GM060203_PERCUSION_04.jpg

Estaba leyendo de carrerilla el listado de las Medallas al Mérito de la Ciudad de Granada, porque uno es curioso y estas cosas de los premios, galardones, honores y distinciones, me molan especialmente:

“(Leer a toda pastilla) El-Ayuntamiento-de-Granada-concederá-por-acuerdo-de-todos-los-grupos-políticos-su -medalla-de-oro-al mérito-a-la-selección-española-de-baloncesto-por-sus-éxitos-y-de-una-manera- especial-por-elegir-a-Granada-como-sede-en-la-primera-fase-del-mundia- de- baloncesto-que-comenzará-el-próximo-mes-de agosto.-La misma-medalla-de-oro-recibirá-la poeta-granadina -Mari-Luz-Escribano-y-se-le-entregará-además-a-la-Virgen-de-la- Amargura,-titular-de-la-hermandad-del-Huerto-de-los-Olivos-por-su-coronación-canónica- prevista-para-2015.-La medalla-de-plata-al-mérito-reconocerá-la-trayectoria-de-Eric-Jiménez… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GUAU-GUA-GUAU!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Eric JIménez, batería de Los Planetas y de Lagartija Nick, un personaje importantísimo del rock que lleva el nombre de la ciudad a Londres o Nueva York y subrayará su papel como referente musical, dice el Ayuntamiento de Granada del músico para explicar la concesión de la Medalal de Plata al Mérito de Granada. NOTICIÓN

NOTICIÓN ¿Por qué?
No tengo el honor de conocer a Erik, ni a ninguno de Los Planetas, aunque el otro día me dijeron que J andaba en el mismo bar del campo del Príncipe con Raimundo Amador. No somos amigos y, a fuer de sinceros, no es que me molen Los Planetas. De hecho, solo conozco una canción, que es la que os pongo en el vídeo inferior, que sí, que me encanta.

Lo que me gusta de Los Planetas es que existan. Y que sean de Granada. Y que cuando voy de rule por las Españas y suena una canción de Los Planetas los compays se me quedan mirando sonriendo y me dicen, Javi, Los Planetas, encantados de escucharlos. Y yo sonrío con ellos y hago como de representante planetario granadino y se lo agradezco.

Los Planetas forman parte, a mi entender, de la Granada que me gusta y me hizo elegir como ciudad donde vivir. Esa ciudad a la que llegué en aquel verano de 1990 y descubrí junto a mis buenos amigos. Una ciudad que celebró en septiembre el Zaidín Rock con un memorable directo de TNT. Ahí conocimos a Jesús Arias y de la mano de JJG y Javier Fuentenebro a toda la peña rockpopera de Graná.

Bebíamos por las noches en la ruta sagrada de Pedro Antonio que incluía los primeros tercios en La Cúpula de plaza Einstein, un bar con dos camareras míticas-míticas-míticas en el que Santi Sevilla vivaqueó el verano completo del 92. Luego íbamos al Ruido Rosa, con su barra a la izquierda. Cuando entrábamos, siempre siempre siempre, el camaretas nos ponía Thunderstruck, de AC/DC. Luego al Factoría y al Local de Gabriel, bar del que es mejor callar y recordar.

Era una Granada que no dormía y que tampoco cerraba los bares. Es la ciudad que la gente mata por visitar y vivir de esta manera que describo y que es la metáfora del rock y del pop que existe en toda la piel de toro, las hispanias y lo único que sobrevivió de los trastos rotos de la Movida.

Y es la Granada que en mi modesta opinión se reconoce, explosión de rabia y ritmo, multicolor y colocada, creativa y fronteriza, díscola, iconoclasta y rebelde. La que nos dejó al mejor Joe Strummer de The Clash con su plaza, que ahora cumple su primer aniversario.

Erik, Zorionak por esta Medalla al Mérito Planetario, porque te lo mereces.
Y también se lo merece Granada.

PD:
Por si no lo sabes, Eric tine un bar putamadrero junto a la Facultad de Derecho, que es un pequeño museo también. Tiene Twitter (Aquí os pongo el link) y Facebook (Desde aquí se llega). Supongo que si te acercas ahora mismo por ahí hay una barra libre mortal.

CRÉDITOS:
La fotografía, de González Molero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *