Categoría: 50 veranos

Que mi nombre no se borre de la Historia: Los 50 veranos son las Trece Rosas

13rosas_cami

Cada 5 de agosto muchos escribimos las Trece Rosas, para que su nombre no se borre de la historia. Fue uno de los episodios más crueles de la represión franquista. El 5 de agosto de 1939, trece mujeres, la mitad menores, fueron ejecutadas ante las tapias del cementerio del Este. Su historia sigue viva hoy en forma de libros, teatro, documentales y cine.

Y ahora, dime que tienes problemas

trece

Las Trece Rosas, según Wikipedia
La corta vida de trece rosas, lee su historia en este link

Los 50 Veranos son sed de Sal

yo02

Sal
Todo es Sal
No hay nada más que Sal
Solo quería Sal
Encontré Sal
Viajé Sal
Dormí Sal
Probé Sal
Reí Sal
Esperé Sal
Amé a Sal
Sed de Sal
-Sed de ti,
me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas……
-Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla.
Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.
Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo.
Cómo si hasta mis huesos tienen sed de tus huesos.
Sed de ti, guirnalda atroz y dulce.
Sed de ti que en las noches me muerde como un perro.
Los ojos tienen sed, para qué están tus ojos.
-La boca tiene sed, para qué están tus besos.
El alma está incendiada de estas brasas que te aman.
El cuerpo incendio vivo que ha de quemar tu cuerpo.
De sed. Sed infinita. Sed que busca tu sed.
Y en ella se aniquila como el agua en el fuego.
(Poemas de Pablo Neruda)

yo
Viajé On The Road por toda la Costa y me bañé en Sal
Luego, craneé 5 canciones 5 para empezar a bailar con Sal, cualquier día, cualquier noche.

De momento, pincho en La Estrella el miércoles que viene, día 12 de agosto a partir de medianoche.

 

 

 

Los 50 Veranos son desolación

Batman

Deep Summer
Nos hemos citado Batman y Baudelaire
Uno lleva Luto por el amor que no fue
Y el otro por el que nunca será
Ya no hay Lunas ni hay promesas
Hay secretos en la pared
No quedan Máscaras ni Mentiras
-Qué dirás esta noche pobre alma solitaria,
Qué dirás, corazón, marchito hace tan poco,
A la muy bella, a la muy buena, a la amadísima,
Bajo cuya mirada floreciste de nuevo?
-El orgullo emplearemos en cantar sus loores;
Nada iguala al encanto que hay en su autoridad;
Su carne espiritual tiene un perfume angélico,
Y nos visten con ropas purísimas sus ojos.
-En medio de la noche y de la soledad,
O a través de las calles, del gentío rodeado,
Danza como una antorcha su fantasma en el aire.
-A veces habla y dice: «Yo soy bella y ordeno
Que por amor a mí no améis sino lo Bello;
Soy el Ángel guardián, la Musa y la Madona.
* Cómo explicar la Tormenta de Arena
Suena la música de Manchester que habla de mí y de ti:
I don’t know how to wake the things that sleep inside
I only want to see the light that shines behind your eyes
* Oasis eres
* África y Septiembre

Los besos de los 50 Veranos

Queso ok

-Yo llevo los quesos
-¿Los besos?
-Guarro
-¿Directo?
-Nadie me había pedido nunca que le trajera un queso de un viaje
-Be-So. Te pedí un be-so
-Queso. Un queso. Yo sigo las normas
-Besos. Y lo sabes
-Pues te he traído quesos
-La primera noche me diste un beso
-Call Me
-Y que explote el mundo.

 

Los azules de los 50 veranos

El Balneario

1 de agosto.
Mediterráneo
Un amigo-hermano
Nines
Vino Botani de Málaga, blanco, semi áspero y con gotas dulces.
Sal. Toda la sal del mundo que te rodea y que te abrasa la piel
Sol. Todo el sol de una vida que se refleja en tu sonrisa.
Espetos. Solo los como así en Málaga. Son perfectos
Boquerones alimonados, enlimonados o como se diga, con una suave salsa ali oli como en plan Tártara. Melosa.
Una ensalada como las hay miles, pero fresca y con unos gambones y algo de miel.
Brecas.
Adolfo, el cocinero que lleva El Balneario de los Baños del Carmen, el corazón de Málaga, el que late en la mar, te pongas como te pongas, desde aquel lejano almuerzo cuando moría el siglo pasado, me dice que han llegado al trasmallo ocho brecas esta misma madrugada. “No es carne fina como la lubina o el besugo o la dorada, pero suelen ser de piscifactoría, y las brecas son de aquí, saben a mar a roca y a sal con el golpe de brasa”. Le respondo que el producto es el producto, una frase que en Donosti es un mantra. Asiente con la cabeza, cocinero de millones de fogones y platos, ante una frase que entiende, respete y oficia. Nos hemos pedido tres de esas brecas de trasmallo, y ni tan siquiera han necesitado limón, tan solo unos sorbos frescos de ese vino blanco malagueño que atiende por Botani.

Balneario

Podría escribir maravillas, de todo lo que me hace sentir Málaga, de todo lo que me ha dado, y de todo lo que me ha hecho sentir durante estos últimos quince largos años. Así que simplemente dedicaré los 50 veranos a los azules de esta tierra que siento como mía y gracias.

PD. Y que me bañaré aquí contigo. Algún día.