Cuenca OK

El barrio de Casería Montijo denuncia que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir le tiene «marginada» y predice que «cualquier día ocurrirá una catástrofe y que el agua el Beiro inundará Granada».

«No nos escuchan. Nos tienen marginados», denuncia el presidente de la asociación de vecinos de Casería Montijo, en el distrito Norte de la ciudad de Granada, Clemente Arco Liñán. «Y cualquier día ocurrirá una catástrofe», añade. Se refiere al encauzamiento del río Beiro a su paso por este barrio, en el barranco que le separa del campus universitario de Cartuja, en la colina de enfrente.

Un simple vistazo es suficiente para darse cuenta de que el lugar es una suerte de jungla en la que la vegetación crece de forma desorbitada hasta el punto de que oculta el cauce del río hasta justo al entrada al gran colector de cemento. Aunque la ausencia de lluvias hace que el río apenas sea un débil hilillo de agua, los temores de los vecinos les llevan a alertar de que «unas lluvias torrenciales pueden bloquear el conducto, ya que la vegetación y la maleza se acumula desde años, como hemos venido denunciando en cada sesión de las juntas de distrito».

Incluso, el presidente vecinal solicitó en su día una reunión con el responsable de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir: «Pero no quiso escucharme y me dijo que no se iba a limpiar la cuenca del río Beiro». Así que, denuncian los vecinos de Casería Montijo, «lloverá, el agua se llevará la vegetación, se taponará, y el agua del Beiro inundará Granada desde aquí en la Zona Norte hasta la Vega por el Camino de Ronda».

HAY DINERO DE SOBRA

Hay un problema añadido. Hay dinero de sobra para invertir en los cauces de los ríos de Granada. De hecho, el anuncio realizado el mes pasado que llevará a los río Genil yDarro una inversión de diez millones de euros, ha sido la gota que colma el vaso –que no el río– de los vecinos de Casería Montijo.

Este pasado mes de septiembre, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ratificó el compromiso del Ejecutivo con el Ayuntamiento de Granada «para la puesta en marcha de dos de los proyectos más relevantes para la ciudad, como son la restauración hidrológico–forestal de la cuenca del río Darro y la restauración del encauzamiento urbano del río Genil», actuaciones que van a ser desarrolladas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que suponen una inversión de diez millones de euros. Los vecinos, tras conocer la «marginación» de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir hacia el río Beiro y sabe que hay diez millones, se quejan amargamente de que no ven «un céntimo de todo este dineral para, simplemente, limpiar el cauce del Beiro».

El PSOE exige a Torres Hurtado que defienda a los vecinos

El grupo municipal socialista, con su portavoz, Paco Cuenca, al frente, visitó ayer Casería Montijo y recorrió con los vecinos el cauce del río Beiro, donde se acumula suciedad y matorrales. Exigió al alcalde, Torres Hurtado, que defienda ante la Confederación Hidrográfica una actuación urgente «antes de tener que lamentar una desgracia».

MÁS INFORMACIÓN
El PSOE exige la limpieza inmediata del río Beiro en Casería de Montijo (Leer el artículo aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *