Una necesaria llamada a la acción
-Los presidentes de las asociaciones vecinales más activas destripan las claves de la participación ciudadana
-Las ramificaciones políticas y la falta de recursos económicos limitan la capacidad reivindicativa de unos barrios muy necesitados

DOCU_IDEAL
El movimiento vecinal se encuentra técnicamente aletargado. La crisis y la falta de renovación generacional se apuntan como las causas fundamentales de su bajo perfil de actividad. Tan solo un 5% de los granadinos está asociado a alguna organización vecinal y, sin embargo, algunas de ellas triunfan en sus barrios. Sus presidentes comparten el secreto y entre todos hacen una llamada a la acción vecinal como forma de mejorar la ciudad de Granada barrio a barrio.

AA VV Casería de Montijo
Clemente Arco Liñán
«Seremos ya el 60% del barrio. Aquí es que no nos dormimos»

Casería de Montijo es la asociación de vecinos que más participación ciudadana tiene en números porcentuales. Es el modelo a seguir. El procedimiento de concurrencia competitiva para optar a las subvenciones municipales para el proyecto cultural obliga a cada postulante a presentar un proyecto y a especificar también el número de socios. Este documento oficial permite establecer la participación real de cada asociación de vecinos y en el caso de Casería de Montijo roza el 45%.

«Pero esa cifra ya está vieja», explica Clemente Arco Liñán, el dinámico presidente vecinal, con catorce años de experiencia como tesorero, vicepresidente y ahora presidente. «Hemos aumentado una barbaridad. Seremos ya el 60%», corrige el dato. «Aquí es que no nos dormimos», señala, «y en los locales de la sede, inaugurados hace tres años, ya no cabemos de la cantidad de actividades que organizamos».

Clemente Arco Liñán descubre a sus compañeros de las otras asociaciones «que el truco está en incorporar a mucha gente a las tareas de organización». Por ejemplo, «nosotros tenemos casi veinte personas en la junta directiva». Además, «tienes que incorporar a gente mayor, pero también a la gente joven. Este aspecto es primordial y nosotros lo estamos logrando».

Para rematar, Clemente Arco Liñán se muestra orgulloso de que organizan «numerosos talleres, tenemos en la sede las reuniones de las comunidades de vecinos, hay mujeres y jóvenes y también monitores de orientación. Ahora están también los chavales del Plan de Empleo y el resultado es que hay vida en la asociación, que se plasma en la organización y celebración todos los años de cuatro actividades que arrasan: la cabalgata de los Reyes Magos, la procesión de las Mercedes, los carnavales y las fiestas del barrio, que este año las adelantamos de septiembre a julio».

AA VV Zaidín
Antonio Ruiz
«El problema es que el Ayuntamiento no nos hace ni caso»

El Zaidín, poderoso en su movimiento vecinal, crítico y reivindicativo, muestra unas cifras que siempre hay que considerar. Cuenta con sus 45.301 vecinos y dos asociaciones, Vergeles con 2,493 socios y Parque Lagos con 1.520. En valores absolutos son los que más socios tienen, sin discusión, con 2.493 socios, y le sigue Parque Lagos, con 1.520.

Sin embargo, el concepto de participación vecinal que manejan poco o nada tiene que ver con el que se construye desde la Plaza del Carmen. Antonio Ruiz, responsable de la asociación Zaidín Vergeles, sostiene que «estamos bien de masa social y en las actividades y talleres que se organizan pueden pasar unas seiscientas personas, lo que no está nada mal».

Además, son reivindicativos y «contamos con las fiestas del Zaidín y con el festival de Rock, que nos permiten tener nuestra propia identidad y ofrecerla a toda la ciudad». Las críticas llegan por otro lado. «Todos los meses, en las juntas de distrito, participamos las asociaciones y los vecinos que quieren presentar sus casos y hacer sus preguntas. Suelen ser largas, de varias horas cada una de las sesiones, y pueden llegar a participar hasta un centenar de personas, con cantidad de ruegos y preguntas, además de las propias peticiones que les hacemos llegar desde las asociaciones».

El problema, se queja Antonio Ruiz, «es que el Ayuntamiento no nos hace ni caso. Que la participación vecinal brilla por su ausencia porque luego el equipo de gobierno y sus concejales no nos escuchan y tampoco nos hacen caso. Así, no hay números que valgan para justificar la participación ciudadana si luego no sirve para nada».

AA VV Bajo Albaicín
Lola Boloix
«El problema es la financiación y las ramificaciones políticas»

En el Bajo Albaicín alza su voz una asociación de vecinos que nunca se calla. Lola Boloix encabeza este grupo que se reúne en su sede de la calle San José en un habitáculo junto a la iglesia del mismo nombre. Los socios son medio millar, 483 exactamente, y la junta directiva está compuesta por doce personas que se reúnen cada semana, «aunque siempre vienen unas cuantas más y nos reunimos unas veinte. Vale que tendrían que ser doscientas, pero con veinte vamos bien», asume con eficacia.

Cuando se le pregunta por el estado de la participación vecinal, primero habla de la especial configuración del distrito Albaicín, «que cuenta con un barrio como El Fargue, alejado a unos cuantos kilómetros;o el de Haza grande, con sus propios problemas». Sigue y explica que «con el Sacromonte nos llevamos bien porque tenemos las mismas inquietudes. Y con los del Albaicín pues ahora hemos empezado un acercamiento».

Con todo esto significa que «las reivindicaciones a veces se disuelven». Entonces, habla de los dos problemas de la participación, «la financiación, que depende directamente del equipo de gobierno y, en consecuencia, de las ramificaciones políticas». No pasaría si los vecinos participaran sí o sí y pagaran sus cuotas, que en nuestro caso es de diez euros al año. Si tuviéramos financiación podríamos realizar mejor nuestro trabajo sin depender al cien por cien del gobierno local».

Mayte Olalla 
Concejala de UPyD
«La participaciónes un derecho y casi un deber ciudadano»

«La participación vecinal debería ser el primer referente de toda persona. Implica que cualquiera debería conocer qué son y para qué sirven. No solo es un derecho, sino casi un deber ciudadano. La realidad es que no se nos ha educado en la participación social efectiva y aún menos proactiva».

«Es rara la persona que se acerca a su AA VV y si lo hace suele ser para solucionar un problema personal, es decir, por un interés puntual. El resultado es que las personas que están actualmente en las AA VV rara vez representan realmente el sentir de la zona que representan y la asociación real de vecinas».

«El cambio para llegar a una participación real es muy lento y llevará decenas de años y solo será posible si desde la familia y el sistema educativo se potencia una ciudadanía activa y consciente».

ilustracion-vecinosOK-917x1024

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL DEBATE SOBRE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN GRANADA
1-Los datos reales de la participación ciudadana (Lee en este enlace el artículo en el blog Cableados)
2-Puntos fuertes y puntos débiles del movimiento vecinal
(Lee en este enlace el artículo en el blog Cableados con las opiniones de los concejales del Partido Popular e Izquierda Unida)
(Lee en este enlace el artículo en Cableados con la opinión de la concejala del Partido Socialista)
3-Cómo aumentar y mejorar la participación vecinal en Granada
4-Cómo gestionar mejor las asociaciones de vecinos y los distritos
Los puntos 3 y 4 conforman el post en Cableados titulado ‘Tres recetas para aumentar la Participación Ciudadana’ (Lee el post completo en este link)
5-Las ramificaciones políticas del movimiento vecinal (Leer el artículo en este link)

CRÉDITOS
En la fotografía de Luna Ojeda, Vecinos de la zona norte de Granada protestan en la plaza del Carmen en contra de la marginalidad, desempleo y delincuencia que existe en el barrio.

2 comments on “El aletargado movimiento vecinal de Granada”

  1. No hay derecho a la entrevista tan agresiva que le hace usted al presidente de la Asociación de Vecinos, acusándole veladamente de todo lo que se le ocurre. No lo conozco, pero creo que las dudas que usted vierte contra él, son una pasada, por decirlo suavemente. El principio condenatorio, en vez de la presunción de inocencia, es tremendo.

    • Buenas
      Las entrevistas que realizo a Antonio Ruiz del Zaidín y a Clemente de Casería de Montijo son de los más normalitas
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *