Zona Norte – Cableados

Categoría: Zona Norte

Lloran las favelas en Granada

Granada celebra esta semana su primer seminario internacional Con Paz. Se trata de combatir la violencia sin violencia. Quieren compartir sus experiencias para ayudar a los vecinos de Granada que viven en los barrios de la Zona Norte, un distrito en el que el año pasado sucedieron tres asesinatos y donde las mafias de la marihuana han creado un problema de salud pública donde los cortes de electricidad son solamente uno de los efectos colaterales perjudiciales.

Su forma de trabajar nace de “la percepción de que los espacios públicos y las calles de nuestras ciudades pueden ser valiosos espacios de encuentro, de convivencia ciudadana intercultural. Pero también pueden convertirse en espacios de hostilidad, donde los conflictos no son regulados e impera el recelo y la desconfianza. Las comunidades, las ciudades y sus barrios son por tanto espacios privilegiados para construir una cultura de paz, para alcanzar una paz positiva que, como propone Vicent Martínez Guzmán, se sustente en la justicia social, el cuidado de las personas y en los Derechos Humanos”.

Como nos recuerda la Carta de Maré – Manifiesto de las Periferias, las periferias son elementos centrales de la ciudad en tanto que “le proporcionan identidad, sentido y humanidad”. “Entender la ciudad en su pluralidad es reconocer la especificidad de cada territorio y al mismo tiempo afirmar la condición ciudadana y el protagonismo de todos sus residentes”. La construcción de ciudades de paz implica la realización del derecho a la ciudad para toda la ciudadanía y la colaboración multinivel de las administraciones públicas, profesionales y ciudadanos/as en el desarrollo de las políticas públicas. Con este seminario se busca conocer experiencias internacionales en el abordaje de las violencias y la construcción de espacios de paz en contextos de exclusión.

La presentación de este seminario fue el miércoles en el Ayuntamiento de Granada, donde conocimos a expertos venidos de Colombia y México, que compartirán aquí en Granada su experiencia en formar territorios de paz gracias a la cohesión social en su lucha contra el Narco.

También ha venido un profesor de la Universidad de Birmingham que documenta en el Gran Manchester los casos de violencia y abuso policial contra las minorías.

Por la noche, llegaron los brasileños, los que trabajan en las favelas. Tuve la suerte de conocerles y sumarme a la tertulia que siguió a la cena celebrada en un bonito restaurante de Granada. Me encantaron, su acento y su compromiso, sus ganas de trabajar y de ayudar, su absoluto convencimiento en la necesidad de encontrar soluciones para la gente que las necesita. Ella se llama Raquel Villadino, y es la directora del Observatorio de las Favelas de Rio de Janeiro. Nos dimos las buenas noches y nos citamos para seguir hoy.

Esta mañana, las sonrisas han sido lágrimas. Marielle Franco, ha sido asesinada a sangre fría. “Mujer feminista, negra e hija de la favela. Así se definía Marielle Franco, la quinta concejala más votada en las pasadas elecciones municipales de Río de Janeiro (Brasil), celebradas en 2016. Este miércoles, Franco fue asesinada en el centro de la ciudad tras participar en el debate Mujeres negras moviendo estructuras”, escribe en La Marea Luna Gámez.

Los expertos nacionales e internacionales, los trabajadores sociales, los técnicos municipales, los miembros de Anaquerando, los de ICI, todos los participantes, han guardado est amañana un minuto de silencio en recuerdo de Marielle Franco, víctima de la violencia en su lucha por la paz. Las favelas han llorado en Granada. Y las lágrimas de Raquel Willadino, directora del Observatorio de las Favelas de Río de Janeiro son la prueba de que hay que luchar, de que todo el camino está por recorrer. De que el mundo es de los valientes, que pagan con su propia vida su lucha por un mundo mejor.

Comunicado del Seminario Internacional Con Paz

Balas perdidas

Las avenidas son amplias, espaciosas y, por ejemplo, en Joaquina Eguaras, la gente hace deporte, se estira, pasea, va con sus perros, hace running, se sienta en los bancos, le pega a la hebra que decía Miguel Delibes, vive y respira.

Hay plazas y parques. Por ejemplo el 28-F, que rinde homenaje 24 horas al día siete días a la semana 365 días al año a Andalucía desde el corazón de la Zona Norte. Un espacio único donde muchos niños se hacen mayores jugando, que es como hay que hacerse mayores, en la calle y al aire libre. Muy libre.

Entrando en la barriada de La Paz hay una peluquería que siempre tiene la puerta abierta y cuando llegas a la plaza de la Iglesia hay comercios que suministran productos frescos y ves a las maris con sus carritos. Luego, puedes tomarte un café con una buena tostada con aceite mientras los vecinos del barrio se saludan, conversan entre ellos de mesa a mesa y, qué gusto da, echan un vistazo al Ideal del día.

Enfrente hay un puesto de fruta y verdura que es tan barato y tan colorido que contrasta con el panorama de ladrillo rojo visto que predomina en este rincón de, también, la ciudad de la Alhambra.

Cuando subes las amplias avenidas te encuentras con farmacias, garajes, colegios y guarderías. Con el centro cívico y el centro de salud. Las pistas deportivas siempre las veo llenas, a todas horas. Y hay muchos mayores fumando y viendo pasar la vida, que es como hay que ver la vida pasar cuando ya eres mayor, en la calle y bajo el sol de Granada, pintado de color azul cielo.

Me gusta especialmente que hay verde por todos lados, que hay grafitis maravillosos y que hay bullicio de barrio y vida.

Los barrios de la Zona Norte también tienen problemas. Como por ejemplo las Historias sin Luz que contamos cada dos por tres y que han convertido la situación en un problema de salud pública. Y los orígenes y las consecuencias.

También hay balas perdidas, como hemos visto esta mañana con el tiroteo mortal a la luz del día. Una razón poderosa y necesaria para luchar por toda una generación joven que ya protestó esta misma semana en una manifestación.

Una generación de niños que juegan donde hay que jugar, en la calle y al sol. Y unos jóvenes que quieren oportunidades para salir corriendo de estas balas perdidas, condena y sacrificio. Luto y lágrimas para gritar al sol y al viento, con todo el amor que llevas dentro #ILoveZonaNorte

 

 

Zona Norte: “He visto la luz en sus ojos”

No has estado nunca en el centro cívico de Cartuja, detrás de la Guardia Civil, en la Zona Norte. Seguramente, tendrás una idea de lo que se cuece por ahí. Y, seguramente también, estés más que equivocado. Que de todo hay en botica cierto es, pero que los vecinos sufren un problema de salud pública, de merma de sus derechos y, sencillamente, de puto frío, también. Y, además, son humildes, trabajadores y honrados.

Déjame que te cuente lo que han hecho. Han vencido al miedo. O al menos, están en ello. El miedo lo tiene el débil frente al fuerte. Y el fuerte en estos barrios son las grandes compañías que no garantizan sus derechos, ni tan siquiera el servicio, que pagan religiosamente todos ellos, menos los otros fuertes, los cultivadores ilegales de marihuana, que se enganchan ilegalmente a la red eléctrica y según Endesa, son los únicos culpables del desaguisado de frío y hielo.

Déjame  contarte que estos débiles frente a los dos veces fuertes se han unido. Ha sido esta misma semana. Y ha sucedido en este centro cívico. La reunión estaba prevista en la sala donde mensualmente se celebran las juntas de distrito, pero fue tanta gente que tuvieron que habilitar el salón de actos anexo. La buena noticia es que faltaron sillas, que muchos tomaron la palabra, que un chavea les pasaba corriendo el micro para que se oyera alto y fuerte, y que quedaron en que van a seguir.

Se han unido. Ha nacido una nueva marea sin colores, que ya están todos ocupados, ha nacido un grupo de gente que va a luchar por un problema de salud pública y de derechos. Es una Marea de la Luz, y ellos la llevan ahora en sus ojos. Yo lo he visto. He visto la luz en sus ojos.

“El agua del Beiro inundará Granada”

Cuenca OK

El barrio de Casería Montijo denuncia que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir le tiene «marginada» y predice que «cualquier día ocurrirá una catástrofe y que el agua el Beiro inundará Granada».

«No nos escuchan. Nos tienen marginados», denuncia el presidente de la asociación de vecinos de Casería Montijo, en el distrito Norte de la ciudad de Granada, Clemente Arco Liñán. «Y cualquier día ocurrirá una catástrofe», añade. Se refiere al encauzamiento del río Beiro a su paso por este barrio, en el barranco que le separa del campus universitario de Cartuja, en la colina de enfrente.

Un simple vistazo es suficiente para darse cuenta de que el lugar es una suerte de jungla en la que la vegetación crece de forma desorbitada hasta el punto de que oculta el cauce del río hasta justo al entrada al gran colector de cemento. Aunque la ausencia de lluvias hace que el río apenas sea un débil hilillo de agua, los temores de los vecinos les llevan a alertar de que «unas lluvias torrenciales pueden bloquear el conducto, ya que la vegetación y la maleza se acumula desde años, como hemos venido denunciando en cada sesión de las juntas de distrito».

Incluso, el presidente vecinal solicitó en su día una reunión con el responsable de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir: «Pero no quiso escucharme y me dijo que no se iba a limpiar la cuenca del río Beiro». Así que, denuncian los vecinos de Casería Montijo, «lloverá, el agua se llevará la vegetación, se taponará, y el agua del Beiro inundará Granada desde aquí en la Zona Norte hasta la Vega por el Camino de Ronda».

HAY DINERO DE SOBRA

Hay un problema añadido. Hay dinero de sobra para invertir en los cauces de los ríos de Granada. De hecho, el anuncio realizado el mes pasado que llevará a los río Genil yDarro una inversión de diez millones de euros, ha sido la gota que colma el vaso –que no el río– de los vecinos de Casería Montijo.

Este pasado mes de septiembre, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ratificó el compromiso del Ejecutivo con el Ayuntamiento de Granada «para la puesta en marcha de dos de los proyectos más relevantes para la ciudad, como son la restauración hidrológico–forestal de la cuenca del río Darro y la restauración del encauzamiento urbano del río Genil», actuaciones que van a ser desarrolladas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que suponen una inversión de diez millones de euros. Los vecinos, tras conocer la «marginación» de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir hacia el río Beiro y sabe que hay diez millones, se quejan amargamente de que no ven «un céntimo de todo este dineral para, simplemente, limpiar el cauce del Beiro».

El PSOE exige a Torres Hurtado que defienda a los vecinos

El grupo municipal socialista, con su portavoz, Paco Cuenca, al frente, visitó ayer Casería Montijo y recorrió con los vecinos el cauce del río Beiro, donde se acumula suciedad y matorrales. Exigió al alcalde, Torres Hurtado, que defienda ante la Confederación Hidrográfica una actuación urgente «antes de tener que lamentar una desgracia».

MÁS INFORMACIÓN
El PSOE exige la limpieza inmediata del río Beiro en Casería de Montijo (Leer el artículo aquí)

Éxito de las fiestas en Parque Nueva Granada

Parque

El barrio de Parque Nueva Granada ha logrado un año más elaborar un completo programa para su semana cultural y sus fiestas. Durante toda la semana pasada se expusieron los trabajos manuales y las pinturas realizadas durante el año por los vecinos.

El programa empezó el lunes pasado con diversas actividades de dominó y ajedrez y el momento estelar fue la elección de la reina, damas y el míster del barrio. El martes se celebró una merienda para mayores y se homenajeó a los más longevos con un festival de coplas.

Las actividades del miércoles se centraron en el deporte, con fútbol, tenis de mesa, pádel, tenis, baloncesto y otras actividades como zumba o petanca. Ayer jueves los deportes dieron paso a la gastronomía, con un concurso en el que cada vecino aportó su plato dulce y su plato salado para ver quién es el mejor ‘Arguiñano’ del barrio.

El fin de semana llegan los días grandes. El viernes a partir de las ocho de la tarde hubo una sucesión de espectáculos de baile hasta las once de la noche, cuando comenzó la verbena popular. Previamente, a las nueve de la noche, fue el pregón a cargo de la periodista Ana C. Fuentes.

El sábado y el domingo, día final de las fiestas, hubo actividades en Parque Nueva Granada desde las diez de la mañana hasta la madrugada, que incluyeron deportes, bailes y verbenas. El sábado destacaba la misa de las siete de la tarde con la procesión de San Juan Bautista y de la Virgen de los Remedios, acompañados de niños y niñas vestidos de Primera Comunión.

El domingo se dedicó al fútbol, a la gran gincana, a la paella popular y se cerró la semana de la cultura y fiestas del barrio con la verbena popular amenizada por la Orquesta Arena Music.

La junta directiva de la asociación de vecinos Parque Nueva Granada, presidida por José María Rodríguez, invitaba a todos «a las ya tradicionales fiestas en honor a San Juan Bautista, patrono de nuestro barrio». Muy detallosos, expresaron «nuestro sentir para con aquellas personas que por motivos de salud o trabajo no puedan participar en este acontecimiento».

Parque02