Mi abuelo Antonio, el padre de mi padre, era de Pipaona de Ocón, en La Rioja, más conocida la localidad como ‘Cuatro luces’. Te puedes imaginar por qué. Así que por sangre, tengo un cuarto de riojano que me hace sentirme de lo más orgulloso. Viene a cuento porque he tenido la suerte de recalar varias veces por Logroño. La última vez, por cierto, un frío día de comienzos de enero de 2016, a propósito del Festival Actual, donde resucitó 091 veinte años después del mítico concierto de Maracena.

Logroño tiene una gastronomía de fábula. De sentarse a comer o de tapear a pie de barra. Por esta razón, doy Fe, nos hemos liado Jorge Alacid, periodista del diario La Rioja que tiene un blog sobre gastronomía de lo más sabroso, ‘Logroño en sus bares’, se llama, y estamos recomendando a nuestros lectores las mejores tapas de Logroño y Granada.

Jorge Alacid ha roto el hielo y ya ha publicado un artículo con el título ‘ Diez pinchos de Logroño… para un amigo de Granada‘ . Esta semana que viene, me toca a mí recomendar una buena selección de bocados granaínos para sus lectores riojanos. Mucho pescaíto del Sur, mucha tradición nazarí y mucho producto natural de la Vega de Granada, Y un par de platos que me encantan que se han colado en esta lista por derecho.

Recuerdo que la costumbre granaína es ofrecer una taa con la bebida y a veces son tan generosas que son bocadillos o platos enteros con colmo de calaamres con patatas. Por eso, verás que en la mayoría de las sugerencias pongo un plato a pedir que se paga y la tapa que suelen ofrecer en primer lugar como cortesía. #ÑamÑam

1-La Esquinita de Javi – Coquinas


Un plato de coquinas en La Esquinita de Javi y a volar en el océano de la felicidad. Frescas como ellas solas llegan a ser descaradas. Ese punto de sal y el contrapunto, leve, limonero, es un mar de sabor que pareciera que se ha perdido en el pasado o peor aún, en el último verano que las probamos. Aquí las tienen a diario (salvo lunes) y son un manjar.

La Esquinita de Javi
Plaza Mariana Pineda
Tapa: Arroz que te mueres

2-Patio Braserito – Alcachofas

Mi amigo Paco cree en que la comida se hace con cariño y los mejores productos. Por eso un plato estrella que le llama él, con sus huevos, papas y jamón, se convierte en el Braserito en una cumbre celestial. Y ama los productos de la Vega de Granada, por ejemplo, las alcachofas, que te ofrece de varias maneras todas irresistibles:
-Alcachofas Fritas con Crema de Torta del Casar y Miel de Caña

-Alcachofas con jamón de la Alpujara
-Alcachofas rehogadas con reducción de Pedro Ximénez y Piñones

Patio Braserito
Virgen del Rosario, 7
Tapa: Queso de Cerdo

3-Bar Candela – Guindillas

Mikel, el dueño, es del Antiguo, barrio de Donosti junto a la playa de Ondarreta. Lleva con esta taberna maravillosa cerca de 25 años en el barrio judío del Realejo de Granada. Triunfa con las guindillas, que las ofrece en tapas con las bebidas o en un montadito que llama Donostiarra en honor a nuestra querida ciudad de San Sebastián. Simple como la cocina de la Amatxu: Una rebanada de pan, Bonito del Norte, una anchoa del Cantábrico y una guindilla de las que pique. Chorro de aceite virgen extra del Sur y en dos mordiscos estás pillando olas en la Concha. Te lo juro.

Bar Candela
Calle Santa Escolástica
Barrio del Realejo

Bar Papaupa – Ceviche

Ceviche de vieja receta santanderina, de la provincia colombiana de Santander, de donde Marga, la dueña y cocinera, se la trajo como un cantecito desde su querida ciudad de Cúcuta. Gambas frescas con un aliño distinto para los ceviches a base de zumo de lima y cebolla roja. Si se acabara, cruzarías a nado el Atlántico para probarlo de nuevo. Garantizado. 

Bar Restaurante Papaupa
Calle Molinos
Tapa: Pastel colombiano, con verdura y al horno

5-El Trasgu – Cachopo y croquetas de cecina


Una bechamel suave, como de la abuela, con unos trocicos de cecina de buey que, por supuesto, se deshacen en la boca y, empujadas por una buena sidrina, se asientan en el hueco que nos queda en el estómago después de este recorrido gastronómico. Del cachopo, el reto de comértelo hasta el final.

El Trasgu
Campo del Príncipe
Tapa: Queso asturiano

6-Bodegas Castañeda – Jamón Joselito

El producto es el producto. En las Bodegas Castañeda, añejas y con sabor a taberna de viejo, tienen distribución de jamones Joselito. De tapita te pondrán olivas y unas tiras de queso gastado y potente de sabor. Pide entonces un plato de Joselito y verás que parece que le han sacado brillo a esas lonchas justo antes de sacarlas de la cocina. Pensarás entonces que a veces se nos ha olvidado el sabor, la textura, el olor de un producto único, que cuando pasa por nuestros centros genera tantas dosis de placer que se convierten ya, para siempre, en adicción.

Bodegas Castañeda
Calle Almireceros, esquina con la Calle Elvira y muy cerca de Plaza Nueva
Tapa: Aceitunas y morcilla de Graná

7-Bar Los Caracoles

No tengo claro si este bar es bueno por sus caracoles o por si, simplemente, está en el Albaicín. Un barrio único en el mundo, Patrimonio de la Humanidad, recogido y mágico. Si ahora le sumas a sus calles estrechas una plaza empedrada bajo la sombra frescas de sus árboles, pides una caña y un plato de caracoles, pequeños, en cazuelita de barro, con una salsa picantita… Te chuparás los dedos. 

Bar Los Caracoles
(Plaza Aliatar. Albaicín)

8-Chikito – Solomillo Nazarí


Chikito es el apodo del Gran Luis Oruezábal, recientemente fallecido, exjugador del Granada CF y dueño de este rincón de Granada que es el centro del mundo. Aquí se viene a comer recio y rico. Las tapas son gloriosas pero no queda ma´s remedio que sumergirse en las especialidades granaínas, donde encontraremos las típicas habitas con jamón o la tortilla Sacromonte. Pero nos rendimos ante el solomillo Nazarí, que es como suena. Un buen trozo de carne gorda, tierna y sabrosa con una salsa deliciosa, ecléctica, tan misteriosa como la propia magia de la noche y la luna sobre la Alhambra.

Restaurante Chikito
Plaza del Campillo
Tapa: Bolas de ensaladilla

9-Aliatar – Bocadillos



Su lema lo deja claro: desayunos, meriendas y bocadillos. No hay más. pero es todo. Probablemente, dos de las comidas más apreciadas en nuestro país y una forma de prepararla, el sacrosanto bocata, que en este santuario que hay detrás de Puerta Real, el centro geográfico de la ciudad, produce colas en la entrada como si de una santa peregrinación se tratara. Los bocatas se sirven en dos tamaños y siempre ofrecen la posibilidad de acompañarlos con un alioli compacto, denso, tupido y tóxicamente delicioso. Al viejo estilo, tradicional y simple, en las paredes se apuntan las especialidades de la casa, divididas en una ya casi olvidado ‘bocadillos fríos’, y ‘bocadillos calientes’. De toda la vida, y que siga así por siempre jamás.

Bar Aliatar
Calle San Sebastián, 4

10-Cunini – Migas

Cuando mi madre viene a Granada desde San Sebastián, vamos al Cunini. Eso ya es mucho decir. Tiene una decoración retro que te hace sentir especial desde que cruzas el quicio de la puerta. A partir de ahí, a tapear. Hay angulas frescas y marisco fino. En la barra, recomiendo pedir siempre gambas de cualquiera de las maneras y de tapa nos pondrán como detalle unas minicroquetas que te convierten en pez mojado detrás de una roca. Son esos sitios donde el pescado se sirve frito o a la plancha y en el que te puedes permitir un capricho con sabor a pecado. No me resisto a recomendar a mis lectores un plato que descubrí en Granada y que es típico, gusta por igual a niños y mayores y se llama migas. Las migas se comen con lo que quieras, con melón y con granadas, con trocitos de carne o con boquerones. Pruébalas en Cunini, y ya me contarás.

Marisquería Cunini
Plaza Pescadería 14

 

 

1 Comentario en Granada y diez bares para mis amigos riojanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *