Mi abuelo Antonio, el padre de mi padre, era de Pipaona de Ocón, en La Rioja, más conocida la localidad como ‘Cuatro luces’. Te puedes imaginar por qué. Así que por sangre, tengo un cuarto de riojano que me hace sentirme de lo más orgulloso. Viene a cuento porque he tenido la suerte de recalar varias veces por Logroño. La última vez, por cierto, un frío día de comienzos de enero de 2016, a propósito del Festival Actual, donde resucitó 091 veinte años después del mítico concierto de Maracena.

Logroño tiene una gastronomía de fábula. De sentarse a comer o de tapear a pie de barra. Por esta razón, doy Fe, nos hemos liado Jorge Alacid, periodista del diario La Rioja que tiene un blog sobre gastronomía de lo más sabroso, ‘Logroño en sus bares’, se llama, y vamos a recomendar a nuestros lectores las mejores tapas de Logroño y Granada.

Jorge Alacid ha roto el hielo y ya ha publicado un artículo con el título ‘ Diez pinchos de Logroño… para un amigo de Granada‘ . La semana que viene, me toca a mí recomendar una buena selección de bocados granaínos para sus lectores riojanos.

Disfruta ahora, paladea la enorme selección que trae Jorge para nosotros. Empieza así:

1. Bravas. Las del Jubera. Las hay por doquier repartidas en formato cazuelilla por todo el mapa logroñés, pero como ya advirtieron los lectores de este blog (y ellos no pueden equivocarse): las mejores patatas bravas se sirven en esta acreditada casa de la calle Laurel, antes bautizada como La Mejillonera (yo la sigo llamando así). Despachadas como le gustan a un servidor: con simpatía. Con mucha simpatía. Crujientes por fuera, mullidas por dentro, justas de picante y tarifadas a precios de antes del euro. Gloria bendita: santo y seña de Logroño. (Jubera, calle Laurel 18).

Y ahora, sigue leyendo en este enlace los nueve pinchos restantes en el blog de Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *