“Si vives en el Centro, te jodes”.
La frase la he oído cientos de veces. Te la dicen con una mezcla de rabieta, envidia y algo más que no atino del todo a descubrir. Se refiere a que si vives en el centro de una ciudad, como es el Realejo en el caso de Granada, tienes unas enormes ventajas pero también tienes que aguantarte. Vale. Lo acepto. Toda decisión en esta vida tiene sus pros y sus contras.

Si vives en una urbanización en un chalet, un poner, en Cúllar Vega, dispondrás de un buen jardín, una barbacoa si así te apetece y su piscinilla para pasar los rigores del verano. Un salón enorme, un garaje para convertirlo en tu retiro y hacer tus chapuzas, tus fiestas y tus aficiones y hasta puedes tener un perro y no tener que sacarlo siquiera a pasear. Eso sí, para ir a Granada te tienes que comer una media de cuarenta minutos al día entre que vas y vuelves.

Si vives en el Realejo como es mi caso, puedes ir a cualquiera de sus mítica tabernas, bares y restaurantes en un paseíto por un empedrado con todo el sabor que apenas dura un par de minutos. Y luego vuelves silbando. No tienes que quedar con los colegas ni con las amigas porque aparecen por los bares sin necesidad de cita alguna. El Realejo es barrio de día y es barrio de noche, tiene un comercio pujante y para las compras diarias no tienes que ir a ningún supermercado, nos bastamos con nuestras fruterías, pescadería, carnicerería, ferretería y todos los demás, como ya lo he contado alguna vez.

Esta reflexión no quita para que la vida en el barrio sea manifiestamente mejorable Y como lo es, un nutrido grupo de vecinos así lo ha hecho y ha decidido manifestarse este pasado sábado por las calles del barrio para terminar leyendo un comunicado en el Campo del Príncipe. La asociación se llama Todos somos Granada y surge como respuesta a la asociación de vecinos del Realejo, a la que tildan de “inoperante”, y que apenas tiene veinte miembros, según las últimas elecciones.

¿Qué piden?
La Asociación Todos Somos Granada pretende “manifestar nuestra disconformidad ante la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento ante las distintas reclamaciones que desde plataformas, colectivos y asociaciones venimos haciendo por la situación del barrio”. “El principal problema que preocupa a los vecinos es el alto nivel de contaminación al que a diario está sometido el Realejo, producido por el gran volumen de tráfico rodado, encontrándonos así ante una “movilidad caótica e insostenible”. “Granada tiene su casco histórico abandonado, es insoportable el problema de movilidad; los atascos y el aire contaminado convierten este barrio en un peligro constante para peatones, ciclistas y vecinos”.

La manifestación transcurrió sin incidentes y supone, según la organización, un pequeño primer paso para las reivindicaciones. Algo se mueve en el Realejo, y no tiene pintas de que se vaya a parar.

MÁS INFORMACIÓN

5 Comentarios en Por un Realejo habitable: Manifestación, Ideas y Diálogo

  1. “Si vives en el Realejo como es mi caso, puedes ir a cualquiera de sus mítica tabernas, bares y restaurantes en un paseíto por un empedrado con todo el sabor que apenas dura un par de minutos. Y luego vuelves silbando. No tienes que quedar con los colegas ni con las amigas porque aparecen por los bares sin necesidad de cita alguna. El Realejo es barrio de día y es barrio de noche, tiene un comercio pujante y para las compras diarias no tienes que ir a ningún supermercado, nos bastamos con nuestras fruterías, pescadería, carnicerería, ferretería y todos los demás, como ya lo he contado alguna vez.”
    Jajaja, te ha quedado de Nobel el comentario. “Comercio pujante!!!!” Madre mía lo que hay que oír. ¿De verdad te crees esta mentira? A ver si despiertas a la realidad y reconoces que el Realejo es un barrio infecto. El caso es que siempre lo ha sido… la única diferencia es que ahora un puñado de wannabes que se han mudado al barrio siguiendo el discurso de cuatro iluminados no pueden ni quieren reconocer que se mudaron a un auténtico estercolero… En fin, lo de siempre.

  2. Buenas noches vecino, no sabes la alegría que siento al escuchar frases como “comercio pujante”. Soy fiel lector tuyo, y hoy no me he podido resistir a escribir. Me duele la boca de defender a capa y espada cada negocio de este bendito barrio, al que tengo la suerte de pertenecer desde que nací, allá por los 80.

    Me encanta la diversidad, la riqueza en cuanto a opiniones, y me complace el espíritu de gente que, en la mayoría de los casos desinteresadamente, lucha por mejorar las condiciones de su barrio y sus vecinos. Yo me incluyo entre esa gente, porque como tú dices en este artículo, compro en “Los Gordos”, visito a “Diego” en su Ferretería para cualquier chapuza en casa, compro el pan en “Ani” o “Conchi” y cómo no, mis desayunos en “El Sota” del Gran Toni y los boqueroncitos fritos a “ca’ Mari”, en el Romeral. Eso sin entrar en las noches de verano en Rossini o en La Ninfa, donde he probado las mejores pizzas de Graná… Seguiría y no acabaría, porque adoro cada esquina de este bendito barrio.

    Pero todo no puede ser bueno, y antes te decía que me gusta la gente que enriquece, que busca crear y dar lo mejor… Pues bien, lo que no comparto con esta plataforma a la que citas en tu artículo es su forma de intervenir, pues ya he escuchado a alguno de sus miembros y me temo que se pasan por alto el porvenir de muchas familias carismáticas de este, NUESTRO barrio. “No queremos coches, no queremos ruido, no queremos humo, ni autobuses ni camiones”. Por favor, ¿Realejo? ¿Es este mi barrio? No entro en política, no quiero que se me tilde de X o de Y. José, yo también PEDÍA A GRITOS nuestra zona verde en el Cuarto Real, y nuestro parking (aunque sea el del Colegio Ave María), y UNA VÍA CON DOS CARRILES en Calle Molinos y otros dos en Calle Santiago… ¡Ya que estamos! Porque me gustaría tardar en salir 2 minutos en vez de 3… Pero ojo, yo con eso no pido que NO pasen los camiones de Coca-Cola, ni de Cervezas Alhambra, ni el Camión de mi amigo de la Frutería Del Pino, ni tampoco que dejen de pasar los autobuses de las Mercedarias o del Rosario, no, o reducir transporte público… Yo no pido nada de eso porque eso es CAMBIAR por completo la vida de muchas familias que viven o trabajan en nuestro barrio. ¿Queremos más zonas verdes? ¿Queremos menos contaminación? ¿Queremos menos vehículos privados molestando a nuestros transportes públicos, taxis con turistas, o transportes de escolares? Pues bien, si las soluciones pasan por “adecuar” la situación a nuestra realidad, adelante. Si las soluciones pasan por “cambiar” la realidad, me niego. Es mi humilde opinión, muy humilde, pero José, créeme que todos los propietarios de los negocios que visito desean que siga habiendo tráfico (ellos lo llaman vida), pregunta en cualquiera de los que te nombro. Hago vida en el barrio, y muchos días permanezco aquí prácticamente las 24 horas, y te puedo decir (que tú lo sabes), que entre las 9 y las 10 de la mañana, y las 14 y las 15 de la tarde, el tráfico aumenta considerablemente… Taxis para la Alhambra, transportes escolares, padres que traen coche a sus hijos a los Colegios, repartidores de mercancías para locales, transporte público, trenecito de Granada…. Espectacular, sí, pero ¿y el resto del día? Este barrio es transitable, es ameno y llamativo para el granadino y para el extranjero. No veo el problema. Enrocarse en la idea SÓLO de querer ir a pie, en bicicleta, o plantar un árbol por cada metro de acera, dando carpetazo al resto de greñuos que aman su barrio, sus costumbres, sus bares, sus panaderías, sus librerías, sus Colegios… ¿Fuera todo eso? Me parece demasiado inoportuno. Buscar soluciones que no afecten radicalmente tiene que ser el objetivo, no contemplo otro. No me posicione ni con la Asociación ni con esta Plataforma, creo que ambos miran por nosotros, por nuestro barrio, pero creo que las cosas se deben hacer con delicadeza. Establecer horarios para camiones pesados (mercancías claves para nuestros negocios), priorizar en las horas de llegada y salida de nuestros Colegios para que los transportes sean más ágiles de lo que ya son (tremendo cómo se montan los niños en Pavaneras y Molinos, EJEMPLO para los ciudadanos), tenemos suerte de tener tantos Colegios en nuestro barrio, públicos o concertados, establecer horarios de paso para vehículos no residentes en horas punta (así no se forma la cola que el semáforo de la calle Molinos genera), fomentar por supuesto el uso de la bicicleta, el ir a pie, en la medida de lo posible… Todo tiene cabida y no hay que eliminar, hay que sumar. Nuestro barrio es de nuestros vecinos, y vecinos somos todos. Un placer leerte, y siempre Realejo.

    • Maravillosa aportación, pero por alusiones he de decir que pertenezco a la asociación vecina Todos Somos Granada. No he escuchado nunca a mis compañeros de la actual Junta directiva decir: “No queremos coches, no queremos ruido, no queremos humo, ni autobuses ni camiones”. Eso no es cierto… invito a este vecino a sumarse a este nuevo movimiento, que si bien hace tiempo que existe, es desde hace pocos meses que un grupo de vecinos y vecinas tiramos del carro… Tenemos graves problemas de contaminación. Tampoco decimos nada de estos colegios, lo que no nos parece normal es los 13 autobuses de gran tonelaje que atraviesan la calle Molinos… apostamos por los caminos escolares… Fran, vecino como yo de este maravilloso barrio… Ante cualquier duda que te surja sobre lo que estamos trabajando, no lo dudes, contacta con nosotros… los comentarios a veces son infundados o vienen de personas que realmente no saben por lo que salimos a la calle… este es nuestro mail: todossomosgranada@gmail.com
      Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *