AlhambraOK

Hoy he vuelto allí donde solíamos gritar
Todo está congelado
No queda esperanza
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Fueron fugaces
Intensos
Como la Estrella que brilla el doble
Antes de morir joven
Fueron secretos
Y también son eternos
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
Por eso volvemos siempre allí donde solíamos besarnos, silbar y gritar.
Y te das cuenta que la canción cobra vida
Y te preguntas ante el espejo
Sin respuesta

¿A que no sabes donde he vuelto hoy?
Donde solíamos gritar
diez años antes de este ahora sin edad,
aún vive el monstruo y aún no hay paz.
Y en los bancos que escribimos
medio a oscuras, sin pensar,
todos los versos de “Heroes”

* Yo, quisiera poder
nadar, nadar bajo el mar
y nada nada nos alejaría
ser como delfines por siempre jamás
Podemos ser Héroes
un día nada mas
Yo seria el rey
y tu serias la reina
y nada nos separaría
seremos nosotros
un día nada más
Yo, yo puedo acordarme
estar contigo en Berlín
y nada, nada nos separaría
seremos nosotros
un día nada más.

* Y en los hierros que separan
la caída más brutal
siguen las dos iniciales
que escribimos con compás,
ahí están.
Vertical y transversal,
soy grito y soy cristal,
justo el punto medio,
el que tanto odiabas
cuando tú me repetías que
té hundirá y me hundirá,
y solamente el grito nos servirá,
decías “es fácil” y solías empezar.
Y es que el grito siempre vuelve
y con nosotros morirá,
frío y breve como un verso,
escrito en lengua animal.
¡Y siempre está!
Te hundirá y me hundirá
y solamente el grito nos servirá

Mientras gritas te preguntas para qué soñar si estamos dormidos

* Entonces, saltas por fin al vacío
Y vuelas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *