DOCU_GRUPO

Hay que parar a Vicente. Vicente Aguilera.
El concejal de Participación Ciudadana del gobierno municipal de Granada, teniente de alcalde, y próximo alcalde en funciones durante la primera quincena de agosto, está aprovechando los últimos meses de su responsabilidad al frente de la concejalía para dejar listo un modelo de participación ciudadana y por ende, vecinal, muy diferente al que heredó cuando él llegó.

Todo empezó con la limitación de las subvenciones a las fiestas, que liquidó un modelo subvencionado muy del gusto de muchos de los más populares barrios de la ciudad. Luego siguió el proyecto de ampliación del número de asociaciones de vecinos, algo muy demandado.

Ahora ha presentado una nueva ordenanza municipal de ayudas a los barrios que a primeros de abril del presente año fue presentada al pleno vecinal y que ahora en julio pasará por el pleno general ordinario para su aprobación.

Y el grupo municipal socialista ha decidido denunciar los problemas que entiende que va a engendrar este tipo de organización y, al mismo tiempo, describir todos los problemas que encierra «y que nos llevará a que, cuando el PSOE vuelva a gobernar, esta ordenanza, como el resto de la normativa sobre participación publicada por el PP será derogada para lograr una verdadera activación de la ciudadanía con el movimiento vecinal», ha explicado la concejala socialista Ana Muñoz Arquelladas (Leer su intervención completa en este link).

¿Cuál es el objetivo del grupo municipal socialista entonces?: “Asegurar un verdadero modelo de participación ciudadana en Granada”, defiende Ana Muñoz Arquelladas.

LOS DIEZ PROBLEMAS DE LA ORDENANZA

1-La normativa ideada por el área de Participación Ciudadana nace sin consenso y sin garantizar ni la transparencia ni la pluralidad necesaria en un asunto donde se habla de gestión de dinero público.
2-Pedir que se elimine el criterio de tener un número mínimo de 30 socios porque no es lo mismo la capacidad de captación de socios en barrios pequeños como El Fargue o Sacromonte como la que pueda haber en otros como Albayda o Chana.
3-Primar a las asociaciones que tengan más actividades y, por lo tanto, más gastos en sus sedes, cuando coincide que no son locales municipales.
4-Tener en cuenta la capacidad de dinamización económica que puedan tener las asociaciones de vecinos.
5-Las ayudas tienen que ser valoradas por una comisión en la que tiene que estar la oposición.
6-Disconformidad con que la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos quede fuera de la regulación de la ordenanza, porque recibe 9.000 euros todos los años.
7-La actual redacción de la ordenanza no suple los defectos con los que fue concebida: opacidad, parcialidad y carente de consenso
8-La ordenanza fomenta la arbitrariedad
9-No tiene en consideración criterios de igualdad, ni de verdadera participación.
10-Anuncia la intención de derogarla en cuanto gobierne el PSOE para lograr una verdadera activación de la ciudadanía con el movimiento vecinal.

 PARTICIPA EN EL DEBATE
-¿Crees que las medidas y ordenanzas aprobadas por el gobierno del municipal del PP incentivan l aparticipación ciudadana en la ciudad?
-¿Estás de acuerdo con el modelo de estructura vecinal impulsado por el Partido Popular de Granada?
-¿Qué piensas de los razonamientos del grupo municipal socialista sobre falta de transparencia y opacidad?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *