DOCU_IDEAL

La esquela que ayer sábado publicaba este periódico no daba pistas sobre el fallecido. Bajo el nombre de Don Luis Granados Barranco, aparece como suele acostumbrar «que falleció en el día de ayer, a los 81 años de edad, habiendo recibido los Santos Sacramentos y la bendición de Su Santidad». A continuación, sus familiares, encabezados por su desconsolada esposa, Concepción Pérez Martínez, y la información sobre el velatorio, conducción del cadáver y misa ‘corpore insepulto’.

El fallecido, Luis Granados Barranco, fue el inventor del vino ‘Mejorana’, un clásico granadino que se despachó desde los años veinte hasta el 16 de agosto de 2011, último día en que abrió la Taberna Granados, en la carrera de la Virgen, establecimiento que continúa con sus puertas abiertas al público, una vez que fue traspasado.

Luis Granados Barranco, que lucía el día del cierre una camiseta en la que se podía leer:«Viva Luis Granados/Viva el ‘Mejorana’/Que no hay otro igual/En toda Granada», se lleva con él el secreto, la fórmula mágica de este vino con el que han convivido varias generaciones de granadinos y granadinas.

Luis Granados Barranco vio hasta sus 77 años pasar la vida desde detrás de la barra de su bar en su esquina de la Carrera de la Virgen. No ha sido un mal sitio. La gente que le quiere le ha venido llamando todo este tiempo «Tito Luis». Y también «El Ferias».

El primero expresa el cariño y la camaradería. El segundo sugiere bullicio y jarana a raudales, prueba de su carácter, de su pendencia y de su sentido del humor, inabarcable.

Las teorías sobre la fórmula exacta y secreto de su vino «Mejorana» han dado mucho que hablar.
Los clientes habituales recordaban que «eso es como la fórmula de la coca cola. Él trae sus vinos y los mezcla. Hace su alquimia, pero no lo dice. Jamás».

Para esta selecta clientela, años de perspicacia y observancia del método de su compadre Luis, les sugirió un camino para destripar la fórmula del secreto mejor guardado de toda Granada: «También le echaría, yerbas, porque era muy aficionado a la Botánica».

El vino se servía hasta el cierre de la taberna como tal en el año 2011 en vaso de chatos y los cobraba a 1,50. Es un vino semidulce. La gente se tomaba su chatico y de tapas ponía frutos secos, tomate, salchichón, chorizo, bacalao… Y a todo le añadía una mezcla de yerbas. Vuelven a aparecer las yerbas. Primero en el vino, luego en las tapas. Descanse en paz.

PD.
Me escribe un amable lector para señalarme agudamente que quizá no fuera Luis el inventor del vino Mejorana, sino su padre, ya que la Taberna Granados abrió en los años veinte. Como quiera que no puedo saberlo, si algún amable lector puede aportar luz sobre este hecho, se agradecerá.

5 comments on “Adiós a La receta secreta del vino ‘mejorana’”

  1. Recuerdo la última vez que estuve en la taberna, estando todavía Luís. Me comentó su idea de trapasar el local y la fórmula del Mejorana «si se la pagaban». Era un señor y un lugar entrañable. Granaíno de pura cepa, con su sentido del humor y su malafollá (en el mejor sentido de la palabra) incluida..
    Me gustaba ir, a pesar de que el Mejorana no me gustaba demasiado. Me encantaban la aceitunas «con yerbas» que ponía de tapa.
    Al menos el local se ha conservado y manteniendo el caracter de bodega antigua que tenía. Y sigue siendo un lugar agradable.

    Descanse en Paz.

  2. Con mi padre conocí el sitio, lugar típico granadino que ha visto pasar la indolente vida granadina delante de sus puertas, con Luis, perdón, DON luis, ha sido para mí un referente de tabernero traba jo malafollá con gracia y salero ,con ese humor que a veces mirabas para otro lado porque creías que no estaba hablando contigo …, cuando penas levantaba dos palmos del suelo iba con mi padre, mis hermanos, mis titos y se formaba una tertulia de humo que apenas veía al que estaba enfrente. Pasaron los años y llevé a mis hijos al mismo lugar que tenía el mismo sabor a recuerdo infantil, sabor a años pasados, olor a taberna de barrio, con esa luz macilente del servicio, bombilla colgante de 25 estos, ayer de agujero en el suelo… En fin, siento la pérdida de ta insigne personaje y casi, por unos pocos años, hubiera llevado también a mi nieto. En cuanto al mejorana yo oí decir que cuando el vino que ponía en el vaso era muy fuerte los clientes le decían «mejoramelo», con lo cuan le echaba un chorreincito de otro vino más dulce y de ahí salió lo del mejorana. En fin, una leyenda urbana más. DESCANSA EN PAZ AMIGO LUIS.

  3. Yo he sido clienta del bar Granados muchisimos años por tener el lugar de trabajo
    cerca,nuestro punto de encuentro al terminar el dia era este,y siempre lo primero nuestro Mejorana con una tapa de tomate aliñado.
    El bar lo gobernaban Luis y su hermano Diego que cuando llego su edad de jubilacion este ultimo
    la acepto,pero luis quiso seguir al frente del negocio unos años mas.
    Respecto a la «receta» del Mejorana la inventaron y elaboraban los dos hermanos.
    El dia del funeral varios amigos y yo hablamos con Diego y estuvimos recordando anecdotas de hace años y nos emocionamos todos.

    Luis te recordaremos siempre

  4. La receta del Mejorana la inventó su padre.Nunca olvidaré el buen humor que siempre tenía mi abuelo, algunas veces me alentó a que yo pusiera una taberna, argumentando que era un requisito indispensable para darme la receta del vino, la cual se ha llevado con él. Le gustaba hacer la broma de ponerse el cigarro al revés en la boca, y pretender encenderlo por el lado equivocado, recuerdo que me decía: -Llevo 60 años haciendo el chiste, y todavía hay gente que pica. Todos en la peña le echaremos mucho de menos.

    El próximo lunes día 19 se celebrará una misa en su nombre en la Basílica Virgen de las Angustias a las 18:45.

    Siempre te llevaré en mi corazón abuelo. D.E.P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *