar la libertad, de ser equitativos, generosos, solidarios, comprometidos con la igualdad …. y tener el corazón lleno de amor para evitar la barbarie, la crueldad, el martirio del ser humano. Campañas, palabras como éstas que has iniciado pueden evitar muchas incomprensiones y salvar vidas inocentes. Gracias..!!

  3. En los tiempos en que mal vivimos, seguro que entre los diversos países y sociedades que nos marcan cierto interés en cuanto a sus costumbres y religión, emerge de forma selectiva el mundo de los países islámicos y nos viene a pensar en Afganistán.
    En este país siempre y desde hace mucho tiempo, suceden casos dramáticos como el de esta joven que nos llama la atención y amarga nuestra sensibilidad humanitaria. Pero si no resaltan casos como este, no nos sentimos motivados a recabar información sobre el día a día de esta sociedad tan mal tratada a si misma. ¡Vivir más allá de nuestros ojos!
    Pese a todo, las características de este país no son muy distantes a las generales de nuestra propia sociedad. Afganistán es un microcosmos muy paradigmático y nos hace descubrir en mayor o menor escala los problemas globales de este “mundo tan mundial”, y si prestamos atención a su venir por esto días, no es difícil diagnosticar algunos de los muchas situaciones de todo nuestro “ser universal”. Este caso de la joven, se ha entendido muy bien por los políticos occidentales y se ha mostrado in situ un respaldo y amparo por un hecho tan difundido por la prensa. Pero en esta sociedad pequeña, hay muchos mas casos que son paralelos con nuestra avanzada sociedad.
    Me agradaría leer a continuación cualquier opinión coincidente o no con la mía. Es una manera de dialogar, corregirse o reafirmarse. Es, vivir en este blog. Yo, no escribo para mi entender y si para el vuestro. GRACIAS

  4. Perdona por no haber contestado antes, Paco; este blog lo que aspira es a ser un espacio de diálogo, aparte de otras cosas; me parece muy acertada tu opinión; es cierto que mas cerca de lo que nos gustaría siguen pasando barbaries a las que parece que nos hemos acostumbrado; la empatía con el dolor ajeno no siempre goza de predicamento y me planteo si es por una adaptación al medio o por una pérdida genética de sensibilidad «dirigida». Un placer compartir reflexiones contigo.

  5. Malala, hace tiempo que lanzábamos al aire de este blog, tu nombre en señal de hermandad contigo. Hermandad porque todos somos hijos del mismo Dios y los dolores de uno, son yagas en la vergüenza de todos, por este mundo tan herido por la desigualdad. Hoy, tu nombre lanza a los cuatro vientos, la entereza y el buen decir. En los ecos del sendero de tu andar, todos estamos orgullosos de ti. Hoy me dirijo a ti y es seguro que no te lleguen mis palabras, pero a esto ya estoy bien fajado también en mi rededor mas cercano, porque en algunas ocasiones, nadie hace uso ni eco.
    Tu sabes mejor que yo, que el Corán reconoce los mismos derechos para todo ser humano. ¡Bendito sea Alá!, y se os da unas normas. Pero sus seguidores en algunos territorios, hacen de esa justicia un olvido de interpretación. Tu sabes expresarte y por todos los foros que occidente te ofrece, lo vas pregonando con esa belleza que Dios te ha dado y ese lenguaje lleno de autoridad y cordura. ¡Bendito el vientre que te alumbro y los pechos que te amamantaron!
    Como tu, debieran hacerse clones e inundar oriente y occidente de la Verdad, llamésmosle Jesús o Alá, según cada conciencia, y que existan oídos políticos para escucharte y actualizarse. Tú sabes y bien dices, que a la mujer se le prohíbe la libertad de expresión. Tú sabes, que por ser mujer, solo recibís la mitad de las herencias. Que habéis de ocultarse a los ojos del exterior con el burka. Que allá por los mares del sur, hoy están luchando por el poder conducir un simple coche. Que se os prohíbe la reunión en plena calle. Que no podéis repudiar al marido por malos tratos y para el hombre el repudio es solo unas palabras que lo denuncie. Que se os controla si estáis fuera del hogar. Que el adulterio, asesinato y prostitución esta penado con lapidación y si para olvidar una pena, tomáis mas de lo debido de alcohol, hay azote y paliza en publico.
    Malala, todo esto son noticias de cada día el vivir musulmán de algunos rincones de este mundo, cuando en los pasados siglos, el Islán era el cauce de cultura en una Europa dormida en las miserias del conocimiento, y que fuisteis vosotros quien divulgó la filosofía, medicina y tantos saberes griegos, al resto del mundo.
    Dime algo Malala. Dime el por que de tanta incongruencia. Yo soy corto y no lo entiendo. Por todo y por esto, pido perdón, en nombre de tantos como yo. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *